Blog 
Desde mi ventana
RSS - Blog de Carlos Campos Acero

El autor

Blog Desde mi ventana - Carlos Campos Acero

Carlos Campos Acero

Maestro de nada y aprendiz de casi todo

Sobre este blog de Nacional

Un blog optimista algo chamuscado por la insoslayable realidad


Archivo

  • 21
    Noviembre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Dieu et mon droit

     

     

     

     

    http://www.elpais.com/recorte/20080705elpepivin_2/XLCO/Ies/20080705elpepivin_2.jpg

     

     

     

     

     

    Nicole Muchnik, una conocida escritora y pintora tunecina afincada en Espa√Īa escribi√≥ hace un tiempo en El Pa√≠s un art√≠culo muy cr√≠tico con la iglesia cat√≥lica espa√Īola: "La excepci√≥n religiosa espa√Īola", se titulaba. Y me acord√© hoy de √©l a punto de terminar de releer las casi 800 p√°ginas de "Cristianismo. Esencia e historia" (Trotta, Madrid, 1997), del te√≥logo suizo Hans K√ľng. 


    Se equivoca quien piense que el fen√≥meno religioso me resulta ajeno o indiferente; por el contrario, me interesa much√≠simo y no para combatirlo, cuesti√≥n esa es la que no tengo el menor inter√©s, sino porque me parece un fen√≥meno relevante en la historia del progreso humano y que deber√≠a conocerse y ense√Īarse en las escuelas, eso s√≠, desde la objetividad y la total ausencia de dogmatismo. ¬ŅEl cese, o jubilaci√≥n forzosa si lo prefieren as√≠, de monse√Īor Rouco al frente de la iglesia cat√≥lica espa√Īola har√° que esta camine por derroteros diferentes a los que caracterizaron su mandato? Espero que s√≠.   


    Esta entrada me va a resultar un poco m√°s larga de lo habitual pero no me queda m√°s remedio que hacerlo as√≠ si quiero explicarme. Cuenta K√ľng en el libro citado m√°s arriba refiri√©ndose al pensamiento de Immnauel Kant (1724-1804) sobre la existencia o no existencia de Dios, que fue de extra√Īar que √©l, el ilustrado por antonomasia, superara al mismo tiempo la Ilustraci√≥n en sus tres cr√≠ticas: "Cr√≠tica de la raz√≥n pura" (1781), "Cr√≠tica de la raz√≥n pr√°ctica" (1788) y "Cr√≠tica del juicio" (1790), poniendo l√≠mites estrictos a la ingenua omnipotencia de la raz√≥n respecto del conocimiento de Dios, pero haciendo lo mismo con la fe ingenua. Es claro, dice K√ľng, que no son posibles las demostraciones cient√≠ficas acerca de Dios, sobre la existencia de un Dios que no est√° en el tiempo ni en el espacio y que por consiguiente no es objeto de contemplaci√≥n. Las pruebas de Dios seg√ļn Kant, afirma, no solo han fracasado sino que en modo alguno son te√≥ricamente posibles. Por eso, a√Īade, Kant en la cuesti√≥n del conocimiento de Dios apela no a la raz√≥n te√≥rica sino a la raz√≥n pr√°ctica, que se manifiesta en la actuaci√≥n moral del hombre: Se trata, dice, no solo del ser, sino del deber ser; no solo de ciencia, sino de moral. Dios es, pues, concluye, la condici√≥n de la posibilidad de moralidad. Pues lo siento, pero no me convence Kant, al que no he le√≠do en profundidad, ni K√ľng, al que s√≠ he le√≠do y admiro. Yo no necesito a un Dios eterno para ser un hombre moral


    Llevo unos meses d√°ndole vueltas a la idea de matricularme en alguno de los cursos que imparte el Instituto Superior de Teolog√≠a de Canarias en Las Palmas, pero no acabo de decidirme. Me resulta complicado explicar que puedo sentirme cristiano sin creer en Dios, pero eso es lo mismo que pensaban tambi√©n la fil√≥sofa Simone Weil o el escritor Albert Camus, ambos franceses, por citar solamente dos ejemplos se√Īeros al respecto; ellos cre√≠an en un humanismo cristiano, sin necesidad de un Dios, que yo comparto. 


    A m√≠ ninguna confesi√≥n religiosa me parece un peligro p√ļblico; ya he superado esa fijaci√≥n pueril. Respeto su derecho a existir, a organizarse como mejor crea, a adoctrinar a sus fieles y a exponer libremente su "mensaje", si es que lo tiene... Pero s√≠ me molesta que la iglesia cat√≥lica espa√Īola goce de privilegios inadmisibles e inentendibles en otros pa√≠ses europeos, salvo acaso la excepci√≥n italiana o polaca. Y que no se me diga que el 99,99 por ciento de la poblaci√≥n espa√Īola es cat√≥lica para justificarlos, primero porque no es verdad, y segundo porque una cosa es haber sido bautizado en una confesi√≥n religiosa, y otra muy distinta compartir, aceptar, seguir y cumplir sus preceptos, y no digamos ya considerar que esos preceptos y directrices obligan al conjunto de la sociedad. 


    Sin acritud, y con cierta dosis de iron√≠a, dir√≠a que lo ideal para mi es que ser cat√≥lico, evangelista, luterano, testigo de Jehov√°, musulm√°n, jud√≠o, ortodoxo, ateo, agn√≥stico, etc., etc., etc., resultara tan irrelevante a efectos sociales para los ajenos a la respectiva fe como ser del Real Madrid, el Barcelona o el Numancia F√ļtbol Club... Mientras no sea as√≠ seguir√© siendo esc√©ptico sobre las iglesias y confesiones, sobre "todas ellas", hasta que no demuestren con sus actos que las personas somos, para "todas ellas", m√°s importantes que sus dioses. Y es que remedando el lema nacional de la Gran Breta√Īa que da t√≠tulo a la entrada a m√≠ lo que me gustar√≠a poder decir es: "Dieu est-il?, oui, mais mon droit aussi" (¬ŅDios?, s√≠, pero mi derecho tambi√©n). 


    Sean felices por favor, y ahora, como tambi√©n dec√≠a S√≥crates, "őôŌČőľőĶőĹ": nos vamos. Tamaragua, amigos. HArendt




    Nicole Mucknik



     

     

    Entrada n√ļm. 2195

    elblogdeharendt@gmail.com

    "La verdad es una fruta que conviene cogerse muy madura" (Voltaire)

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook