Blog 
DESDE MI ESPACIO
RSS - Blog de Pedro Negrín Fernández

El autor

Blog DESDE MI ESPACIO - Pedro Negrín Fernández

Pedro Negrín Fernández

Economista. Politólogo. Masón. Republicano. Socialista hasta la médula. Libre-pensador. Un poco Jacobino y muy buena gente. Tolerante y esctricto en lo conciernente a la invasión de la intimidad, ataques contra-natura, ecologismo,intolerancia, xenofobia,ultra-derecha y/o ultra-izquierda...Todo lo qu...

Sobre este blog de Sociedad

Este blog pretende contar, desde mi espacio vital (social, cultural,literario,político,analítico.etc), la realidad de los hechos que me hayan impactado en el día. Sólo eso.Que creo no es poco.


Archivo

  • 29
    Diciembre
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    EL REY FALTÓ A LA VERDAD

     

    Tras la apertura de las Cortes Generales el pasado martes los informativos hicieron hincapié que el rey había comentado en pasillos que en su discurso hablando de “la justicia igual para todos” no se había referido a su yerno, Iñaki Urdangarin. Fue el colmo de todo este despropósito. Apartado previamente el yerno por falta de ejemplaridad, sin la presencia de las Infantas Elena y Cristina, este hoy, el rey, nos toma por tontos. A los dos días ya se ha visto en que ha quedado el sumario del juez José Castro: prevaricación, falsedad documental, fraude a la administración y malversación de fondos públicos. Y todo bajo el amparo de una Corona que “no se enteró” de donde salían los dineros para comprar una mansión en Pedralbes de seis millones, ni del tren millonario de vida de la pareja.

    Ahora bien. ¿Por qué no se le imputa a la Infanta Cristina, hija del rey y socia del yernísimo?.  ¿Es la justicia igual para todos?.  Pues no.  Pero diputados y senadores del PP y PSOE aplaudieron a rabiar al rey el pasado martes. ¡Que vergüenza!.

    Llama también la atención la secuencia. Viaje de la pareja a Washington tras gestiones con Alierta y Almansa para sacarlos de Madrid y llevarlos a resguardo en Washington y trabajar en el Consejo de Telefónica. A ésto se le llama encubrimiento.

    Estallido del caso como pieza separada del caso Palma-Arena.

    Apartado Urdangarin de las fotos por falta de ejemplaridad.

    Alusión a la justicia “igual para todos” pero sin tocar a Cristina. ¿Por qué?.

    Aplauso estruendoso en las Cortes, después de haber obstruido el rey y los distintos gobiernos la posibilidad de control de dinero público a los parlamentarios.

    Imputación de Iñaki, pero no de Cristina.

    Comentario del rey, absolutamente inadecuado, de que no se refería a Urdangarin.

    Conversión de Urdangarin en el gran chivo expiatorio para que nada de ésto salpique a Felipe, a Juan Carlos, a Cristina y a los hijos a quienes los padres, de manera irresponsable, metieron en semejante fregado.

    Loas y más loas de la derecha cavernícola al rey. Entusiasmo contenido e impresentable del portavoz socialista Alonso, silencio de Rubalcaba. ¡Mentiras hipócritas en los medios y apoyo al gran responsable!. ¡Viva el socialismo republicano de Indalecio Prieto!.

    Ninguna encuesta del CIS con preguntas ad hoc.

    Y tratar de pasar página cuanto antes.

    Pues no.

    El tiempo nos ha dado la razón. Esta Monarquía protegida por la censura ha hecho crack y ha demostrado que es una Monarquía corrupta y si el yerno ha hecho lo que le imputan ha sido porque se creía impune e inmune como el suegro. Y solo ha repetido lo que veía en Casa.

    La gente progresista, el nacionalismo democrático, los hijos y nietos de los republicanos, la gente de bien de este país debe gritar con toda la fuerza de sus pulmones: ¡Delenda est Monarchia!. Ya lo dijo Ortega y Gasset en noviembre de 1930. Y a los meses cayó. Pues ésta, que también caiga. Ni ejemplaridad, ni pacto con la Corona, ni nada serio. ¿Para qué sirve este sistema trasnochado y caduco solo protegido por la censura y la falta de control?.  Para nada.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook