Blog 
De Grastronomía
RSS - Blog de Antonio Jesús  Gras

El autor

Blog De Grastronomía - Antonio Jesús  Gras

Antonio Jesús Gras

Cocinero y profesor de cocina. Antiguo pirata, con deseos de encontrar tiempo suficiente para poder escribir y leer todo lo que quisiera. Veneciano de adopción. Canario de orígen. Sueña con retirarse en la isla de El Hierro.

Sobre este blog de Gastronomía

Noticias, recetas, libros, acontecimientos, catas varias, vinos, comentarios personales sobre el bien y el mal de algunos aspectos de la gastronomía que me preocupan. Siempre desde un óptica muy mía. Sin pelos en la lengua.


Archivo

  • 16
    Febrero
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    LA ATALAYA 2009



     

    Perteneciente al grupo Old Vines, donde Miguel Gil (de bodegas Juan Gil y el Nido) tiene mucho que decir. La bodega Atalaya trabaja básicamente con dos tipos de uvas, Garnacha Tintorera y Monastrell, en este caso 85% y 15%. Son cepas viejas, y están situadas entre los 700 y 1000 metros de altitud. Situada en la D.O Almansa, zona de estimables vinos que están alcanzando una portentosa modernidad, pese a la poca atención que muchas veces se le presta por parte del público y la prensa especializada..

    La Atalaya 2009 es un vinazo. Desde que llega a la copa habla de estructura bien armoniosa y nadie piensa en los 15º que tiene. Con una capa muy alta. Hay evidentes diferencias con respecto a su hermano pequeño Laya, donde la Monastrell está más presente en el coupage. Porque aquí estamos ante un vino que más que de tapeo o de barra merece prestársele atención mientras se bebe, por sus notas de tomate seco, por sus bien incorporadas maderas, por un paso en boca melodioso que habla de ausencia de prisas.

    La Atalaya tiene un precio de  7´35 €, lo que lo hace situarse en una gama media asequible, cosa que ahonda aún más en su grandeza. Elegante botella de contenido importante que supondrá una más que franca sorpresa para quien quiera acercarse hasta sus aromas. Tal vez la justicia alada que ilustra su etiqueta nos avisa que nos encontramos ante un vino de peso, para paladares más avezados que quieren acercarse a un vino estimable. Esos vinos que por precios muy ajustados, en catas a ciegas dan grandes sorpresas a sus bodegueros, porque son caballos ganadores de bella línea y elegancia.
     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook