Blog 
DESDE MI ESPACIO
RSS - Blog de Pedro Negrín Fernández

El autor

Blog DESDE MI ESPACIO - Pedro Negrín Fernández

Pedro Negrín Fernández

Economista. Politólogo. Masón. Republicano. Socialista hasta la médula. Libre-pensador. Un poco Jacobino y muy buena gente. Tolerante y esctricto en lo conciernente a la invasión de la intimidad, ataques contra-natura, ecologismo,intolerancia, xenofobia,ultra-derecha y/o ultra-izquierda...Todo lo qu...

Sobre este blog de Sociedad

Este blog pretende contar, desde mi espacio vital (social, cultural,literario,político,analítico.etc), la realidad de los hechos que me hayan impactado en el día. Sólo eso.Que creo no es poco.


Archivo

  • 25
    Febrero
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    LA REPÚBLICA: UNA OPCIÓN DE GOBIERNO

    El título de este artículo podría haber sido también el de alguno de los libros del recordado y siempre asombroso Chumy Chúmez. Según cuentan las personas que saben de las cosas regias, no siempre reales, esas han sido las palabras (“nene, no toques eso, caca”) que le habría dicho en más de una ocasión el Rey a su yerno, a quien se juzgará  como ciudadano por las cosas que hizo como duque en relación con ciertos negocios feos que acaso acaben siendo, además, sucios, puesto que parecen haberle manchado a él las manos y de paso la fama a la institución que representa. Es previsible también que el juicio contra Urdangarin y la posterior sentencia acarreen a esta Corona y a la institución monárquica algún descrédito, del que en principio se beneficiará el republicanismo.
    Probablemente al Rey tales vindicaciones republicanas no le preocuparán en exceso, después de saber que, incluso en estas circunstancias poco favorables para la Corona, él y su hijo gozan en las encuestas de un elevadísimo número de partidarios, más del setenta por ciento de los encuestados. Tal cortejo no lo ha tenido en España ninguna otra figura histórica, aunque por otro lado es más que probable que tampoco el Rey y el Príncipe hayan olvidado que ese pueblo que tanto les quiere hoy, mañana puede mandarlos de nuevo al exilio, porque si algo le ha apasionado al pueblo en este país es largar a sus reyes y reinas al exilio, desde Fernando VII hasta Alfonso XIII y don Juan, pasando por la casticísima Isabel II.
    Dios, origen de la ficción que es toda monarquía y autoficción acaso él mismo, no lo quiera, porque la idea de entrar ahora en la vorágine de una república federal, con regiones enteras amotinadas pugnando por su independencia, resultaría pavorosa. Decía Lenin que el izquierdismo era la enfermedad infantil del comunismo sovietario, pero el nacionalismo, que ha sido la enfermedad infantil de nuestra democracia autonomista, podría llevar a este país a eso que el republicano Bergamín llamó, tan festivo como irresponsable, el “disparadero español”.
    Coinciden en afirmar los que lo han tratado alguna vez que el Rey es alguien principalmente simpático y campechano. Estas cualidades, irrelevantes si habláramos de un científico o de un artista, son, en un rey con tan limitada capacidad gubernativa como la suya, vitales, suficientes. Diríamos incluso que a un rey como él no hay muchas cosas que pueda pedírsele que haga, sino que no haga: hace treinta años, por ejemplo, que no se le viera demasiado por los cuartos de banderas, y ahora, que no deje nunca, como la esposa del César, de parecer honrado. España ha dejado demasiadas veces ya de ser monárquica de la noche a la mañana, y que eso pudiera volver a suceder, tras el periodo más largo de prosperidad y democracia de su historia, es algo que preocupa incluso a los miles de republicanos moderados que desean que esta ficción dure al menos otros treinta y cinco años.
    Todo esto es lo que la prensa y radio ultraderechosa se han dedicado en ir lanzando para que quede en ese subconsciente colectivo las ideas más negativas del republicanismo.
    Pienso personalmente que las encuestas realizadas no dan realmente el valor de las mismas, se han hecho en plena vorágine antimonárquica que desde la prensa de ultraderecha han aventado todo este asunto. Como republicano pienso ver la IIIª Republica, pero la veré como una conquista, no porque la “tradición” manda que se eche a reyes y reinas en España, o porque “ya es hora”. Lo que han olvidado es decir la verdad: España con gobiernos Republicanos es cuando ha alcanzado el mayor y más alto nivel en conquista sociales, científicas, culturales, y generando igualdades económicas básicas. La República es una opción, una buena opción en su momento, a su hora…ni un minuto más ni un minuto menos. Reitero, la IIIª República deberá sr sucedida por la IVª, la Vª…
     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook