Blog 
El Cyberdiario
RSS - Blog de David Arráez

El autor

Blog El Cyberdiario - David Arráez

David Arráez

Responsable del Cyberdiario, sección de tecnología de este periódico en el que estás, y creador de usuarioarraez.com, este curioso personaje no para de meterse en cualquier lío relacionado con la tecnología. Colaborador de diferentes publicaciones y según dice, "dueño del mejor trabajo del mundo: es...

Sobre este blog de Tecnología

Toda la tecnología vista desde un punto de visto diferente y cercano, para todos los públicos y los paladares más exigentes. Es hora de que los tecnicismos se queden a un lado para dar paso a una nueva forma de entender la más moderna electrónica.


Archivo

  • 22
    Septiembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    DE MAPAS, AMIGOS Y EL NUEVO IOS 6

     Los mapas del nuevo sistema operativo para dispositivos móviles de Apple fallan, no son precisos. Lo sabemos. Y posiblemente también lo sepas mientras lees estas líneas. Hasta las tertulias políticas de la radio seria de este país se ha encargado de pregonar a los cuatro vientos que los nuevos mapas del iPhone fallan más que una escopeta de feria.

    Todos esos expertos que tanto se vanaglorian de la desastrosa cartografía de Apple –que por cierto, es de Tom Tom en su mayor parte– no recuerdan que cuando las primeras versiones de los mapas de Google vieron la luz aquello era el rosario de la Aurora.

    Era el año 2005 y el recién nacido Google Maps no era más que un montón de líneas sobre un mapa en el que la mitad de las calles no aparecían, al menos a este lado del Atlántico. Mucho tiempo y mucho más dinero tuvieron que invertir desde Google para poder llevar a buen puerto su faraónico proyecto. De hecho estuvo seis meses en fase Beta, con millones de usuarios enviando errores sin parar que hicieron de Google Maps lo que hoy conocemos.

    El miércoles Apple liberaba por fin el nuevo sistema operativo para móviles que terminaba con la bella y tormentosa difícil amistad que tenían Google y Apple desde 2007. El iPhone había caminado de la mano de los mapas de Google desde su nacimiento, y el cambio se suponía iba a ser a mejor. Pero la realidad ha demostrado lo contrario. Pese a que los nuevos mapas de Apple son mucho más atractivos, están llenos de lagunas y fallos. Sin ir más lejos, uno puede marcar un itinerario en una misma ciudad y acabar en un país diferente. Y eso que se han estado preparando durante mucho tiempo para este lanzamiento...

    Si de lo que se trata es de encontrar el nuevo bar de tu amigo Luis, ya puedes ser preciso a la hora de escribir el nombre. Ahora resulta que el sistema se ha vuelto quisquilloso y señorito. Y si cuando por fin tienes el resultado correcto, te lleva por un camino equivocado... Te quedaste sin el pincho y la caña...

    Pero lo importante no es eso. Lo que trasciende más alla de si los mapas de Apple son mejores o peores son un desastre es que algo ha cambiado en el rumbo de la compañía de la manzana mordida. Desde que Tim Cook está al frente del navío de Cupertino, las cosas se están haciendo de otra manera. Se percibe, se siente... Y es normal, ya que un nuevo patrón significa un nuevo rumbo, pero uno no puede dejar de preguntarse si con el perfeccionista de Steve Jobs al frente de la nave esto habría ocurrido.

     

    Todos hemos oído –y leído– sobre el horrible humor de Jobs con sus colaboradores. Todo tenía que estar perfecto, y hasta que no era así el trabajo no estaba terminado. Las incansables horas de trabajo, las peleas, broncas, sinsabores y maratonianas reuniones de producto quedan patentes en la biografía de Jobs. Y todo por una única razón: dar a los consumidores la "mejor experiencia de usuario posible". El sufrimiento de los trabajadores de Apple significaba la felicidad para los usuarios de sus productos.

    A las primeras de cambio, el amigo Cook se ha cargado la filosofía que ha encumbrado a Apple hasta el primer lugar del ránking de compañías con mayor capitalización bursátil. Estamos hablando de la empresa de mayor valor del planeta. Nadie es más grande. No se pueden cometer errores de este tipo. Esto son las ligas mayores y la competencia tiene a los perros de la guerra listos para atacar. 

    El error se corregirá, quedará subsanado y pronto nadie se acordará de lo sucedido. Aunque pese a todo uno no deja de preguntarse si los cambios en el funcionamiento de la compañía –en todos los aspectos– en el último año y medio son fruto de la casualidad o de una forma de actuar más laxa y menos perfeccionista.

    Pero no todo está perdido: siempre puedes coger un taxi que lleve un navegador Tom Tom –¿no es irónico?– que te llevará al bar de tu amigo a tiempo para el pincho y la caña.

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook