Blog 
De Grastronomía
RSS - Blog de Antonio Jesús  Gras

El autor

Blog De Grastronomía - Antonio Jesús  Gras

Antonio Jesús Gras

Cocinero y profesor de cocina. Antiguo pirata, con deseos de encontrar tiempo suficiente para poder escribir y leer todo lo que quisiera. Veneciano de adopción. Canario de orígen. Sueña con retirarse en la isla de El Hierro.

Sobre este blog de Gastronomía

Noticias, recetas, libros, acontecimientos, catas varias, vinos, comentarios personales sobre el bien y el mal de algunos aspectos de la gastronomía que me preocupan. Siempre desde un óptica muy mía. Sin pelos en la lengua.


Archivo

  • 31
    Agosto
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    LA MANGA, EL INFIERNO PROMETIDO

     

     

     

     

    ¿Dónde está esa raza de hombres de estado, de políticos, que piensan en futuros a largo plazo? Porque el resultado de espacios turísticos como La Manga nos hace pensar en seres sin ningún escrúpulo que han permitido un modelo de cómo convertir algo que podía haber sido singular, en algo que es ejemplar pero en el más negativo de los experimentos turísticos.

    La peticiones de José María Cano, Presidentes de Hostetur, (http://www.laverdad.es/murcia/v/20110827/region/sugerimos-botellon-vaya-recinto-20110827.html),  tienen algo de anacrónicas si no fuera porque son el grito de un grupo empresarial perdido y humillado por las diversas actitudes de talante de los políticos que no nos merecemos.

    Miro el alargado mapa de La Manga y no veo ningún local de restauración al que me apetezca ir, que sea señalado en guías nacionales y que haga algo tan interesante como para desplazarme  una noche de verano. ¿Cómo es posible que no haya hoteles atractivos que ofrezcan otra manera de entender el relax, el ocio y el placer? ¿Locales que mantengan un nivel de servicio aceptable y una oferta de barra, copa de vino y mesa que aun si ser merecedora de estrellas michelines, notas altas en otras guías, invite a descubrir la inventiva de tal cocinero y su equípo, cual sumiller y sus hallazgos o determinado jefe de sala y sus colaboradores?

    ¿Chiringuitos donde no ser apuñalado brutalmente por una cerveza caliente mal tirada y unas patatas de bolsa?

    ¿Esconder el botellón como si de una reserva de simios domesticada se tratara?

    Queremos que lleguen cuantos más turismos mejor” dice el señor Cano. Cuando la idea del turismo no es la cantidad, sino la calidad, Y no estacional, sino constante fluctuación de turistas que vengan, ya sea por el deporte, por las discotecas o por las hermosuras y limpieza de las playas. O a comer. Pero parece que el presente que tenemos no es más un infierno prometido, cumplido, con el que hay que cargar.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook