Blog 
DESDE MI ESPACIO
RSS - Blog de Pedro Negrín Fernández

El autor

Blog DESDE MI ESPACIO - Pedro Negrín Fernández

Pedro Negrín Fernández

Economista. Politólogo. Masón. Republicano. Socialista hasta la médula. Libre-pensador. Un poco Jacobino y muy buena gente. Tolerante y esctricto en lo conciernente a la invasión de la intimidad, ataques contra-natura, ecologismo,intolerancia, xenofobia,ultra-derecha y/o ultra-izquierda...Todo lo qu...

Sobre este blog de Sociedad

Este blog pretende contar, desde mi espacio vital (social, cultural,literario,político,analítico.etc), la realidad de los hechos que me hayan impactado en el día. Sólo eso.Que creo no es poco.


Archivo

  • 04
    Febrero
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    LO QUE EL PSC CATALÁN NO QUISO EN EL CONGRESO

    Rubalcaba ganó el Congreso por 22 votos de diferencia sobre Carma Chacón. Los socialistas que estamos acostumbrados a tener en nuestros órganos debates profundos, acalorados, con fuerza, sabemos que nuestro Partido, una vez finalizado este Congreso tod@s nos pondremos tras la misma Ejecutiva a defender los intereses y ponencias ganadoras del Congreso, somos democráticos, profundamente democráticos, y limpios, de ahí la grandeza del PSOE ; y en un apresurado análisis, tras hablar con un compañero de la Delegación de Canarias en Sevilla, ya realizaré uno más sosegado y con mayor información. Aquí dejo este post apresurado, meditado, de uno de los posibles cambios de voto con los que se encontró Carma Chacón y su explicación.
    El ardor anti-Chacón de diversos sectores de la opinión pública catalana, entre ellos algunos de la órbita socialista, es perfectamente comprensible.
     La  candidata a la secretaría general del PSOE se enfrentaba, en el interior y en el exterior del partido, a los mismos adversarios que en su momento se opusieron a los llamados capitanes, aquel sector socialista que intentó una renovación del PSC en 1994, no encontró un líder que la encabezara y después, con Maragall al frente del partido, se pusieron a defender todo lo que antes habían pretendido renovar. Me refiero, naturalmente, a los Iceta, Montilla y Zaragoza, su capitulación en la época del Estatut y de los dos gobiernos tripartitos.
     Carmen Chacón es la heredera de los capitanes dentro del PSC, lo fue desde sus inicios y siempre se ha mantenido fiel: pertenece a su segunda generación. Desde el año 2000 su actuación política ha tenido lugar en Madrid, donde ha formado una familia y establecido su residencia habitual. Ciertamente, durante estos años no se ha opuesto públicamente a los desvaríos del PSC y se ha comprometido muy estrechamente con Zapatero. Sin embargo, a pesar de encabezar por dos veces la lista electoral por Barcelona en las elecciones generales, no se ha identificado públicamente con la reciente línea Montilla, su antiguo mentor, menos aún con la línea Maragall, del que nunca fue partidaria.
     Los renovadores del PSC en los años 90, los entonces capitanes, buscaron vanamente un líder con capacidad de arrastre popular. En cierto momento lo encontraron en José Borrell, hombre de izquierdas, no nacionalista, dialéctico implacable. Lo empujaron a presentarse a las primarias del PSOE frente a Joaquín Almunia y triunfó en toda España, en Catalunya de forma abrumadora: el 83 por ciento de los votos fue para Borrell a pesar de que el sector catalanista del PSC no apostara por él.
     Es sabido que la mayoría de delegados del PSC que hoy votaban en el cónclave del PSOE lo harán por Chacón, respaldada por Borrell. Pero 22 de ellos no lo hicieron. La candidata quiere renovar el funcionamiento interno del PSOE,  pero si alcanzaba la secretaría general es muy probable que lo que se renovará será el PSC. Y eso no lo permitió en este Congreso 22 delegad@s de su propia delegación. La línea por la que apostaron los capitanes en 1994 nuevamente no triunfó: ya no se plantearán el falso dilema de si el PSC quiere más a Chacón que a Catalunya, como hizo Montilla en su momento utilizando a Zapatero, sino que se limitarán a expresar, simplemente, que su deseo es el triunfo del partido socialista en Catalunya y en España.
    En el caso de que ello hubiera sido  así, no sólo cambiaría el PSC, sino, muy posiblemente, el sistema de partidos catalanes, dominado ahora por el PUC, el partido unificado de Catalunya que forman ahora CiU, PSC, ERC e ICV. Por esto en el interior y, sobre todo, en el exterior del PSC había tanta inquietud.

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook