Blog 
Elizabeth López (El lápiz de la luna)
RSS - Blog de Elizabeth LC

El autor

Blog Elizabeth López (El lápiz de la luna) - Elizabeth LC

Elizabeth LC

Elizabeth López Caballero es profesora especialista en Audición y Lenguaje, mediadora e instructora de yoga infantil. También es Presidenta de la Asociación Contra el Acoso Escolar de Las Palmas (ACAELP). Es colaboradora en La Provincia y tiene varios libros publicados, entre ellos podemos destacar:...

Sobre este blog de Canarias

El lápiz de la luna es un rincón en el que poder dar rienda suelta a mis inquietudes, para así, poder entender un poco mejor este mundo loco en el que vivo.


Archivo

  • 20
    Enero
    2017

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Canarias Las Palmas

    Sal y pimienta

    Se los voy a contar tal y como me lo contaron -y me autorizaron a contar-. En estos tiempos de libertad y libertinaje sigue habiendo gente fiel e infiel. Aventureros y conservadores, curiosos y precavidos. No sé dónde encajar a los protagonistas de esta historia pero les diré que eran polos opuestos. Ella, una conformista. Él, lo contrario. Sucedió que llevaban años juntos, equilibrándose el uno al otro como el yin y el yang. Pero llegó un día en el que el amor no fue suficiente. La monotonía empezó a morder los muebles del hogar, dulce hogar, y a hacer que las patas de la relación se tambaleasen. ¿Qué hacer? Se preguntaron. Y él, que siempre había llevado la voz cantante, que se creía conocedor de todas las verdades -cual enviado de Dios a la Tierra- propuso una solución. Ella, obediente enamorada, escuchó paciente y cedió a la petición de su pareja -nada descabellada-. Un lunes de diciembre tocaron al timbre de la consulta de una psicóloga, profesional y guapa. La especialista los escuchó con atención. Consoló el llanto de ella y asintió ante las quejas de él. Una sola sesión y el diagnóstico estaba claro. A la relación le faltaba sal y pimienta. Acción. Vivir -juntos- nuevas emociones. Salieron de la consulta un poco perplejos. Él, dispuesto. Ella, asustada. La terapeuta les propuso asistir a un Club Swinger, para los ingenuos como yo les explico que es un lugar donde se acude a intercambiar pareja. El placer está en ver como tu novio o novia mantiene relaciones con alguien que no eres tú. De una gran autoestima se debe gozar para acceder a ese juego, pero yo no estoy aquí para juzgar, sino para narrar. Varias noches pasaron los protagonistas de esta historia debatiendo si sí o si no. Un viernes, sobre las diez de la noche entraron en un local de Las Palmas -me reservo el nombre porque la publicidad no es gratis- famoso por facilitar el intercambio. Bebían nerviosos mirando a su alrededor, más pendientes de ser cazados que de cazar. Tras quince minutos de espera y de miradas que decían en silencio que allí sobraban, aparecieron los cazadores. Un tipo alto, cachas y moreno, seguido de una rubia esbelta y sonriente. Nuestros protagonistas se miraron con asombro. La rubia era la psicóloga que les recomendó la sal y la pimienta para sus problemas de pareja. Aceptaron la invitación a una copa por educación, que llevó a otra por los efectos del alcohol. La terapia continuó en un cuarto de luces rojas. El moreno con ella. La psicóloga con él. Los últimos recuerdos son gemidos mezclados con remordimientos. Se vistieron sin hablar y cada par se fue por su lado. Nunca se volvió a hablar de ello. Tampoco se acudió a terapia. La relación quedó bien condimentada. Pero a los protagonistas les ronda una duda: ¿reforzó su relación esta práctica del swinger? Quizá algún día se atrevan a hablarlo. Puede que ese día acudan a terapia para resolver las dudas.

                             Sal y pimienta    

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook