Blog 
Desde mi ventana
RSS - Blog de Carlos Campos Acero

El autor

Blog Desde mi ventana - Carlos Campos Acero

Carlos Campos Acero

Maestro de nada y aprendiz de casi todo

Sobre este blog de Nacional

Un blog optimista algo chamuscado por la insoslayable realidad


Archivo

  • 23
    Diciembre
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Poesía y humor: Hoy, "Horas alegres que pasáis volando", de Gut




    Poesía y humor: Hoy,

    Gutierre de Cetina

     

    Es muy posible que a algún purista le parezca una blasfemia lo que pretendo hacer durante unas semanas: unir en la misma entrada algunos de los más bellos sonetos de amor y a mis viñetistas cotidianos preferidos. Bien, pues lo siento por los puristas, pero un servidor piensa que hay pocas cosas en la vida más serias que el amor y el humor, así pues, ¿por qué no juntarlos?  Todo ello sin mayores pretensiones, aun reconociendo que meter en el mismo envoltorio un soneto de amor y unas viñetas humorísticas, por muy preñadas que estén de crítica social y realidad cotidiana, puede no resultar una fórmula afortunada. En cualquier caso, espero que sean de su agrado. 


    El soneto es una composición poética compuesta por catorce versos de arte mayor, endecasílabos en su forma clásica, que se organizan en cuatro estrofas: dos cuartetos y dos tercetos. En el primer cuarteto suele presentarse el tema de la composición, tema que el segundo cuarteto amplifica. El primer terceto reflexiona sobre la idea central expresada en los cuartetos. El terceto final, el más emotivo, remata con una reflexión grave o con un sentimiento profundo desatado por los versos anteriores. De Sicilia, el soneto pasó a la Italia central, donde fue también cultivado por los poetas del "dolce stil nuovo" (siglo XIII). A través de la influencia de Petrarca, el soneto se extiende al resto de literaturas europeas.

     


    Continúo hoy la serie de sonetos de amor con el titulado "Horas alegres que pasáis volando", de Gutierre de Cetina (1520-1557), poeta español del Renacimiento y del Siglo de Oro. De familia noble y acomodada, vivió un largo tiempo en Valencia, en donde fue soldado a las órdenes del emperador Carlos V participando en 154 en la batalla de Argel. Durante su estancia en Italia entró en contacto con la lírica petrarquista que tanto habría de influir en él; leyó a Luigi Tansillo, Ludovico Ariosto y Pietro Bembo, pero su lírica se inspira fundamentalmente en la del toscano Francesco Petrarca, en la del valenciano Ausiàs March y en la del toledano Garcilaso de la Vega. Pasó mucho tiempo en la corte del príncipe de Ascoli, Antonio de Leyva, al que dedicó numerosos poemas, y frecuentó también a Luis de Leyva y al insigne humanista y poeta Diego Hurtado de Mendoza. Adoptó el sobrenombre pastoril de Vandalio y compuso un cancionero petrarquista a una hermosa mujer llamada Laura Gonzaga. A tal dama está dedicado el famoso madrigal que ha pasado a todas las antologías de la poesía en castellano. En este cancionero abundan los sonetos cuya fórmula consiste esencialmente en la traducción de un pensamiento amoroso de Ausiàs March o de Petrarca en los cuartetos y un desarrollo posterior personal en los tercetos. En 1554 volvió Cetina a España y en 1556 marchó a México, donde ya había estado entre 1546 y 1548, con su tío Gonzalo López, que se dirigía allí como contador general. Allí se enamoró otra vez, esta vez de una tal Leonor de Osma, y bajo su ventana fue herido de muerte en 1557 por un rival celoso en Puebla de los Ángeles.


    Las viñetas que acompañan la entrada de hoy son todas del dibujante Ros y se publican habitualmente en el diario El País.


    Y ahora, como decía Sócrates, Ιωμεν: nos vamos. Sean felices, por favor, a pesar de todo. Tamaragua, amigos. HArendt



    ***

     

     

    HORAS ALEGRES QUE PASÁIS VOLANDO

     

    Horas alegres que pasáis volando

    porque a vueltas del bien mayor mal sienta;

    sabrosa noche que en tan dulce afrenta

    el triste despedir me vas mostrando;

     

    importuno reloj que, apresurando

    tu curso, mi dolor me representa;

    estrellas con quien nunca tuve cuenta,

    que mi partida vais acelerando;

     

    gallo que mi pesar has denunciado,

    lucero que mi luz va oscureciendo,

    y tú, mal sosegada y moza aurora,

     

    si en vos cabe dolor de mi cuidado,

    id poco a poco el paso deteniendo,

    si no puede ser más, siquiera un hora.

     

    Gutierre de Cetina

     

     

    ***

     

     

    VIÑETAS 

     

     

    Poesía y humor: Hoy,

    Poesía y humor: Hoy,

    Poesía y humor: Hoy,

    Poesía y humor: Hoy,

    Poesía y humor: Hoy,

    Poesía y humor: Hoy,

    Poesía y humor: Hoy,

    Poesía y humor: Hoy,

    Poesía y humor: Hoy,

    Poesía y humor: Hoy,

    Poesía y humor: Hoy,

    Poesía y humor: Hoy, Poesía y humor: Hoy,

    Poesía y humor: Hoy,

    Poesía y humor: Hoy,

    Poesía y humor: Hoy,

    Poesía y humor: Hoy,

    Poesía y humor: Hoy,

    Poesía y humor: Hoy,

     

     

    Entrada núm. 2547

    elblogdeharendt@gmail.com

     
     

    "La verdad es una fruta que conviene cogerse muy madura" (Voltaire)

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook