Blog 
De Grastronomía
RSS - Blog de Antonio Jesús  Gras

El autor

Blog De Grastronomía - Antonio Jesús  Gras

Antonio Jesús Gras

Cocinero y profesor de cocina. Antiguo pirata, con deseos de encontrar tiempo suficiente para poder escribir y leer todo lo que quisiera. Veneciano de adopción. Canario de orígen. Sueña con retirarse en la isla de El Hierro.

Sobre este blog de Gastronomía

Noticias, recetas, libros, acontecimientos, catas varias, vinos, comentarios personales sobre el bien y el mal de algunos aspectos de la gastronomía que me preocupan. Siempre desde un óptica muy mía. Sin pelos en la lengua.


Archivo

  • 02
    Noviembre
    2010

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Un regalo. Una recuperación

     

     

    Antes de salir de viaje mi hermana Nuria, me ha hecho un regalo que ni ella misma se da cuenta del valor que tiene, para mí, lo que ha traído en una pesada bolsa de cruzador de fronteras.

    Durante los años que pasé en casa de mis padres, en una de las estanterías donde descansaban  los libros de cocina se encontraba una colección de libritos de la Editorial Molino. Biblioteca “El ama de casa”. 36 títulos de los que desgraciadamente faltan algunos, no demasiados. Creo que la próxima vez que vaya al dominical mercado de San Antonio, en Barcelona, buscare los libritos que me faltan.

    Me van a permitir que durante unos días me centre en ellos y hable de algunas cosas que me han parecido curiosas al repasar las paginas de estos manuales, sexistas y políticamente incorrectos, que tan buenos recuerdos me traen, y donde he ido a leer, en tardes de soledad casera, las recetas que en ellos estaban escritos, para que la mujer desempañara mejor su tarea en el hogar.

    Desde un prólogo tremendísimo, donde la supuesta autora G Bernard de Ferrer, nos dice que “saber guisar es acaso la habilidad más necesaria para la mujer”, que nos sirve para que pensemos que muchos de los libros de cocina que se han escrito han estado destinados, más que para quien cocina, para las abnegadas amas de casa. Hasta los curiosos “combinados” preparados para los niños, cono esa limonada llamada “imperial” (suave para niños), donde uno de los elementos, amén del zumo de limón y el azúcar es el ¡jerez¡.

     Ahora me pregunto si mi querida madre me dio esos “combinados” en mi tierna infancia, y así he salido yo de animoso: Porque los que recuerdo con verdadera pasión son aquellas “leches de pantera”, donde el ponche iba bien cargadito de coñac. Bendita infancia inocente, mientras, la marionetas de Herta Fraklen movía sus pechos cantando jazz.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook