Blog 
De Grastronomía
RSS - Blog de Antonio Jesús  Gras

El autor

Blog De Grastronomía - Antonio Jesús  Gras

Antonio Jesús Gras

Cocinero y profesor de cocina. Antiguo pirata, con deseos de encontrar tiempo suficiente para poder escribir y leer todo lo que quisiera. Veneciano de adopción. Canario de orígen. Sueña con retirarse en la isla de El Hierro.

Sobre este blog de Gastronomía

Noticias, recetas, libros, acontecimientos, catas varias, vinos, comentarios personales sobre el bien y el mal de algunos aspectos de la gastronomía que me preocupan. Siempre desde un óptica muy mía. Sin pelos en la lengua.


Archivo

  • 15
    Diciembre
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    LA PERVERSIÓN COCINERIL DE LOS NOMBRES

     

     

     

    Es una época peligrosa esta de fin de año. Los cocineros tienen que vender, atraer clientes para llenar sus fiestas de fin de año, y su mejor arma, creen ellos, suele ser los menús que proponen para la noche de san Silvestre. Pero hay algunos, por aquí, por estos Lares, que deben de ver muchas películas de ciencia ficción y se lanzan a nombres de platos tan entretenidos que me dejan, literalmente, boquiabierto.

    Uno de esos platos que me ha llamado la atención es: Tartar de cigalas con jugo de mejillones y su clorofila. ¿Hasta ahí todo correcto?,  ¿ la clorofila no eran los pigmentos que  contienen los organismos, como plantas y algas, que tienen cloroplastos en sus células?. No sabía, y siempre está bien aprender, que las cigalas o los mejillones fuesen  plantas o algas y que por lo tanto pudieran tener clorofila.

    No contento con sus descubrimientos el cocinero nos propone “Sorbete cítrico al vodka con perfecto amor y lío de frambuesa”. Vamos, que uno va a la cena con su pareja ¿y acaba liado con una hermosa frambuesa en un juramento de perfecto amor (no sabía que hubiera legislaciones de perfección sobre el amor)?. Imagino que el titulador de platos se refiere  a ese licor con base de curaçao y alguna frambuesa liofilizada. Osea, que para un sorbete de limón con unas gotas de vodka, coloreado con el licor y unas frambuesas casi rompo con mi pareja con un coctel frío que, como se ha demostrado repetidamente, es muy negativo colocar entre las comidas calientes, y éste joven se empeña en amenazar nuestra salud con teorías atrasadas.

    Eso por no hablar de quien en el menú de nochevieja coloca dos veces Foie, por mucho que una sea de pato, y otra de oca. ¿Es que estos cocineros no se paran a leer en frío sus propuestas?

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook