Blog 
En analógico y en digital
RSS - Blog de Rubén Sánchez Antuña

El autor

Blog En analógico y en digital - Rubén Sánchez Antuña

Rubén Sánchez Antuña

Ingeniero de telecomunicación, diplomado en economía y postgrado de especialista en economía de las telecomunicaciones. Como escritor tiene publicados cinco libros: "Dos estrelles nel firmamentu infinitu","El murmuriu d'un mieu ensin nome","Dos visiones asturianes de le...

Sobre este blog de Tecnología

Reflexiones sobre las TIC y la sociedad de la información


Archivo

  • 29
    Mayo
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    LA ASPIRACIÓN DE HUAWEI

     

    Huawei vendió 52 millones de smartphones el pasado año, lo que supuso un crecimiento del 67,5% respecto al anterior ejercicio. Aun así, su tercera posición en el ranking mundial de smartphones, donde tiene un 4,9% de cuota, le sabe a poco. El primer paso si quiere llegar a lo más alto, es hacer lo mismo que Apple y Samsung, labrarse una imagen de marca de prestigio. Huawei ha mejorado notablemente el valor de su marca, pero todavía no está a la altura de  Samsung y Apple, que pueden permitirse el lujo de vender sus buques insignia con un plus en el precio (a veces justificado y a veces no tanto).
     
    Hace apenas cuatro años, Huawei solamente fabricaba marca blanca para los operadores. Fabricantes chinos como Huawei, Lenovo, ZTE y Xiaomi no tienen fácil deshacerse de la carga que supone en la mente del cliente equiparar las marcas chinas con productos de bajo precio. Por supuesto que es importante ofrecer un precio asequible, especialmente en estos tiempos, y eso le ayudará a impulsar las ventas de teléfonos más económicos, pero si aspira a destronar a Samsung y a Apple, no es suficiente. Además del precio debe tener un producto atractivo y de calidad, que seguro que lo tiene, pero al potencial comprador le “cuesta creerlo”. Según Reuters, la compañía tiene este año un presupuesto de marketing de 300 millones de dólares (219 millones de euros). El año pasado Samsung destinó 364 millones de dólares a promocionar sus móviles, mientras que el presupuesto de Apple en esta partida fue de 350 millones de dólares.
     
    Con su primer intento, el Ascend P6, vendieron 4 millones de unidades y aspiran a los 10 millones con su sustituto, el Ascend P7. Es una cifra ambiciosa, pero por el momento está a años luz de las que consigue Samsung que, en un mes, vende 11 millones de unidades del Galaxy S5.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook