Blog 
Desde mi ventana
RSS - Blog de Carlos Campos Acero

El autor

Blog Desde mi ventana - Carlos Campos Acero

Carlos Campos Acero

Maestro de nada y aprendiz de casi todo

Sobre este blog de Nacional

Un blog optimista algo chamuscado por la insoslayable realidad


Archivo

  • 11
    Noviembre
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Cuentos para la edad adulta. Hoy, "Parábola del trueque", de Ju



    Cuentos para la edad adulta. Hoy,

     

     


    El cuento, como género literario, se define por ser una narración breve, oral o escrita, en la que se narra una historia de ficción con un reducido número de personajes, una intriga poco desarrollada y un clímax y desenlace final rápidos. Durante los próximo meses voy a traer hasta el blog algunos de los relatos cortos más famosos de la historia de la literatura universal. Obras de autores como Philip K. Dick, Franz Kafka, Herman Melville, Guy de Maupassant, Julio Cortázar, Alberto Moravia, Juan Rulfo, Jorge Luis Borges, Edgar Allan Poe, Oscar Wilde, Lovecraft, Jack London, Anton Chejov, y otros... Espero que los disfruten. 


    Continúo hoy la serie con el cuento titulado "Parábola del trueque", de Juan José Arreola Zúñiga (1918-2001) escritor, académico y editor mexicano. Trabajó desde muy joven como encuadernador, vendedor ambulante, periodista, mozo de cuerda, cobrador de banco, impresor, comediante, panadero... En 1934 escribió sus tres primeros textos. En 1948 entra a trabajar en el Fondo de Cultura Económica como corrector y autor de solapas y obtiene una beca en El Colegio de México. Su primer libro de cuentos aparece en 1949, editado por el FCE. En 1950 comienza a colaborar en la colección "Los Presentes" y recibe una beca de la Fundación Rockefeller. Poco después publica su primera gran obra "Confabulario". Gran aficionado al ajedrez, invitó Guadalajara a un adolescente Bobby Fischer, entonces campeón de ajedrez de los Estados Unidos y que después sería campeón mundial. En cuanto a su formación, escribió: "Soy autodidacto, es cierto. Pero a los doce años y en Zapotlán el Grande leí a Baudelaire, a Walt Whitman y a los principales fundadores de mi estilo: Papini y Marcel Schwob, junto con medio centenar de otros nombres más y menos ilustres". Recibió innumerables premios, entre ellos el Xavier Villarrutia, el Nacional de Periodismo y el Nacional de Lingüística y Literatura de México, así como el de Literatura Latinoamericana y del Caribe.


    Y ahora, como decía Sócrates, "Ιωμεν", nos vamos. Sean felices, por favor, a pesar de todo. Tamaragua, amigos. HArendt




    Cuentos para la edad adulta. Hoy,

    Juan José Arreola




    Entrada núm. 2503

    elblogdeharendt@gmail.com

    La verdad es una fruta que conviene cogerse muy madura (Voltaire)

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook