Blog 
Desde mi ventana
RSS - Blog de Carlos Campos Acero

El autor

Blog Desde mi ventana - Carlos Campos Acero

Carlos Campos Acero

Maestro de nada y aprendiz de casi todo

Sobre este blog de Nacional

Un blog optimista algo chamuscado por la insoslayable realidad


Archivo

  • 23
    Octubre
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Humor & Poesía. Hoy, "Al que ingrato me deja busco amante", de



    Humor & Poesía. Hoy,

    Juana Inés de la Cruz

     

     

    Es muy posible que a algún purista le parezca una blasfemia lo que pretendo hacer durante unas semanas: unir en la misma entrada algunos de los más bellos sonetos de amor y a mis viñetistas cotidianos preferidos. Bien, pues lo siento por los puristas, pero un servidor piensa que hay pocas cosas en la vida más serias que el amor y el humor, así pues, ¿por qué no juntarlos?  Todo ello sin mayores pretensiones, aun reconociendo que meter en el mismo envoltorio un soneto de amor y unas viñetas humorísticas, por muy preñadas que estén de crítica social y realidad cotidiana, puede no resultar una fórmula afortunada. En cualquier caso, espero que sean de su agrado. 


    El soneto es una composición poética compuesta por catorce versos de arte mayor, endecasílabos en su forma clásica, que se organizan en cuatro estrofas: dos cuartetos y dos tercetos. En el primer cuarteto suele presentarse el tema de la composición, tema que el segundo cuarteto amplifica. El primer terceto reflexiona sobre la idea central expresada en los cuartetos. El terceto final, el más emotivo, remata con una reflexión grave o con un sentimiento profundo desatado por los versos anteriores. De Sicilia, el soneto pasó a la Italia central, donde fue también cultivado por los poetas del "dolce stil nuovo" (siglo XIII). A través de la influencia de Petrarca, el soneto se extiende al resto de literaturas europeas.


    Continúo hoy la serie de sonetos de amor con el titulado "Al que ingrato me deja busco amante", de Juana Inés de Asbaje y Ramírez de Santillana, más conocida como sor Juana Inés de la Cruz (1651-1695), religiosa de la Orden de San Jerónimo y escritora novohispana, exponente del Siglo de Oro de la literatura en español. Cultivó la lírica, el auto sacramental y el teatro, así como la prosa. Por la importancia de su obra, recibió los sobrenombres de «el Fénix de América», «la Décima Musa» o «la Décima Musa mexicana». Ocupó, junto a Juan Ruiz de Alarcón y a Carlos de Sigüenza y Góngora, un destacado lugar en la literatura novohispana. En el campo de la lírica, su trabajo se adscribe a los lineamientos del barroco español en su etapa tardía. La producción lírica de Sor Juana, que supone la mitad de su obra, es un crisol donde convergen la cultura de una Nueva España en apogeo, el culteranismo de Góngora y la obra conceptista de Quevedo y Calderón. En sus poemas amorosos la decepción es un recurso muy socorrido. Se observa también, confesada por ella misma, una imitación permanente de la poesía de Luis de Góngora y de sus "Soledades", aunque en una atmósfera distinta a la de él, conocido como Apolo andaluz. El ambiente en Sor Juana siempre es visto como nocturno, onírico, y por momentos hasta complejo y difícil. El estilo predominante de sus obras es el barroco, muy dada a hacer retruécanos, a verbalizar sustantivos y a sustantivar verbos, a acumular tres adjetivos sobre un mismo sustantivo y repartirlos por toda la oración, y otras libertades gramáticas que estaban de moda en su tiempo. Es una maestra en el arte del soneto. Su lírica, testigo del final del barroco hispano, tiene todos los recursos que los grandes poetas del Siglo de Oro emplearon en sus composiciones. A fin de darle un aire de renovación a su poesía, introduce algunas innovaciones técnicas y le imprime su muy particular sello: la versificación, alusiones mitológicas y el hipérbaton.


    Las viñetas de hoy son todas del dibujante canario Morgan y se han publicado recientemente en el diario Canarias7 de Las Palmas de Gran Canaria.


    Y ahora, como decía Sócrates, "Ιωμεν", nos vamos. Sean felices, por favor, a pesar de todo. Tamaragua, amigos. HArendt 

     

     

     

    ***

     

     

     

    AL QUE INGRATO ME DEJA BUSCO AMANTE

     

    Al que ingrato me deja, busco amante;

    al que amante me sigue, dejo ingrata;

    constante adoro a quien mi amor maltrata;

    maltrato a quien mi amor busca constante.

     

    Al que trato de amor, hallo diamante

    y soy diamante al que de amor me trata;

    triunfante quiero ver al que me mata

    y mato a quien me quiere ver triunfante.

     

    Si a éste pago, padece mi deseo; 

    si ruego a aquél, mi pundonor enojo:

    de entrambos modos infeliz me veo.

     

    Pero yo por mejor partido escojo

    de quien no quiero, ser violento empleo,

    que de quien no me quiere, vil despojo.

     

    Sor Juana Inés de la Cruz




    ***




    VIÑETAS DE MORGAN



    Humor & Poesía. Hoy,

     

     

    Humor & Poesía. Hoy,

     

     

    Humor & Poesía. Hoy,

     

     

    Humor & Poesía. Hoy,

     

     

    Humor & Poesía. Hoy,

     

     

    Humor & Poesía. Hoy,

     

     

     

    Entrada núm. 2482

    elblogdeharendt@gmail.com

    La verdad es una fruta que conviene cogerse muy madura (Voltaire)

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook