Blog 
El rincón de Suso
RSS - Blog de Eleuterio Jesús Santana Déniz

Archivo

  • 08
    Agosto
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    *DE FIESTA EN FIESTA . . .

     Nos cuenta un viejo adagio que: “Por San Roque voy a Firgas y por el Pino a Teror; por la Candelaria a Moya que es la Patrona Mayor”. Inmersos en el rigor del verano y, aunque las fiestas en honor a la Virgen de Candelaria, en lo que respecta a nuestra Isla, han sido rebasadas, nos quedan las de la Asunción de María, las de San Roque y el Pino.

     Aunque hasta mediados del Siglo XVIII no se disponía de datos sobre la devoción y culto a San Roque, en Firgas, se nos comenta que el Patronato de dicho Santo es anterior ya que, en 1778 aparece una nota en la que se indica: “La obligación de hacer todos los años la función de Nuestro Padre San Roque,  muy amado Patrono, en este Convento de San Juan de Ortega, orden de predicadores, en el día 16 de este mes de Agosto, que es el mismo en que la Iglesia celebra dicho Santo”. Y  a las que estamos convocados,  como hermanos en la fe.

    La Villa de Moya, situada entre dos grandes barrancos: el de Azuaje –desde 1767- denominado de la Virgen: y el de Moya. Siendo durante siglos el lugar más vello de la Comarca Norte de la isla, por los extensos y poblados bosques de la célebre Montaña de Doramas. Albergando desde el Siglo XV una Ermita y la devoción a la Candelaria. Al proclamarse la Virgen del Pino como patrona de la Diócesis de Canarias,  el 16 de Abril del año 1914, por decreto de S. S. Pío IX, perdiendo el patronazgo de todas las Islas “La Candelaria”. Pasó a mayor relevancia el Culto a la Virgen del Pino: sito en la Diócesis Canariense, quedando como patrona de la Nivariense, la Candelaria. Sin mermar sus facultades como Madre de Dios y de la Iglesia Universal.

    Pronto, muy pronto, se nos hará camino el andar, porque la historia de la fiesta de la Virgen del Pino, está llena de sentimientos populares, de fe Mariana, de caminantes y romeros. Dentro de unos días, Teror empieza a vestirse de gala, a recibir a los visitantes, para acurrucarles bajo el Manto protector de la Virgen; porque: “Cuando Septiembre llega, ¡Madre!: “Te ofrecen las montañas su gracia y gentileza, los prados su belleza, los mares su canción, las flores sus perfumes y todos los canarios te dan su corazón. ¡Bienvenidos sean un año más a Teror!

    ´Fdo: Eleuterio Jesús Santana Déniz.-

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook