Blog 
En analógico y en digital
RSS - Blog de Rubén Sánchez Antuña

El autor

Blog En analógico y en digital - Rubén Sánchez Antuña

Rubén Sánchez Antuña

Ingeniero de telecomunicación, diplomado en economía y postgrado de especialista en economía de las telecomunicaciones. Como escritor tiene publicados cinco libros: "Dos estrelles nel firmamentu infinitu","El murmuriu d'un mieu ensin nome","Dos visiones asturianes de le...

Sobre este blog de Tecnología

Reflexiones sobre las TIC y la sociedad de la información


Archivo

  • 08
    Febrero
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    ¿LIBRE O GRATUITO?

     

    ¿Se imaginan que existiera un país donde fuera posible conectarse gratuitamente a Internet en cualquier lugar del mismo? Suena utópico, ¿verdad? Pues bien, en septiembre del año pasado, el organismo nacional de telecomunicaciones estadounidense, la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC), propuso la creación en los Estados Unidos de una red pública inalámbrica de acceso “gratuito” (bueno, para ser precisos usaban el término “free”, que en inglés significa tanto “gratis” como “libre”, con lo que no me queda claro si se referían a un “acceso gratuito” o a un “acceso libre”)
    Vamos a suponer que se referían a un acceso libre en lugar de gratuito, pues parece mucho más lógico, aunque bien es cierto que si fuera gratuito tendría un mayor impacto social y mediático a nivel mundial. El caso es que el Gobierno estadounidense estaría dispuesto a invertir 170.000 millones de dólares (125.550.000 millones de euros) en las infraestructuras necesarias para este proyecto, que necesita aún de su aprobación en el Congreso.
    Se pueden formular muchas preguntas al respecto, como  ¿quiénes se encargarán de proveer la tecnología y el acceso? ¿Cómo evitar que se colapsen las conexiones en las grandes ciudades con millones de habitantes? Sin embargo, es más que probable que pasen años y años antes de que se inicie, si es que verdaderamente se lleva a cabo. Son demasiados los intereses enfrentados y ninguno justificado con razonamientos altruistas. Por un lado, Google o Microsoft apoyan a la FCC pues supone una oportunidad para el desarrollo de nuevos dispositivos. Por el otro, empresas de la industria telefónica y proveedores de Internet como AT&T, T-Mobile, Verizon Wireless, Intel, Qualcom enviaron una carta a la FCC pidiendo que en lugar de liberar el espectro, se subasten las frecuencias para potenciar la tecnología 4G, estimando que el Gobierno podría recaudar 19.000 millones de dólares que seguro necesita.
     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook