Blog 
Desde mi ventana
RSS - Blog de Carlos Campos Acero

El autor

Blog Desde mi ventana - Carlos Campos Acero

Carlos Campos Acero

Maestro de nada y aprendiz de casi todo

Sobre este blog de Nacional

Un blog optimista algo chamuscado por la insoslayable realidad


Archivo

  • 17
    Marzo
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Canarias, unida contra el petróleo

     

     

     

     

    Canarias desde el espacio

     

     

    Al flamante ministro de Industria, Energía y Turismo del gobierno de España y presidente del Partido Popular de Canarias, don Jose Manuel Soria, le llaman en su tierra, las islas Canarias, el "Macho Soria". No por su apolínea figura y su bigotillo de corte clásico a lo charro mexicano, sino por su peculiar talante político más propio de un macho cabrío, y por su forma de embestir a todo aquel que no piensa como él, incluso entre sus "amigos" de partido. De sus "machadas" están las hemerotecas tan llenas que dan para una tesis doctoral. En las islas lo ha sido todo o casi todo: exalcalde de Las Palmas de Gran Canaria, la más populosa ciudad del archipiélago, expresidente del Cabildo de la isla de Gran Canaria, y exvicepresidente del gobierno de Canarias y consejero de Hacienda del mismo. Amigo personal del presidente del gobierno de España, don Mariano Rajoy, su nombramiento como ministro ha sido para él una bendición del cielo, o de la diosa Fortuna. pues su historial pendiente de querellas judiciales múltiples, de haber perdido el PP las elecciones, podrían haberle dejado, literalmente, con el trasero al aire y al pie de los caballos tribunicios.  

     

    Contra la opinión de todas las instituciones representativas de Canarias, el Consejo de Ministros del gobierno de España aprobó ayer la autorización a la petrolera REPSOL para iniciar prospecciones en aguas canarias, en concreto en las proximidades de las islas de Fuerteventura y Lanzarote. La prensa del archipiélago destaca, críticamente, como no podía ser menos, la noticia. En "Canarias Ahora", recalcando el menosprecio del ministro y del gobierno de España a Canarias y los canarios; en "La Provincia", con una entrevista al propio ministro en cuyas respuestas queda meridianamente expuesto el porqué del cariñoso apelativo de "Macho Soria" con el que sus desgraciados paisanos (por tenerle a él como ministro) le reconocemos.

     

    Pero quien le pone la guinda crítica al pastel de la machada soriana es el periodista José Antonio Alemán en su artículo de hoy en "Canarias Ahora", titulado "Una cuestión de dignidad". Porque efectivamente, de eso se trata, de una cuestión de dignidad. Canarias, cuyo único efectivo de supervivencia es el turismo, y en la medida de lo posible, de un turismo de calidad, no puede arriesgar ni hipotecar su futuro en base a unos hipotéticos beneficios futuros de un futuro petróleo cuyos únicos futuros beneficiarios nunca serían los ciudadanos canarios sino los intereses espurios de una compañía petrolera y de sus amigos políticos.

     

    No tengo una especial sensibilidad hacia los ecologistas si por ecología se entiende. únicamente, las disparatadas disquisiciones pseudocientíficas con las que nos obsequian a menudo. Siento un profundo amor y respeto por la Naturaleza, pero la Naturaleza no tiene sentido alguno por sí misma sino la relacionamos con el Hombre (lo siento, el lenguaje políticamente correcto no va conmigo), que es, en feliz expresión de Hannah Arendt, el único que le da sentido al mundo.   

     

    Por una vez, y sin que sirva de precedente, como canario que soy, me pongo del lado del Gobierno de Canarias y de la mayoría de los canarios y en contra del Gobierno de España, y no de los españoles, que lo padecemos.

     

    Y sean felices, por favor, a pesar del gobierno. Tamaragua, amigos. HArendt

     

     

     

     

     

    José Manuel Soria

     

     

     

     

    -- 

    Entrada núm. 1456

    http://harendt.blogspot.com

    "Tanto como saber, me agrada dudar" (Dante)

    "La verdad es una fruta que conviene cogerse muy madura" (Voltaire)

    "La historia del mundo no es un suelo en el que florezca la felicidad. Los tiempos felices son en ella páginas en blanco" (Hegel)

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook