Blog 
De Grastronomía
RSS - Blog de Antonio Jesús  Gras

El autor

Blog De Grastronomía - Antonio Jesús  Gras

Antonio Jesús Gras

Cocinero y profesor de cocina. Antiguo pirata, con deseos de encontrar tiempo suficiente para poder escribir y leer todo lo que quisiera. Veneciano de adopción. Canario de orígen. Sueña con retirarse en la isla de El Hierro.

Sobre este blog de Gastronomía

Noticias, recetas, libros, acontecimientos, catas varias, vinos, comentarios personales sobre el bien y el mal de algunos aspectos de la gastronomía que me preocupan. Siempre desde un óptica muy mía. Sin pelos en la lengua.


Archivo

  • 09
    Diciembre
    2010

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    UNA QUEDADA IMPRESiONANTE

     

     

    Un grupo de cincuenta  amigos de la web VEREMA (http://www.verema.com/), dedicada al mundo del vino y la gastronomía, ha tenido la festiva y gratificante idea de reunirse para celebrarse. El organizador, en este caso, ha sido murciano, y realizó la convocatoria para el día 6 de Diciembre, proponiéndole el acontecimiento al restaurante El Taller de Casablanca.

    Si tuviera que detallar platos y vinos necesitaría un par de post, sólo con la enumeración, por ello les dejo éste link para que lean, con asombro, lo que éste grupo pudo degustar: http://www.rtecasablanca.com/blog2/Index.php?p=220.

    Está claro, como decía el torero el Gallo, “que hay gente pa tó”.

    La importancia de un hecho de éstas características radica en dos puntos. Uno concerniente al que se sienta en la mesa, otra a quien prepara.

    Los que se sientan llegan de diversos lugares de la geografía nacional, atraídos, como captadores de imágenes o de recuerdos, en buscas de hermosos paisajes, momentos o sabores, que mantendrán en sus memorias. Un encuentro de estas características es algo muy especial. Gente que comparten semejantes gustos, éstos centrados en el mundo del vino y el de la comida.

    Para los organizadores, todo un reto. Ofrecer un menú de nivel, sabiendo que quien se sienta a degustarlo está acostumbrado a ir de restaurantes y además a darles un valor. Pero además ofrecer una colección de vinos de esos que son difíciles de encontrar y de abrir.

    En los dos casos la entrega es absoluta. Reunir a 50 personas que pagan 100€ ya es importante. Componer un menú de 11 platos, más 3 “estaciones” para los aperitivos y una mesa final de  diversos quesos europeos, con sus maridajes correspondientes, sólo está a la altura de quien no sólo tiene conocimientos sino ganas de jugar y activar el aprendizaje.

    La gastronomía personal, como las geografía personales, se conforman con hitos que cada uno coloca en su mapas. Ese día quedará, para todos los que asistimos, como uno de esos pocos donde la locura puede gobernar un mundo y hacerlo más brillante, más hermoso, y repletos de sabores inolvidables. Gracias a Javier, el organizador, y gracias a Casablanca, los constructores del sueño.

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook