Blog 
De Grastronomía
RSS - Blog de Antonio Jesús  Gras

El autor

Blog De Grastronomía - Antonio Jesús  Gras

Antonio Jesús Gras

Cocinero y profesor de cocina. Antiguo pirata, con deseos de encontrar tiempo suficiente para poder escribir y leer todo lo que quisiera. Veneciano de adopción. Canario de orígen. Sueña con retirarse en la isla de El Hierro.

Sobre este blog de Gastronomía

Noticias, recetas, libros, acontecimientos, catas varias, vinos, comentarios personales sobre el bien y el mal de algunos aspectos de la gastronomía que me preocupan. Siempre desde un óptica muy mía. Sin pelos en la lengua.


Archivo

  • 23
    Septiembre
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    VOLVER A LAS CLASES

     

     

     

    Ahora toca el último esfuerzo. Como nuestro curso tiene los tiempos un poco peculiares resulta que nos enfrentamos a las últimas semanas del curso de Cocinero. Las intenciones son, básicamente, preparar un recetario de salvación. Voy a ver si me explico. La cocina diaria, de una casa familiar, de un piso de estudiantes, de quien vive solo, se convierte muchas veces en una difícil tarea para tratar de que ni caiga en el aburrimiento, ni se convierta en monótona y nos encontramos con un mal nivel nutritivo.

    Uno puede ser vegetariano, o comensal a piezas completas, pero la importancia de la variedad, y de las maneras de cocinar, son las que harán que las veces que nos enfrentemos a la cocina sean de manera animosa.

    Por ello les voy a proponer a mis alumnos que creen un menú diario, para una cadencia de 31 días. Eso será más un ejercicio teórico que practico.

    Pues aunque vamos a dedicarle una semana intensa al mundo de las setas y de los hongos, también nos adentraremos en ciertas modalidades de pastelería y panadería, haciendo especial hincapié, esta vez, en panes de maíz. Una harina muy peculiar y que puede ser cocida por celiacos, que tienen graves problemas con el trigo, la cebada, el centeno, el camut  la espelta o la avena.

    Así que una semana seta, otra panes peculiares, y otra dedicada a concebir técnicas con dos elementos muy cotidianos, como son las aves y el salmón. Productos económicos que nos pueden llevar muy lejos si tratamos de reflexionar sobre ellos.

    Estamos por cerrar un ciclo, espero que los nuevos cursos que podamos empezar en fechas próximas  atraigan a nuevos adictos a la cocina. Es tan amplio el camino que a veces resulta curioso darse cuenta de que las cosas vuelven una y otra vez al mismo punto. El aprendizaje.

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook