Blog 
Desde mi ventana
RSS - Blog de Carlos Campos Acero

El autor

Blog Desde mi ventana - Carlos Campos Acero

Carlos Campos Acero

Maestro de nada y aprendiz de casi todo

Sobre este blog de Nacional

Un blog optimista algo chamuscado por la insoslayable realidad


Archivo

  • 06
    Enero
    2017

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Personal. Cuento para la Noche de Reyes



    Personal. Cuento para la Noche de Reyes

     

     

    Dedicado a todos los niños del mundo 

    y muy especialmente a mis nietos

    Gabriel, Guillermo y Saúl.

     

     

     

    EL CAMELLO COJITO


    Un cuento navideño 

    de

    Gloria Fuertes

    con dibujos

    de 

    Nacho Gómez


    ***




    Personal. Cuento para la Noche de Reyes

     

     

    El camello se pinchó 

    con un cardo del camino

    y el mecánico Melchor

    le dio vino.




    Personal. Cuento para la Noche de Reyes

     


    Baltasar fue a repostar

    más allá del quinto pino...

    e intranquilo el gran Melchor 

    consultaba su 《Longinos》.



    Personal. Cuento para la Noche de Reyes

     


    -¡No llegamos, no llegamos,

    y el Santo Parto ha venido!

    -son las doce y tres minutos

    y tres reyes se han perdido.




    Personal. Cuento para la Noche de Reyes

     


    El camello cojeando

    más medio muerto que vivo

    va espeluchando su felpa 

    entre los troncos de olivos.


    Acercándose a Gaspar

    Melchor le dijo al oído 

    -Vaya birria de camello

    que en Oriente te han vendido.


    A la entrada de Belén 

    al camello le dio hipo.

    ¡Ay, que tristeza tan grande

    en su belfo y en su tipo!



    Personal. Cuento para la Noche de Reyes

     


    Se iba cayendo la mirra

    a lo largo del camino, 

    Baltasar lleva los cofres,

    Melchor empujaba al bicho.



    Personal. Cuento para la Noche de Reyes



    Y a las tantas ya del alba

    - ya cantaban pajarillos-

    los tres reyes se quedaron

    boquiabiertos e indecisos, 

    oyendo hablar como a un Hombre

    a un Niño recién nacido.

     

     

    Personal. Cuento para la Noche de Reyes

     


    -No quiero oro ni incienso

    ni esos tesoros tan fríos,

    quiero al camello, le quiero.

    ¡Le quiero! -repitió el Niño.


    A pie vuelven los tres reyes

    cabizbajos y afligidos.


    Mientras, el camello echado 

    le hace cosquillas al Niño. 




    Personal. Cuento para la Noche de Reyes

     

     

    FIN

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     



    Esta entrada no hubiera sido posible sin la sugerencia, la colaboración y el empujón final de mi hija Ruth. Y ahora, como decía Sócrates, Ιωμεν: nos vamos. Sean felices, por favor, a pesar de todo. Tamaragua, amigos. ¡Y Feliz Día de Reyes! HArendt

     

     

     
     
     
     

     

     

     

    Personal. Cuento para la Noche de Reyes

    HArendt

     

     



    Entrada núm. 3137

    elblogdeharendt@gmail.com

     
     

    La verdad es una fruta que conviene cogerse muy madura (Voltaire)

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook