Blog 
El Cyberdiario
RSS - Blog de David Arráez

El autor

Blog El Cyberdiario - David Arráez

David Arráez

Responsable del Cyberdiario, sección de tecnología de este periódico en el que estás, y creador de usuarioarraez.com, este curioso personaje no para de meterse en cualquier lío relacionado con la tecnología. Colaborador de diferentes publicaciones y según dice, "dueño del mejor trabajo del mundo: es...

Sobre este blog de Tecnología

Toda la tecnología vista desde un punto de visto diferente y cercano, para todos los públicos y los paladares más exigentes. Es hora de que los tecnicismos se queden a un lado para dar paso a una nueva forma de entender la más moderna electrónica.


Archivo

  • 26
    Abril
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    DIEZ AÑOS DE LA REVOLUCIÓN MUSICAL

    Steve Jobs, el 6 de junio de 2011 en la WWDC de Apple hablando de su querido servicio iTunes. Foto: Reuters

    Cuando te enteras de que ya ha pasado una década desde que ocurrió algo que te marcó profundamente, lo primero que piensas es en lo rápido que pasa el tiempo. Y lo segundo en que hace diez años tu cabeza no presumía de entradas como ahora... Y es que si echamos la vista atrás esos diez años, hasta el 28 de abril de 2003, nos encontramos con un orgulloso Steve Jobs que presentaba con una sonrisa de oreja a oreja su querida iTunes Music Store. Aunque siendo honestos, aquello no tenía muy buena pinta. Con la industria discográfica totalmente en contra de este nuevo método de vender música, que les arrebataba el poder que hasta entonces ostentaban, no se le auguraba un futuro muy halagüeño para la nueva aventura del señor Jobs.  

    Pero el genio de Cupertino contaba con un arma poderosa a su favor: los consumidores. Hartos de pagar cantidades indecentes por un CD musical, que servía para aumentar las cuentas de resultados de las multimillonarias compañías discográficas y del que normalmente solo valían la pena algunas canciones, los consumidores de música vieron la tienda digital iTunes como un maná musical en el que podías comprar sólo lo que querías, y a un precio mucho más bajo. Y poco tiempo después, los resultados le daban la razón, y diez años más tarde se debe estar riendo de todos los que le auguraban un negro futuro a esa aventura digital. 

    Así es como llega el mes de febrero de este año, una fecha muy significativa, ya que el iTunes Store –ya hacía tiempo que había desaparecido lo de 'Music'– anuncia a los cuatro vientos que se han vendido más de 25.000 millones de canciones. Y algunos se ríen, y otros se carcajean. Pero pocos lloran. La industria musical, que estaba herida de muerte por las descargas gratuitas, se congratula de haber agachado las orejas y haberse plegado al negocio de la música digital. 

     

    En la WWDC de 2011, Jobs presentó el servicio de pago iTunes Match. No es perfecto, pero funciona. Foto: EFE

     

    Porque la gente paga. Y el iTunes Store es la prueba más palpable de que la gente paga si los contenidos merecen la pena y el precio es justo. En plena cultura del gratis total, la tienda de contenidos digitales de Apple ha puesto una pica en Flandes consiguiendo que la gente pague por consumir esos contenidos que les gustan. Y detrás han venido las Apps. Y la gente siguen comprando. Y los videoclubs on line, y la gente sigue comprando. Y los periódicos y revistas –especialmente en EE.UU.–... Y la gente sigue comprando. 

    ¿La clave? En el caso del iTunes Store, posiblemente sea la atractiva forma de presentar el producto, o tal vez sea la facilidad de uso. Incluso puede que sea el público al que se dirigen esos contenidos. Pero no nos engañemos, la clave del éxito radica en el precio. El precio y poco más. El resultado lo tenemos aquí y ahora. 25.000 millones de canciones compradas en estos años, lo que significa 15.000 canciones descargadas por minuto. 

    Y la posibilidad para los grupos musicales de todo el mundo de competir en la misma liga. En la era del boca a boca digital tu éxito ya no depende de si la discográfica que te produce el disco es más o menos importante. El éxito ahora está en si tu música es más o menos buena y es capaz de atraer a más o menos gente. Música para todos, pero lo más importante, música de todos los músicos, y no solo de los apadrinados por las grandes discográficas. Música de los grandes, pero también de los pequeños creadores, que ven cómo ahora pueden acceder a millones de personas en todo el mundo. 

    Bien por Apple, bien por Jobs y bien por su dura cabeza, que le hizo seguir adelante cuando todos se le tiraban encima. Bueno, todos no. Un tal Bono, de un grupito irlandés casi desconocido –creo que se llaman U2– le echó un buen cable porque veía futuro en esta aventura musical. Chico listo el tal Bono...

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook