Blog 
De Grastronomía
RSS - Blog de Antonio Jesús  Gras

El autor

Blog De Grastronomía - Antonio Jesús  Gras

Antonio Jesús Gras

Cocinero y profesor de cocina. Antiguo pirata, con deseos de encontrar tiempo suficiente para poder escribir y leer todo lo que quisiera. Veneciano de adopción. Canario de orígen. Sueña con retirarse en la isla de El Hierro.

Sobre este blog de Gastronomía

Noticias, recetas, libros, acontecimientos, catas varias, vinos, comentarios personales sobre el bien y el mal de algunos aspectos de la gastronomía que me preocupan. Siempre desde un óptica muy mía. Sin pelos en la lengua.


Archivo

  • 23
    Febrero
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    NOMBRES DE CARNAVAL: LA PERDICIÓN DE LA NADA EN EL RRCM.


     

    Leo, reconozco que con asombro y cierta incredulidad, la nota de prensa que tiene que a bien enviarme Roberto Fuentes sobre el próximo acto que el activo RRCM.

    Así que resulta que van a celebrar el “I Carnaval Veneciano”.  ¿Acaso la gente no se cansa de pensar que en Venecia el carnaval es absolutamente clasista, y que el frío en las calles sólo hace que el paseo de máscaras sea algo veloz y torpe? ¿Es menos glamuroso hablar del carnaval de Cádiz, de Bahía o de Cabezo de Torres?. Pero bueno, quieren glamour, pues que tengan glamour.

    Pero se  meten en berenjenales innecesariamente. “Se rendirá un homenaje a la gastronomía de ciudades como Tenerife, Venecia o Río de Janeiro”, y resulta que el homenaje es meramente nominal, veamos: Ensalada ‘Río de Janeiro’’, ‘Canelones de txangurro y salsa de foie (el “fegato veneciano siempre es de ternera, no de pato’), mientras que el plato principal consistirá en un ‘Solomillo de ternera con colores de Carnaval’. Y de postre, se servirá una ‘Tarta Tenerife con explosión de chocolate’. Decir esto y nada es lo mismo. Vacío absoluto. Para colmo realizan afirmaciones de este tipo: “Gala sin precedentes en la Región, puesto que nuestro objetivo es trasladar a los murcianos que el restaurante es un espacio abierto a la sociedad, en donde mezclan perfectamente artes como la pintura y la gastronomía”. Le recordaría al asesor, señor Francisco García, que todos los restaurantes, todos, son espacios abiertos a la sociedad, pues viven de ellos, y que en muchos de ellos, la relación arte pintura existe, con más o menos fortuna, eso sí.

    Nombrar las cosas por lo genérico no significa llegar a representar realidades concretas. Y no hacen demasiado hincapié en el mundo de los vinos, debe ser que ni las bebidas populares venecianas como el “vin brulé”, ni sus vinos y espumosos, o las cachaças brasileñas tienen dignidad de fiesta. Hay que ser más precavido. Mucho más. Me parece.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook