Blog 
Desde mi ventana
RSS - Blog de Carlos Campos Acero

El autor

Blog Desde mi ventana - Carlos Campos Acero

Carlos Campos Acero

Maestro de nada y aprendiz de casi todo

Sobre este blog de Nacional

Un blog optimista algo chamuscado por la insoslayable realidad


Archivo

  • 06
    Noviembre
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Humor & Poesía. Hoy, "Perdí mi corazón, ¿lo habéis hallado?", d



     

    Humor & Poesía. Hoy,

    Juan Bautista Arriaza

     

     

    Es muy posible que a algún purista le parezca una blasfemia lo que pretendo hacer durante unas semanas: unir en la misma entrada algunos de los más bellos sonetos de amor y a mis viñetistas cotidianos preferidos. Bien, pues lo siento por los puristas, pero un servidor piensa que hay pocas cosas en la vida más serias que el amor y el humor, así pues, ¿por qué no juntarlos?  Todo ello sin mayores pretensiones, aun reconociendo que meter en el mismo envoltorio un soneto de amor y unas viñetas humorísticas, por muy preñadas que estén de crítica social y realidad cotidiana, puede no resultar una fórmula afortunada. En cualquier caso, espero que sean de su agrado. 


    El soneto es una composición poética compuesta por catorce versos de arte mayor, endecasílabos en su forma clásica, que se organizan en cuatro estrofas: dos cuartetos y dos tercetos. En el primer cuarteto suele presentarse el tema de la composición, tema que el segundo cuarteto amplifica. El primer terceto reflexiona sobre la idea central expresada en los cuartetos. El terceto final, el más emotivo, remata con una reflexión grave o con un sentimiento profundo desatado por los versos anteriores. De Sicilia, el soneto pasó a la Italia central, donde fue también cultivado por los poetas del "dolce stil nuovo" (siglo XIII). A través de la influencia de Petrarca, el soneto se extiende al resto de literaturas europeas.


    Continúo hoy la serie de sonetos de amor con el titulado "Perdí mi corazón, ¿lo habéis hallado?", de Juan Bautista Arriaza y Superviela (1770-1837). Poeta español del Neoclasicismo y de la etapa de transición al Romanticismo. En su juventud fue oficial de marina y partidario del absolutismo de Fernando VII. Es conocido sobre todo por sus poemas patrióticos sobre la Guerra de la Independencia Española y por su poema extenso erótico-festivo sobre la danza Terpsícore o las gracias del baile. En 1781, ingresó en el Real Seminario de Nobles para seguir estudios de educación secundaria en una institución que tenía aún presente el magisterio de Jorge Juan. Al año siguiente marcha al Colegio de Artillería de Segovia donde se despierta una vocación encaminada a la Armada Real y marcha para ingresar en la Compañía de Guardamarinas de Cartagena en 1787 alcanzando el grado de alférez de fragata en 1790. Sirve en la guerra contra Francia entre 1793 y 1795, año en que se firma la paz de Basilea. Debido a su actuación en el sitio de Tolón fue ascendido en el transcurso de estas hostilidades a alférez de navío en 1794. En 1796, publica «La compasión», un himno fúnebre para las exequias del duque de Alba y al año siguiente sale a la luz en París su primer libro de versos titulado Primicias. Por esta época edita su poema «A las Bellas Artes». En febrero de 1798, Arriaza solicita la licencia para pasar a la situación de retiro alegando problemas de vista, siéndole concedido. En 1803, se encuentra en Londres como diplomático, pero la batalla de Trafalgar acabó con las buenas relaciones entre los países y debe regresar en 1805 a Madrid. En noviembre de ese mismo año escribe una obra sobre este combate titulada «La tempestad y la guerra». En 1807 publica una traducción en verso del Arte poética de Nicolás Boileau. Más tarde Arriaza marcha a París para regresar a España poco antes del levantamiento del dos de mayo en Madrid. Hasta esas fechas Arriaza se había caracterizado por una poesía ligera, amorosa y de estilo Rococó, pero con los acontecimientos de 1808 comienza a escribir entre ese año y 1810 poesía patriótica, típica de aquellas circunstancias bélicas, como su «Profecía del Pirineo», que inspiró a Francisco de Goya su cuadro El coloso (1808-1814), o «Recuerdos del Dos de Mayo». Su poesía patriótica fue muy divulgada y se transmitió oralmente entre la resistencia española. Tras el apoyo de Inglaterra a España y el consiguiente restablecimiento de las relaciones entre los dos países, Arriaza vuelve a Londres en 1810 para desempeñar de nuevo sus tareas diplomáticas. Poco después de su llegada reúne en un volumen sus Poesías patrióticas. Al siguiente año publica en edición bilingüe un escrito titulado «Observaciones sobre el sistema de guerra de los aliados en la Península Española» que granjeó para la colonia española numerosos apoyos. Manda también editar en Palma de Mallorca sus Ensayos políticos. Con la restauración absolutista fernandina, Arriaza conoce el reconocimiento oficial por su apoyo a la causa patriótica y se le nombra Académico de la Lengua. También fue elegido, en 1824, miembro de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.


    Las viñetas de hoy son de los dibujantes Forges, Gallego y Rey e Idígoras y Pachi, que las publican respectivamente en los diarios El País, el primero, y El Mundo, los dos últimos.

     

    Y ahora, como decía Sócrates, "Ιωμεν", nos vamos. Sean felices, por favor, a pesar de todo. Tamaragua, amigos. HArendt

     

     

     

    ***

     

     

    PERDÍ MI CORAZÓN, ¿LO HABÉIS HALLADO?

     

    Perdí mi corazón -¿lo habéis hallado,

    ninfas del valle en que penando vivo?-

    ayer andando solo y pensativo,

    suspirando mi amor por este prado.

     

    Él huyó de mi pecho desolado

    como el rayo veloz, y tan esquivo

    que yo grité: "Detente, ¡oh fugitivo!"

    y ya no lo vi más por ningún lado.

     

    Si no lo conocéis, como en un ara

    arde en él una hoguera, y cruda herida

    por víctima de Silvia lo declara.

     

    Dadlo, por vuestro bien, que esa homicida

    lo hizo tan infeliz que donde para

    mi corazón, ya no hay placer ni vida.

     

    Juan Bautista Arriaza.

     

     

    ***

     

     

    VIÑETAS DE FORGES, GALLEGO Y REY E IDÍGORAS Y PACHI

     

     

    Humor & Poesía. Hoy,

    Humor & Poesía. Hoy,

    Humor & Poesía. Hoy,

    Humor & Poesía. Hoy,

    Humor & Poesía. Hoy,

    Humor & Poesía. Hoy,

    Humor & Poesía. Hoy,

    Humor & Poesía. Hoy,

    Humor & Poesía. Hoy,

    Humor & Poesía. Hoy,

    Humor & Poesía. Hoy,

    Humor & Poesía. Hoy,

    Humor & Poesía. Hoy,

    Humor & Poesía. Hoy,

    Humor & Poesía. Hoy,

    Humor & Poesía. Hoy,

    Humor & Poesía. Hoy,

     

     

    Entrada núm. 2498

    elblogdeharendt@gmail.com

     

    La verdad es una fruta que conviene cogerse muy madura (Voltaire)

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook