Blog 
En analógico y en digital
RSS - Blog de Rubén Sánchez Antuña

El autor

Blog En analógico y en digital - Rubén Sánchez Antuña

Rubén Sánchez Antuña

Ingeniero de telecomunicación, diplomado en economía y postgrado de especialista en economía de las telecomunicaciones. Como escritor tiene publicados cinco libros: "Dos estrelles nel firmamentu infinitu","El murmuriu d'un mieu ensin nome","Dos visiones asturianes de le...

Sobre este blog de Tecnología

Reflexiones sobre las TIC y la sociedad de la información


Archivo

  • 01
    Octubre
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    COMUNICACIÓN CON MARTE

    La sonda “Mars Reconnaissance Orbiter” (MRO), que orbita alrededor de Marte, tarda actualmente unos 90 minutos aproximadamente en transmitir una fotografía a la Tierra. Es un verdadero prodigio de las telecomunicaciones, teniendo en cuenta que la distancia Tierra-Marte en el afelio es de 102 millones de kilómetros, y en el perihelio de 59 millones de kilómetros. 

    Aún así, la NASA en previsión de que la “conquista del espacio” requerirá equipos de medida e instrumentos cada vez más precisos, con sus correspondientes necesidades de canales de banda ancha –suficientemente “ancha”-,  va a invertir 175 millones de dólares en tres proyectos, uno de los cuales intenta mejorar las comunicaciones espaciales. En concreto, se va a desarrollar una tecnología denominada Laser Communications Relay Demostration (LCRD), que como su propio nombre indica utiliza la tecnología láser para establecer una conexión óptica entre el transmisor y receptor, con un ancho de banda de unos 100Mbps. De esta manera, las imágenes del MRO, tardarían  ¡¡¡5 minutos!!!  en llegar a la Tierra. La previsión es poder transmitir streaming de vídeo de alta definición más allá de la Luna en el 2016. 

    Se ha optado por el uso de la tecnología láser porque para una masa, tamaño y carga energética determinada, un sistema óptico es capaz de proporcionar tasas de transmisión de datos mucho mayores que las permitidas por las frecuencias de radio utilizadas normalmente. No obstante, no todo son ventajas, existe un “pequeño inconveniente” y es que es necesario que el transmisor y el receptor se vean entre sí.  Por ello se va a diseñar una flota de satélites para recepción y retransmisión de datos, así como una red de estaciones terrenales. También hay que tener en cuenta las variables condiciones atmosféricas, que pueden ser un impedimento serio para la comunicación. En ese caso se prevé que la red  utilice otra estación alternativa  o almacene temporalmente los datos para su posterior retransmisión. 

    Si tal y como se puede leer en la literatura de ciencia-ficción, en algún momento es probable que haya cientos o miles de personas viviendo fuera de la Tierra, pues de alguna manera habrá que comunicarse con ellas.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook