Blog 
DESDE MI ESPACIO
RSS - Blog de Pedro Negrín Fernández

El autor

Blog DESDE MI ESPACIO - Pedro Negrín Fernández

Pedro Negrín Fernández

Economista. Politólogo. Masón. Republicano. Socialista hasta la médula. Libre-pensador. Un poco Jacobino y muy buena gente. Tolerante y esctricto en lo conciernente a la invasión de la intimidad, ataques contra-natura, ecologismo,intolerancia, xenofobia,ultra-derecha y/o ultra-izquierda...Todo lo qu...

Sobre este blog de Sociedad

Este blog pretende contar, desde mi espacio vital (social, cultural,literario,político,analítico.etc), la realidad de los hechos que me hayan impactado en el día. Sólo eso.Que creo no es poco.


Archivo

  • 28
    Enero
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    LA OTRA JUSTICIA

    Un histórico que cuenta la historia de otro histórico, un ministro que reforma lo que no reforman dos ministros, lo enérgico por delante de lo urgente, y la ultraderecha religiosa mediática que aplaude... mientras Mariano da la mano a Angela y silba. 'Merkjoy' al ataque. Como Mourinho.
    Manuel Martín Ferrand, que lleva en eso de los medios de derechas desde siempre, o sea, desde que Fraga era ministro de Información y él frecuentaba los platós de TVE de la mano de Alfredo Amestoy entre otros, se acordaba esta semana de la historia que relató alguna vez otro histórico televisivo más tardío y menos de derechas, Luis Carandell, sobre "...un cabrero de Torrelaguna que, en sus días, presumía de haber sido maestro del cardenal Cisneros. 'Hombre de dios', decían sus vecinos, '¿pero qué has podido enseñarle tú, tan ignorante y rústico al cardenal?'. 'A silbar', respondía". Martín Ferrand tomaba prestada la anécdota de Carandell (que tenía muchas y era de fiar, o sea, que se las dejaba a cualquiera) y su ironía para referirse en ABC a la pareja a la que Mariano Rajoy ha encomendado el asunto económico "quizás inspirándose en la experiencia de la Guardia Civil" (se trata de detener la quiebra de España) y señalar que "alguien debería enseñarle a silbar a Cristóbal Montoro". Según MMF, el ministro de Hacienda "parece que trata de tapar el agujero del déficit y la gravedad de la deuda a base de monsergas que en pocas ocasiones coinciden con el discurso de su simétrico Luis De Guindos", y uno no sabe si es que Ferrand es más de Guindos o es que cree que Montoro se ha caído del ídem... hasta que cae en la cuenta de que ambas cosas: "La situación requiere remedios urgentes y enérgicos. Aunque ello le cueste votos a Javier Arenas en los comicios andaluces y nos permita dudar de la capacidad ponedora de la gaviota". Vamos, que MMF pedía un gobierno económico de verdad, que no es decir barato, señor López; y va Rajoy y le tira un Gallardón como respuesta. Lo cuenta Raúl del Pozo en la última de El Mundo de Pedro Jota, que es su propio mundo (según la consultora KPMG aún debe 600 millones de la compra de Marca y en 2011 le ha añadido otros 25 de déficit): el alcalde de la deuda olímpica, por la candidatura y por tamaño, "llegó a un ministerio insignificante y lo convirtió en el Monte Sinaí, del que ha vuelto con las nuevas tablas de la justicia y una ley del aborto". Es decir, que la reforma de la economía se ha quedado en reforma de la justicia, cueste lo que cueste, y lo "urgente" se ha quedado en "enérgico". No sé si me explico.
    En ABC, que es el hermano madrileño de El Correo Español, ven sin embargo imprescindible, como dice su editorial, "un mejor estado de derecho" y una "regeneración ampliamente reclamada desde estas páginas". Ya explicaba El Mundo, en otro editorial y con conocimiento de causa, que la reforma de Gallardón "reconcilia al gobierno con sus votantes". Ahora bien, uno tira de prensa madrileña al día siguiente del anuncio de Gallardón, y lo que primero ve en todas las portadas es a un tal Francisco Camps sonriente... y sin cinturón (se lo juro) tras haber sido declarado "no culpable" del asunto de los trajes en el caso Gürtel, correa en castellano. En todos. La Razón, que es hasta más de derechas que todos los anteriores y desde que Rajoy está en La Moncloa hace oposiciones para convertirse en BOE, titula enorme "Hay Justicia" y parece que se refiere también al expresidente valenciano, pero lo hace en referencia a la reforma de la Justicia que, la presidenta de la AVT, Ángeles Pedraza, en un artículo de opinión, califica como "Nuestro derecho", el magistrado Enrique López, el que impidió consensuar la renovación del TC, considera, agárrense, "Justicia social"; y el vicepresidente del CGPJ, Fernando de Rosa, define como "una batería de positivas medidas que transformarán nuestro sistema de Justicia". Ninguno de ellos, me temo, se refiere a la ley del menor ni la ley del aborto y, la verdad, leyendo a los dos últimos solo cabe preguntarse para qué pretende transformar Gallardón nada si no le hace falta y hasta Camps sale libre por cinco votos a cuatro. Parte de la explicación la da Jesús Maraña, director de Público, quien mantiene su Buzón de voz por si le llegan algo más que facturas. Dice así: "Quienes temían que Rajoy nombrase a Federico Trillo ministro de Justicia aludían al riesgo de una marcha atrás en materias sociales y una excesiva cesión a posiciones ultraconservadoras y religiosas. Cayó bien el nombramiento de Gallardón, cuya imagen siempre ha ocupado el cartel más abierto y moderado del PP. Ayer puso fin a esa leyenda". El exalcalde de la deuda olímpica y desde ahora, según Juan Carlos Escudier, "ministro de la perpetua", trataba en definitiva de contentar a quienes no le veían con buenos ojos, ultraconservadores y religiosos, con una justicia española de verdad. De hecho, hasta Fede, sí, Fede Jiménez Losantos, le respalda en su "De Mourinho a Gallardón" al afirmar que la reforma "merece el apoyo de cualquiera que no se resigne" y comparar a entrenador portugués y ministro hispano porque ambos "han demostrado que no hay maldición que cien años dure". Gallardón, además, da tema de comentario a la oposición y una semana más a Rajoy para hacer algo distinto a contemplar el discurrir de la crisis mientras pasea por Europa de la mano de Angela Merkel, tan regente del reino como lo fue Cisneros en el siglo XV. La foto salió ayer en todos los medios de derechas de siempre, donde ahora que Sarkozy piensa en retirarse no tardarán en convertir Merkozy en Merkjoy.
    Y quizás cuenten que le enseñó a silbar.
     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook