Blog 
El Cyberdiario
RSS - Blog de David Arráez

El autor

Blog El Cyberdiario - David Arráez

David Arráez

Responsable del Cyberdiario, sección de tecnología de este periódico en el que estás, y creador de usuarioarraez.com, este curioso personaje no para de meterse en cualquier lío relacionado con la tecnología. Colaborador de diferentes publicaciones y según dice, "dueño del mejor trabajo del mundo: es...

Sobre este blog de Tecnología

Toda la tecnología vista desde un punto de visto diferente y cercano, para todos los públicos y los paladares más exigentes. Es hora de que los tecnicismos se queden a un lado para dar paso a una nueva forma de entender la más moderna electrónica.


Archivo

  • 15
    Octubre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Luis Tosar: “Assassin’s tiene un interesante concepto de rebeldía para los tiempos que corren”

     

    El reto de entrevistar a Luis Tosar, uno de los actores más importantes del panorama escénico nacional no es una gesta sencilla a priori, y menos cuando se trata de hablar de su primer trabajo como personaje de un videojuego. Afortunadamente, este gallego de mirada sincera y sonrisa honesta te lo pone fácil, más aún cuando puede presumir de haberse convertido en uno de los personajes más importantes de la historia para la la tercera entrega de la saga de Ubisoft Assassin's Creed: George Washington.

     

    – ¿A qué clase de loco se le ocurre hacer de George Washington en un videojuego?

    – [Risas] Bueno, antes hubo otro loco que lo hizo porque un señor norteamericano le ha puesto voz en EEUU, por lo que la idea viene de mucho más atrás. Yo soy uno de los múltiples locos que le van a poner su voz en las diferentes versiones del juego. El personaje de George Washington es muy interesante.

    – Pero usted no es muy aficionado a los videojuegos.

    – Hombre, yo tenía referencias de Assassin's Creed, muy indirectas en realidad porque yo no soy de juegos, pero sí tenía referencias de amigos que sí juegan. En lo que sí me había fijado alguna vez era en el tema estético, que me parecía muy peculiar, y me parecía que tenía una profundidad especial que no había visto en otras cosas. Entonces, cuando me brindaron esta posibilidad, y además leí el guión, me pareció una oportunidad muy interesante para trabajar.

     

    – Interpretar a George Washington no parece fácil.

    – Por lo visto era un tipo muy controvertido, y por lo tanto aquí en el juego también. Es una persona con muchas contradicciones, y luego hay que tener en cuenta de que es George Washington, el que luego sería el presidente de los EEUU, y por ello ha sido difícil.

     

    –¿Cómo le llega la oportunidad de trabajar en un videojuego a un actor como Luis Tosar?

    –  Llega más o menos como el resto de los trabajos: te llega una propuesta, una tentativa lejana en realidad, como suele ocurrir con casi todos los guiones, aunque en esta ocasión me pareció muy atractiva desde el primer momento. Yo ya tenía cierta experiencia en trabajos de doblaje de animación, en locuciones para documentales y similares, que habían sido mis acercamientos. Pero lo cierto es que nunca había tenido la oportunidad de interpretar a un personaje que tuviera un desarrollo prolongado a lo largo de una historia. La oportunidad de convertirme en un personaje de cierta contundencia como este no se me había presentado hasta ahora. Y un personaje de tanta entidad como George Washington pues era bastante goloso desde el principio. Tras un par de conversaciones y leer un poco sobre el tema pues tiramos para adelante.

     

    –Tengo la sensación de que interpretar a un personaje de videojuego no es lo mismo que a un personaje en una película.

    – Es muy distinto. Es un proceso creativo que se desarrolla de forma distinta. No es lo mismo que ocurre en una película donde el guión es una cosa bastante definitiva. Antes de ir a rodar ya sabes a lo que vas. La mecánica de los videojuegos va por otro camino. Las últimas decisiones sobre el proyecto se pueden tomar hasta el último momento por lo que tienes una idea ligera pero sabes que es susceptible de sufrir cambios. Me animé enseguida. La verdad es que me atrajo bastante desde el principio. Me producía mucha curiosidad.

     

    – Si le nombro a Marlon Brando, James Caan, Michael Caine, John Cleese, Danny de Vito o Robert Duvall ¿qué le viene a la cabeza?

    – [Resopla] De algunos, genios, y de otros, fuentes de inspiración total. Figuras universales. Me has nombrado a la flor y nata de la interpretación.

     

    – Todos ellos han puesto su voz en diferentes videojuegos.

    – ¿Sí? ¿Marlon Brando también? [Se produce un silencio y se intuye una pícara sonrisa en Luis Tosar] Pues me produce mucho orgullo. ¡Es increíble!

     

    – Pero en España las primeras figuras del cine y el teatro no se prestan a este tipo de trabajos. ¿Cree que es porque el videojuego se considera como un trabajo menor o porque no hay oportunidades por parte de la industria?

    – Me da la impresión de que quizás sea algo incipiente para todos. Quizás es que todavía no nos hemos empezado a soltar ni por un lado ni por el otro. De todos modos aquí en España, el tema de las locuciones o de los doblajes, incluso en animación, siempre ha sido un territorio que históricamente ha estado hecho por buenísimos actores de doblaje. Probablemente si nosotros tenemos una industria de doblaje que siempre ha tenido primeras figuras, y que además han estado muy bien preparadas, entonces de alguna manera tampoco era el terreno natural para los actores que nos dedicábamos al cine, el teatro o la televisión ya que tenemos una industria de doblaje muy potente. En un país como EEUU donde el doblaje no existe, el camino más natural tiende a que cuando tienes que hacer un doblaje pues contrates a un actor. Nosotros aquí tenemos una industria muy especializada que siempre se ha hecho cargo de esto. Y luego está el tema de que aquí tenemos voces míticas. En EEUU no existe el equivalente a un Constantino Romero, que es un actor muy especializado en el mundo del doblaje, aparte de haber hecho teatro y muchas más cosas.

     

    – Parece que esto del doblaje está cambiando.

    – Quizás en los últimos tiempos se empieza a ver un cambio, porque también se empieza a ver en animación, en películas de animación, y nos encontramos con que actores que se suelen ver en cine o televisión, actores de primera fila, empiezan a hacer algunas cosas.

     

     

     

    – Otro gran actor, Juan Diego Botto, le precedió en Assassin's Creed II poniendo su voz a Leonardo da Vinci. ¿Están ustedes abriendo el camino para que otros actores se animen a trabajar en los videojuegos?

    – A mí me encantaría pensar que sí, sobre todo porque es un terreno muy excitante y muy peculiar para nosotros. Es un trabajo muy diferente al de la pura interpretación. Trabajas solo con la voz, técnicamente marca muchas diferencias... A mí el trabajo con la voz siempre me ha interesado mucho. Lo de intentar comunicar solo con la voz es muy interesante. A parte de que esa voz luego va acompañada de unas imágenes, pero que no te pertenecen. La dificultad radica en intentar conseguir la mayor cantidad de expresividad solamente con un elemento de comunicación que es tu propia voz. Es un trabajo muy enriquecedor para un actor. Trabajas con elementos con los que habitualmente no cuentas. En el cine y en el teatro la interpretación es tu voz, pero va acompañada de ti. En este caso trabajas con esa parcela separada por lo que técnicamente incluso te aporta muchas cosas.

     

    – ¿Juega usted con videojuegos?

    – Ahora lo que tengo es una curiosidad tremenda por este videojuego en particular, pero no. Sería raro que yo me aficionara a los videojuegos. Prefiero sentarme a jugar a las cartas, va más con mi naturaleza.

     

    – En su agenda hay multitud de proyectos, pero llama la atención la película Little Galicia, que se va a rodar en New Jersey. ¿De qué va Little Galicia?

    – Little Galicia es un proyecto que viene de muy atrás y que forma parte de esos proyectos que son muy especiales. Todo empieza con Albert Ponte, que es probablemente el realizador con mayor número de cortos en España ya que ha hecho más de 50 cortos. Incluso hay tesis doctorales sobre su trabajo. Es un cortometrajista llevado al extremo, una especie de leyenda viva del cortometraje. Con Albert yo hice un largometraje hace muchos años, en el 93 o 94. Era mi primera película, pero se estrenó de muy mala manera, en un café teatro rodeado de amigos, y nunca tuvo un estreno comercial. Y ahora, muchos años después, vuelve a tener un proyecto de largometraje que parece que podremos hacer el año que viene, en parte gracias al apoyo de Televisión Española que ha apostado con fuerza por el proyecto, gracias al curriculum que él tiene. Es una película que habla de la comunidad gallega que hay en Nueva York, en Nueva Jersey. Casi todo son personas que provienen de la Costa da morte, casi todo son personas que se dedican al mismo oficio y un poco trata de cómo esta micro sociedad ha ido evolucionando a lo largo de los años en Nueva Jersey. Es una película que recomiendo.

     

     

    – ¿Vive en Madrid y va a Galicia cuando puede?

    – No. Más bien vivo en Galicia y voy a Madrid cuando tengo algo que hacer.

     

    – Tengo entendido que conoce Mallorca.

    – [Risas] Te voy a decir una cosa: Mallorca fue el primer sitio lejano al que yo fui. Fue el viaje de estudios de tercero de BUP, y nos fuimos a Mallorca. Es un lugar especial porque yo creo que es el primer lugar al que fui fuera de Galicia, la primera vez que cogía un avión.

     

    –Esto ha cambiado mucho desde entonces...

    –Seguro. Había muchos sitios que creo que ya no existen. Tengo amigos que me dicen eso mismo. Me acuerdo de Tito's Palace, el Sunset... En fin, no sé si siguen existiendo. Pero vamos, en un par de ocasiones en las que he vuelto posteriormente la cosa ha sido mucho más tranquila, dando paseítos por la ciudad, yendo a la playita. Vamos, cosas mucho más maduras.

     

    – Assassin's Creed III se desarrolla en plena revolución americana contra los ingleses. ¿Se está viviendo en España una revolución a través de Internet y de las redes sociales?

    – Lo que más me llama la atención es que este videojuego es que se trata de una especie de refugio revolucionario que es muy interesante, sobre todo para los tiempos que corren. Siempre me ha parecido que el mundo de los videojuegos, de alguna manera, es una especie de resistencia en la sombra de una sociedad que se está complicando cada vez más, una sociedad que se está volviendo muy dura para el ciudadano, que es cada vez menos normal, y creo que los videojuegos son una especie de resistencia romántica. Creo que en Assassin's Creed especialmente más. En Assassin's esto está mucho más marcado sobre todo porque creo que los guiones, el concepto, el juego en sí, es mucho más profundo que lo que se puede observar en otros videojuegos. 

     

    –Pero estamos hablando de un entretenimiento ¿no?

    – Sí, pero creo que el planteamiento de la lucha de Assassin's y de Connor, el personaje principal del videojuego, es una cosa que está muy bien agarrada, muy bien traída históricamente y que tiene mucho que ver con cómo se está transformando el mundo en los últimos tiempos, con lo cual ahí hay algo de planteamiento filosófico, poético si quieres, que creo que también es una de las partes que me atraía de todo este asunto. 

     

    – Veo que para no gustarle los videojuegos, Assassin's le ha entusiasmado.

    – Es que tiene un punto que creo que está muy bien y es que el videojuego se alimente de la gente que participa en él, y estaría muy bien que eso traspasase la pantalla, por supuesto no a nivel violento porque no hace falta matar a gente para conseguir las cosas, pero hay un concepto de rebeldía que creo que es muy interesante para los tiempos que corren. Y esto está muy bien que se refleje en los juegos porque casi no se refleja en ningún otro lado. Es curioso que esto solamente ocurra en este ámbito.

     

     

    – Pasar de Malamadre, su personaje en Celda 211 a George Washington es un cambio de registro importante. ¿Le ayudó el papel de Malamadre a hacer de George Washington?

    –[Risas] No creas que no. No tienen absolutamente nada que ver ya que en cierta manera son unos personajes no antagónicos pero que en cierta manera siguen caminos totalmente distintos, pero sí que había una especie de trabajo externo un poco histriónico en Malamadre que sí que plantó en cierta forma algunas bases para hacer de Washington. George Washington es un poco más racional que otros personajes que yo haya hecho, que eran personajes mucho más constreñidos, más descentrados. Digamos que ese aspecto de show que tenía Malamadre no tiene mucho que ver con George Washington. Supongo que también el trabajo de voz muy específico que había ahí pues también ayuda. Con Malamadre era un elemento importante, pero con Washington ha sido un elemento fundamental en el trabajo. O sea que en cierta manera sí que me ha ayudado. Y por favor, no me trates de usted.

     

     

    MUY PERSONAL

    1. Una afición

    La música

    2. Una película

    En busca del arca perdida

    3. ¿Videojuegos o cine?

    Cine

    4. ¿Twitter o Facebook?

    Ninguno de los dos

    5. ¿Android o iPhone?

    iPhone

    6. ¿Real Madrid o Barça?

    Celta de Vigo

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook