Blog 
De Grastronomía
RSS - Blog de Antonio Jesús  Gras

El autor

Blog De Grastronomía - Antonio Jesús  Gras

Antonio Jesús Gras

Cocinero y profesor de cocina. Antiguo pirata, con deseos de encontrar tiempo suficiente para poder escribir y leer todo lo que quisiera. Veneciano de adopción. Canario de orígen. Sueña con retirarse en la isla de El Hierro.

Sobre este blog de Gastronomía

Noticias, recetas, libros, acontecimientos, catas varias, vinos, comentarios personales sobre el bien y el mal de algunos aspectos de la gastronomía que me preocupan. Siempre desde un óptica muy mía. Sin pelos en la lengua.


Archivo

  • 17
    Noviembre
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    LO MEJOR DE LA GASTRONOMIA ¿AÚN CONGRESO?

     


     

    El diccionario de la RAE define la palabra Congreso con seis acepciones, de las cuales hay dos que nos vienen como anillo al dedo. La primera dice: Junta de varias personas para deliberar sobre algún negocio. La segunda: Conferencia generalmente periódica en que los miembros de una asociación, cuerpo, organismo, profesión, etc., se reúnen para debatir cuestiones previamente fijadas.

    Durante los años en que “Lo Mejor…” se celebraba en San Sebastián, estos dos conceptos eran válidos. Con la venida hasta Alicante, y la decisión de popularizar y convertir los días alicantinos en una multitudinario acto donde profesionales del sector se cruzan por los pasillos de la feria con parejas en busca de una experiencia gastronómica, unos extranjeros en pantalón corto, o una familia que ante los gritos desasosegados  corren empós de un puesto salvador de helados, o brochetas de frutas bañadas con chocolate.

    Este año las demostraciones gastronómicas que vienen de la mano de interesantes cocineros de muchas partes del mundo han sido generosamente democratizadas. Es decir, ya no se paga por ellas, cosa que podría estar bien, si esas ponencias fueran para aquellos que realmente les interesan los diversos temas que se muestran en los escenarios. Pero he visto utilizar las sillas de estos mini salones de actos para descansar, para comer las abundantes ofertas de la feria, mientras el rumor tremendo y constate que se extiende por todo el recinto, inunda todo.

    Puede ser que éste nuevo concepto  de feria gastronómica funcione como atractivo para reunir nuevos adeptos a la gastronomía y ampliar el turismo hacia la zona alicantina. Pero desfigura el protocolo y el rigor que la gastronomía necesita para ir creciendo y evolucionando. La palabra chabacano: Sin arte o grosero y de mal gusto, me ha girado por la cabeza mientras abandono el recinto, oliendo a cocidos del mundo, y otras perversiones sensoriales.

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook