Blog 
De Grastronomía
RSS - Blog de Antonio Jesús  Gras

El autor

Blog De Grastronomía - Antonio Jesús  Gras

Antonio Jesús Gras

Cocinero y profesor de cocina. Antiguo pirata, con deseos de encontrar tiempo suficiente para poder escribir y leer todo lo que quisiera. Veneciano de adopción. Canario de orígen. Sueña con retirarse en la isla de El Hierro.

Sobre este blog de Gastronomía

Noticias, recetas, libros, acontecimientos, catas varias, vinos, comentarios personales sobre el bien y el mal de algunos aspectos de la gastronomía que me preocupan. Siempre desde un óptica muy mía. Sin pelos en la lengua.


Archivo

  • 21
    Marzo
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    POR QUÉ DEBEN DE ABRIR POR LA TARDE LOS MERCADOS


     

    Llevo un tiempo muy implicado con al vida diaria del Mercado de Verónicas, incluso he hecho nuevos amigos placeros con los que discuto amigablemente del tema. No tengo ninguna duda de que si éste gremio hiciera un esfuerzo, y soy muy consciente de que el esfuerzo es doble, por parte de ellos y por parte de la mentalidad de la ciudadanía, el resultado de abrir las plazas municipales en horario de tarde sería compensatorio para unos, y útil para otros.

    Las plazas necesitan ir adaptándose a los tiempos. La mujer ya no es únicamente quien hace la compra, y se adaptó al mundo laboral hace mucho tiempo. Hay mucho personal independiente, que prefiere el trato directo de con quien se hace amistad  a diario, que el frío sistema de las grandes superficies. Eso permitiría que un gremio tremendo, como el de los funcionarios, o todos esos profesionales que sólo trabajan en horario matutino, puedan acercarse hasta la vida que significa el Mercado.

    Ellos alegan que deben ser los propios placeros quien lo pidan a la Asociación que vela los intereses de la plaza. Pero yo creo que es obligación de ésta asociación ir por delante de los tiempos, y convertir el Mercado en un centro vivo, turístico, de ocio. Incluso formativo, ahora que tienen en su primera planta el Aula de Cultura Gastronómica que en este primer mes de vida, está funcionando como un torrente de agua fresca que puede ayudar a limpiar viejunos prejuicios sobre la cocina, la gastronomía y ese mundo abierto y fusionador.

    Tal vez dos días a la semana, jueves y viernes, o viernes y sábados, pudieran ser necesarios para comenzar y ver si la transformación comienza a tener sentido. Seguro que la ciudadanía se implicaba y ayudaba a llevar a feliz termino la iniciativa.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook