Blog 
Desde mi ventana
RSS - Blog de Carlos Campos Acero

El autor

Blog Desde mi ventana - Carlos Campos Acero

Carlos Campos Acero

Maestro de nada y aprendiz de casi todo

Sobre este blog de Nacional

Un blog optimista algo chamuscado por la insoslayable realidad


Archivo

  • 01
    Septiembre
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Poesía y pintura. Hoy, con el conde de Noroña y Pablo Picasso



    Poesía y pintura. Hoy, con el conde de Noroña y Pablo Picasso

    Apolo y las Musas, de Bertel Thorvaldsen

     


    Durante las próxima semanas voy a intentar unir en una misma entrada algunos de los más bellos sonetos de amor en lengua española y de mis pinturas clásicas favoritas. Espero que sean de su agrado. Hoy dedico la entrada al poeta Gaspar María de Nava Álvarez, conde de Noroña, y su soneto Si después de la muerte, todavía, y al pintor Pablo Ruiz Picasso y su cuadro Las señoritas de Avignon. Disfruten de ambos.

     

     

    Poesía y pintura. Hoy, con el conde de Noroña y Pablo Picasso

    Portada de "Poesías", del conde de Noroña



    Gaspar María de Nava Álvarez de Noroña (1760-1815), conde de Noroña, fue un militar, diplomático, dramaturgo y poeta español. Guiándose por el lema horaciano de "Carmina non prius audita... virginibus puerisque canto", Noroña pretendía renovar la poesía española con sus traducciones, contrastando "las composiciones llenas de fuego e imágenes pintorescas" de los orientales y su "calor y entusiasmo" con "las insulsas filosóficas prosas rimadas" de los franceses. Sus "Poesías asiáticas puestas en verso castellano", publicadas póstumamente, son traducciones de las versiones inglesas de Carlyle, Rousseau y Jones e iniciaron el gusto por lo exótico y orientalizante en España. Les dejo con su soneto 

     

     

     

    SI DESPUÉS DE LA MUERTE, TODAVÍA

     

    Si después de la muerte, todavía

    se encuentran nuestras voces dolorosas

    y bajo las heladas duras losas

    abrasa al pecho el fuego que solía,

     

    prosiga el eco de la angustia mía;

    y las verdes colinas que, envidiosas,

    dividen nuestras tumbas silenciosas

    lo aumenten y repitan a porfía;

     

    para que sea al punto conducido

    a Leyla en alas del piadoso viento

    hiriendo con amor sus tierno oído.

     

    Así tendré al morir ese contento,

    que aunque me halle ya a polvo reducido,

    se goce Leyla con mi triste aliento.

     

     

    ***



    Poesía y pintura. Hoy, con el conde de Noroña y Pablo Picasso

    Pablo Picasso  

     


    Pablo Ruiz Picasso (1881-1973) fue un pintor y escultor español, creador, junto con Georges Braque, del cubismo. Es considerado desde el génesis del siglo XX como uno de los mayores pintores de la historia del arte. Participó en muchos movimientos artísticos que se propagaron por el mundo y ejercieron una gran influencia en otros grandes artistas de su tiempo. Laborioso y prolífico, pintó más de dos mil obras, presentes en museos y colecciones de toda Europa y del mundo y abordó otros géneros como el dibujo, el grabado, la ilustración de libros, la escultura, la cerámica y el diseño de escenografía y vestuario para montajes teatrales. Su cuadro "Guernica", en el museo Reina Sofía de Madrid, es considerado como la pintura más representativa del siglo XX, pero hoy "Las señoritas de Avignon". Les dejo con él.



    Poesía y pintura. Hoy, con el conde de Noroña y Pablo Picasso

    Las señoritas de Avignon (1907), de Pablo Picasso

     

     

    "Las señoritas de Avignon", o más correctamente, "Las señoritas de la calle de Avinyó", es un cuadro de Picasso pintado en 1907 al óleo sobre lienzo. Sus medidas son 243,9 x 233,7 cms. y se conserva en el Museo de Arte Moderno de Nueva York. Este cuadro, que marca el comienzo de su Periodo africano o Protocubismo, es la referencia clave para hablar de cubismo, del cual es Picasso el máximo exponente. Imprime un nuevo punto de partida donde Picasso elimina todo lo sublime de la tradición rompiendo con el Realismo, los cánones de profundidad espacial y el ideal existente hasta entonces del cuerpo femenino, reducida toda la obra a un conjunto de planos angulares sin fondo ni perspectiva espacial, en el que las formas están marcadas por líneas claro-oscuras. Dos de los rostros, los de aspecto más cubista de los cinco, que asemejan máscaras, se deben a la influencia del arte africano, cuyas manifestaciones culturales comenzaron a ser conocidas en Europa por aquellas fechas, mientras los dos centrales son más afines a las caras de los frescos medievales y las primitivas esculturas ibéricas, el rostro de la izquierda presenta un perfil que recuerda las pinturas egipcias.

     

    Disfruten de soneto y cuadro. Y ahora, como decía Sócrates, Ιωμεν: nos vamos. Sean felices, por favor, a pesar de todo. Tamaragua, amigos. HArendt

     
     

     

     
     
     

     

     
     
     
     

     

     

     

     
     

     

    Poesía y pintura. Hoy, con el conde de Noroña y Pablo Picasso

    HArendt

     

     

     

     

    Entrada núm. 2870

    elblogdeharendt@gmail.com

     
     

    La verdad es una fruta que conviene cogerse muy madura (Voltaire)

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook