Blog 
En analógico y en digital
RSS - Blog de Rubén Sánchez Antuña

El autor

Blog En analógico y en digital - Rubén Sánchez Antuña

Rubén Sánchez Antuña

Ingeniero de telecomunicación, diplomado en economía y postgrado de especialista en economía de las telecomunicaciones. Como escritor tiene publicados cinco libros: "Dos estrelles nel firmamentu infinitu","El murmuriu d'un mieu ensin nome","Dos visiones asturianes de le...

Sobre este blog de Tecnología

Reflexiones sobre las TIC y la sociedad de la información


Archivo

  • 24
    Febrero
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    CASI 3.000 MILLONES...

    En 2010 se estimó que  2.000 millones de personas –concentradas principalmente en América del Norte, Europa y parte de Asia-, tenían conexión a la Red. De ello se deduce, a bote pronto, que casi toda la población del hemisferio sur vive ajena a Internet, salvo excepciones contadas. De hecho, ya dos años antes, en el 2008, se había establecido que aproximadamente unos 3.000 millones de personas no disponían de conexión de Internet, tal y como entiende en el mundo desarrollado que tiene que ser una conexión a Internet de banda ancha. Eso supone aproximadamente un 50% de la población mundial.

    Este último dato fue la semilla de la cual germinó el proyecto “Internet O3B” (acrónimo de “Over 3 Billion”, conviene recordar que el billón anglosajón equivale a mil  millones, no a un millón de millones), una ciclópea iniciativa para llevar Internet al Tercer Mundo. Para ello, se pondrán  en una  órbita intermedia 20 satélites, a una altura de 8.063 kilómetros, una distancia cerca de 4 veces menor  que los satélites geoestacionarios donde una señal  tarda en subir y bajar unos 0,5 segundos.  En el caso del sistema diseñado por O3B, la latencia se reduce a 0,1 segundos, lo cual permitirá lógicamente conexiones más rápidas.

    Dicho proyecto, que cuenta con un presupuesto de 1.200 millones de dólares, está impulsado por la Sociedad Europea de Satélites (SES) que aporta un 30% de la inversión, Google, el banco SHBC y Liberty Global, entre otros. Eso sí, serán los operadores de telecomunicaciones de cada país quienes se encarguen de redistribuir la señal a los usuarios. Este proceso se llevará a cabo, en la mayoría de las ocasiones, mediante redes inalámbricas (WiMax, 3G, 4G), ya que la fibra óptica (que sería lo ideal) es inexistente en estos países en vías de desarrollo.  

    Teóricamente, su objetivo es recortar la brecha digital entre un Norte acostumbrado ya a coexistir diariamente con el iPhone, el ipad y los smartphones y un Sur que malvive al margen de las tecnologías de la información y la comunicación.  Hacer posible que millones de personas de más de 150 países emergentes entren en el mundo digital y se conecten a Internet a bajo coste y alta velocidad, haciendo más palpable el sueño de una Red de Redes verdaderamente global.

    Los primeros ocho satélites se lanzarán en 2013. Espero y deseo que al mismo tiempo que les llegue la señal de telecomunicación tengan dispositivos para conectarse, porque si no…

    Para más información: http://www.o3bnetworks.com/index.aspx.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook