Blog 
De Grastronomía
RSS - Blog de Antonio Jesús  Gras

El autor

Blog De Grastronomía - Antonio Jesús  Gras

Antonio Jesús Gras

Cocinero y profesor de cocina. Antiguo pirata, con deseos de encontrar tiempo suficiente para poder escribir y leer todo lo que quisiera. Veneciano de adopción. Canario de orígen. Sueña con retirarse en la isla de El Hierro.

Sobre este blog de Gastronomía

Noticias, recetas, libros, acontecimientos, catas varias, vinos, comentarios personales sobre el bien y el mal de algunos aspectos de la gastronomía que me preocupan. Siempre desde un óptica muy mía. Sin pelos en la lengua.


Archivo

  • 16
    Agosto
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    MURCIA 365

     

     

     

    Entre los diez puntos/objetivos que se propone el Ayuntamiento de la ciudad de Murcia, para dinamizar el turismo, el hecho gastronómico vuelve a estar ligeramente olvidado, sólo citado cuando  habla de  Paquetes turísticos: ofertas y descuentos en hoteles comercios, restaurantes, etc, se  hace una ligera referencia.

    Por otra parte el grupo socialista “apuesta por el encanto de las plazas de abasto”, tomando como ejemplo el mercado de San Miguel o San Antón en Madrid, La Boquería en Barcelona, el Central en Valencia, y añadiría yo, el mercado de la Piedra, en Santiago de Compostela, con una media diaria de visitantes de 9.000 personas, y donde se ha producido uno de los locales más novedosos que ha dado la gastronomía española en los últimos años: Abastos 2.0.

    Tanto el Ayuntamiento y sus gestores, como la oposición, parecen vivir en un limbo de buenas intenciones que no tienen muy en cuenta la realidad ni nada que se le parezca.

    ¿De verdad creen que un mercado de Abastos, en la zona de Juan Borbón, montado como el de San Antón, (que según palabras del arquitecto era el modelo que seguiría, y a mí me parece el más desafortunado de los cinco señalados) puede convertirse en una atracción turística?. No sería más sensato hacer lo necesario para que el visitado mercado de Verónicas, o Saavedra Fajardo, por ser estos dos más céntricos, se convirtieran en un referente gastronómico, al estilo del Baluarte de Pamplona, o lleno de actividades como la Boquería.

    La gastronomía murciana está en un eterno momento de olvido. No existe para el panorama nacional. Y las oportunidades que se tienen cuando llega el turismo, quedan resentidas cuando solo se le ofrece las barracas huertanas de las Fiestas de Primavera, o  las de las orillas de Los Alcázares. ¿Por qué no convocar realmente al sector y oírlo?

     

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook