Blog 
En analógico y en digital
RSS - Blog de Rubén Sánchez Antuña

El autor

Blog En analógico y en digital - Rubén Sánchez Antuña

Rubén Sánchez Antuña

Ingeniero de telecomunicación, diplomado en economía y postgrado de especialista en economía de las telecomunicaciones. Como escritor tiene publicados cinco libros: "Dos estrelles nel firmamentu infinitu","El murmuriu d'un mieu ensin nome","Dos visiones asturianes de le...

Sobre este blog de Tecnología

Reflexiones sobre las TIC y la sociedad de la información


Archivo

  • 08
    Noviembre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    LA "BALCANIZACIÓN" DE INTERNET

     

    El descubrimiento del programa de espionaje PRISM de Estados Unidos ha provocado un fuerte impacto global. Según los documentos filtrados por Edward Snowden, la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) es capaz de “ver” el 1,6% del tráfico de Internet, lo que incluye correos electrónicos, datos almacenados en servidores o información que empresas como Microsoft, Google o Facebook tienen de sus usuarios.
    Ante tal escenario, tras saberse que el móvil de la canciller Angela Merkel había sido espiado, Alemania ha lanzado al aire una propuesta que de implantarse permitiría a los cibernautas alemanes navegar por una red estatal propia. El principal operador del país, Deutsche Telekom (cuyo 32% pertenece al gobierno alemán), ha empezado a mover hilos anunciando que quiere que las compañías de comunicaciones del país cooperen para proteger el tráfico local de Internet de los servicios de inteligencia extranjeros.
    Partiendo del hecho de que la apertura y la eficiencia hicieron de la web una fuente de crecimiento económico, ¿qué se gana poniendo “fronteras”? ¿Qué sucederá si más países toman la misma iniciativa? Dicha iniciativa va en contra de cómo funciona Internet hoy en día, ya que el tráfico global se pasa continuamente de una red a otra sin fronteras nacionales; además dicha “protección” no funcionaría cuando los usuarios alemanes navegasen en páginas alojadas en servidores extranjeros (sin ir muy lejos, Google o Facebook).
    Internet no fue construido pensando en fronteras geográficas, sino que los datos busquen el camino más corto y más barato para viajar de un punto a otro. Hacer que el tráfico sólo viaje por conexiones “nacionales” no necesariamente implica  ni el camino más corto ni el más barato, y probablemente requerirá inversión en la infraestructura de redes para poder conectar todo (lo que podría aumentar los costes para los usuarios).
    Desde mi punto de vista, la solución no parece una “balcanización” de Internet. ¿Para qué está la ONU, por ejemplo? Naciones Unidas debería inmediatamente ponerse a crear una regulación que impida que los servicios de espionaje de un país intercepten información. Puede sonar demasiado idealista, pero una condena global a dicha práctica al menos podría forzar a Estados Unidos a moderar su comportamiento…
    …aunque creo que posiblemente la consecuencia más inmediata sería que Estados Unidos buscaría formas más secretas para seguir haciendo lo mismo.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook