Blog 
Desde mi ventana
RSS - Blog de Carlos Campos Acero

El autor

Blog Desde mi ventana - Carlos Campos Acero

Carlos Campos Acero

Maestro de nada y aprendiz de casi todo

Sobre este blog de Nacional

Un blog optimista algo chamuscado por la insoslayable realidad


Archivo

  • 03
    Mayo
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Sobre el gozo de leer y el riesgo de pensar

     

     

     

    La Academia de Atenas (Rafael, 1512, Museos Vaticanos)

     

     


    Lo prometido es deuda, y las deudas siempre acaban por pagarse; unas veces gustosamente, y otras, las m√°s, a la fuerza... Asi pues, como promet√≠a en mi entrada anterior hoy voy a hablar con gusto del por m√≠ siempre respetado profesor, ensayista y escritor Fernando Savater, catedr√°tico de Filosof√≠a en la Universidad Complutense de Madrid. O para resultar un poco m√°s concreto de su libro "Figuraciones m√≠as" (Ariel, Barcelona, 2013), que lleva como subt√≠tulo el que he dado yo a esta entrada de hoy. Es un precioso librito de apenas un centenar y medio de p√°ginas, recopilaci√≥n de otros art√≠culos suyos, que se lee con sumo placer y en los que me veo reflejado, por supuesto p√°lidamente, dada la inconmensurable distancia intelectual que nos separa, al compartir muchas de las opiniones expuestas en el mismo.


    Escrib√≠ sobre el libro, sin haberlo le√≠do, en mi entrada del pasado 15 de marzo, al rese√Īar la cr√≠tica que del mismo se hac√≠a en el n√ļmero de ese mismo mes de Revista de Libros por parte del escritor y bibliotecario Sergio Campos. Y por mor de mi proverbial vaguer√≠a por naturaleza y por que otros saben hacer las rese√Īas cr√≠ticas mucho mejor que yo, a los enlaces citados m√°s arriba me remito.


    Savater se muestra en sus art√≠culos deudor y admirador de autores como Emile Cioran, amigo personal suyo; Ralph Waldo Emerson; P√≠o Baroja; William Shakespeare; Virgina Woolf; Dante; Andr√© Gide; Ray Bradbury; George Orwell; y otros muchos que van salpicando las p√°ginas del libro. No voy a citarlos a todos, pero hay bastantes historias y an√©cdotas sobre los mismos que resultan emotivas, entra√Īables y en todo caso, afortunadas.  


    Es en la segunda parte del mismo, la que titula "La dificultad de educar", en la que Savater se encara con los problemas fundamentales de nuestra sociedad: la espa√Īola, la europea y la universal. Hay en ella dos art√≠culos que me han llamado la atenci√≥n especialmente por mi identificaci√≥n personal con lo expuesto en ellos. 


    Uno, dedicado al "escepticismo", en el que comenta no compartir la puesta en cuesti√≥n del concepto de "verdad" en esta era posmoderna en que nos encontramos. Es evidente, dice en √©l, que la verdad no es absoluta, como tampoco lo es la belleza, el bien o la justicia, pero esa limitaci√≥n no implica, a√Īade, que no exista realmente para todos nosotros y que no tenga, sea donde fuere, elementos comunes. La verdad no la determina las diferencias culturales, sino las exigencias epistemol√≥gicas, pues no ser√° la misma en matem√°ticas, historia o meteorolog√≠a, dice, lo que deber√≠a llevar desde el escepticismo de cada cual a desconfiar del "escepticismo" mismo...


    El segundo art√≠culo del libro que me animo a comentar es de absoluta actualidad; se titula "Que decidan ellos", y va, como no, del tan tra√≠do y llevado concepto del "derecho a decidir". Tras mostrar su reconocimiento a lo dicho al respecto por el escritor Antonio Mu√Īoz Molina en su libro "Todo lo que era s√≥lido", del que ya escrib√≠ en una entrada de febrero pasado, dice Savater: "En una democracia el derecho a decidir es tan intr√≠nseco a los ciudadanos como el derecho a nadar a los peces. De ello se prevalen los separatistas para vender su mercanc√≠a aver√≠ada: ¬Ņqui√©n va a querer renunciar a su "derecho a decidir"? Ahora bien: ¬Ņpor qu√© reclamar esa obviedad con el √©nfasis del que aspira a una conquista, como si hubiese en este pa√≠s ciudadanos de cualquier latitud que carecieran de √©l? Sencillamente, porque lo que solicitan los separatistas no es el derecho a decidir que ya tienen, sino la anulaci√≥n del derecho a decidir que tienen los dem√°s. Lo que se exige no es el derecho a decidir de los catalanes sobre Catalu√Īa o de los vascos sobre el Pa√≠s Vasco, sino que el resto de los espa√Īoles no pueda decidir como ellos sobre esa parte de su propio pa√≠s. O sea, que acepten provisionalmente la mutilaci√≥n de su soberan√≠a hasta que se les imponga de forma definitiva". Se podr√° compartir o no su opini√≥n, faltar√≠a m√°s, pero a m√≠ me parece acertada.


    Este es un blog en el que tiene, por deformaci√≥n profesional de su autor, un peso determinante la "Historia" como disciplina acad√©mica, y las "historias" de los otros como vocaci√≥n escribidora del mismo autor. Termino, pues, con una reflexi√≥n que tampoco es m√≠a, pero que tambi√©n comparto, del que fuera mi profesor de Histor√≠a de la Filosof√≠a en la UNED, don Emilio Lled√≥, en su libro "El origen del di√°logo y la √©tica" (Gredos, Madrid, 2011). Dice as√≠:


    "Hacer historia es saber preguntar al pasado. Y saber preguntar consiste en formular continuamente aquellas encuestas que necesita la soledad del presente, para encontrar compa√Ī√≠a y solidaridad en todo lo que aconteci√≥. Hacer historia es reivindicar la continuidad, humanizar el tiempo, al aceptar las modulaciones que en la monoton√≠a cronol√≥gica ha marcado la voluntad humana. Por eso, hacer historia es, adem√°s, proyectar el futuro, orientarlo en la clarividente recuperaci√≥n de lo que otros hombres hicieron para traernos el presente desde el que historiamos".


    En eso se empe√Īa este blog, con escasa o mayor fortuna, cada d√≠a, cada entrada, cada enlace..., aun a riesgo de equivocarse.


    Y ahora, sean felices, por favor. Y como dec√≠a S√≥crates, "őôŌČőľőĶőĹ": nos vamos. Tamaragua, amigos. HArendt





    Sala de lectura de la Biblioteca Nacional de Espa√Īa, Madrid





    Entrada n√ļm. 2063

    elblogdeharendt@gmail.com

     

    http://harendt.blogspot.com

    Pues tanto como saber me agrada dudar (Dante Alighieri)

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook