Blog 
De Grastronomía
RSS - Blog de Antonio Jesús  Gras

El autor

Blog De Grastronomía - Antonio Jesús  Gras

Antonio Jesús Gras

Cocinero y profesor de cocina. Antiguo pirata, con deseos de encontrar tiempo suficiente para poder escribir y leer todo lo que quisiera. Veneciano de adopción. Canario de orígen. Sueña con retirarse en la isla de El Hierro.

Sobre este blog de Gastronomía

Noticias, recetas, libros, acontecimientos, catas varias, vinos, comentarios personales sobre el bien y el mal de algunos aspectos de la gastronomía que me preocupan. Siempre desde un óptica muy mía. Sin pelos en la lengua.


Archivo

  • 23
    Noviembre
    2010

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    VINOS DULCES


     

    La tercera y última sesión del curso impartido por Pedro Martínez, “dulce pasión, vinos de ensueño”, en el CCT de Murcia, ha tenido una doble realidad. Si por una parte la clase y el viaje propuesto por Pedro Martínez  ha sido excelente, con cata de 12 vinos que han hecho comprobar nuevamente que el abanico de ésta familia de vinos es más compleja que la de los vinos “serenos”, con legislaciones complicadas y farragosas, pero que dan productos tan variopintos en su elaboración como los Tockaj húngaros, felizmente familiares con los Sauternnes franceses, pero tan diversos como los Riesling kabinet alemanes o Alsacianos, por ver algunos de los vinos blancos catados, que nada tienen que ver con los complejos oportos portugueses, los fondillones alicantinos, o los impresionantes PX que se elaboran en Andalucia. Múltiples elaboraciones que perciben la tradición y en algunos casos, como los Vi de Gel que elabora Gramona, ahondan en las nuevas técnicas para tratar de imitar elaboraciones que la tradición, en este caso alemana, borda y culmina como una de las más singulares y grandes obras dentro del mundo de los vinos dulces.

    Pero ante esta oferta generosa tanto por el donente, como por el centro, la respuesta, que siempre había sido entregada por parte del público asistente, ha resultado muy disminuida en ésta ocasión. Algo incomprensible para una zona como la nuestra, donde la formación enológica se presenta tan necesaria e importante, ya que no es frecuente encontrar ni grandes cartas de vinos, ni una atención y un conocimiento sobre un mundo tan amplio y en constante evolución, como es el del vino.

    Por ello resulta doblemente sorprendente la respuesta ha esta última sesión.

    Este curso debería ser una referencia constante dentro de las enseñanzas del CCT, en grupos más reducidos para llegar a trabajos más profundos, ó en grupos más numerosos para abrir los ojos y motivar. Pero vuelve a ser dolorosa la entrega del grupo de profesionales. ¿Cómo es posible que se dejen pasar oportunidades así para poder degustar y conocer vinos que rara vez podrá el trabajador de a pie llegar a saborear? ¿Acaso un Chateau Clos Haut 2003, elaborado con Semillon y Sauvignon, en formato Magnum, es algo sencillo de abrir?, ¿O esa joya que es La bota 12 del equipo Navazos, un PX infinito y magnifico, se puede encontrar en cualquier cata de vinos?.  

    Me ha sorprendido mucho no ver más caras conocidas a lo largo de estas tres jornadas. Debe ser que nuestros profesionales gustan de cierta soledad, de mirarse cierto ombligo, o de tener creencias, opiniones y experiencia que deben de compartir sólo entre unos pocos. Así nos va.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook