Blog 
En analógico y en digital
RSS - Blog de Rubén Sánchez Antuña

El autor

Blog En analógico y en digital - Rubén Sánchez Antuña

Rubén Sánchez Antuña

Ingeniero de telecomunicación, diplomado en economía y postgrado de especialista en economía de las telecomunicaciones. Como escritor tiene publicados cinco libros: "Dos estrelles nel firmamentu infinitu","El murmuriu d'un mieu ensin nome","Dos visiones asturianes de le...

Sobre este blog de Tecnología

Reflexiones sobre las TIC y la sociedad de la información


Archivo

  • 10
    Junio
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    UN PRIMER PASO

    Minerales como el coltán, el volframio, el tantalio, el estaño, el tungsteno, incluso en algunos casos el oro, se utilizan en la fabricación de dispositivos electrónicos como teléfonos móviles, reproductores multimedia y ordenadores.  Muchos de ellos son extraídos en minas del continente africano, generalmente de países  que llevan años soportando conflictos bélicos internos (por ejemplo,  la República Democrática del Congo, es uno de los principales exportadores mineros del mundo).

    A partir del 1 de enero de 2012 una normativa en los Estados Unidos obligará a las  empresas a presentar certificados de procedencia de todas las materias primas que se importen para la fabricación de los productos de electrónica de consumo. Para ello, se elaborará una lista con los materiales (bautizados como “minerales de zonas en conflicto”) y los países no autorizados por parte del gobierno americano como fuente de importación de minerales destinados al sector tecnológico.

    El objetivo teórico de tal norma es reducir los ingresos de los grupos armados, normalmente guerrillas territoriales y paramilitares, que controlan las minas de estas materias primas y que se financian con dicho dinero. Tampoco debiera olvidarse a los trabajadores, que seguro operan en condiciones de semiesclavitud (o esclavitud completa) y total precariedad laboral y de seguridad. Además, por si fuera poco lo anteriormente mencionado, se puede añadir el grave deterioro ecológico en las zonas cercanas a las minas. En áreas como la de los Grandes Lagos en el Congo, los gorilas están en peligro de extinción debido a esta deforestación derivada de la actividad minera.

    De hacerse bien las cosas y no dejarse sobornar, estas “trabas” legales que pondrán las empresas estadounidenses afectarán a los exportadores de minerales africanos, que astutamente ya están  trasladando parte de su negocio hacía el mercado asiático. Por ello, los Estados Unidos  debieran también centrarse en convencer a los teóricos nuevos clientes en Asia para que también dejen de comprar estos  minerales.

    Lamentablemente, intuyo que no es una solución definitiva ya que si una empresa no compra, seguro que otra lo hará, pero es un primer paso y merece que se le dé repercusión en los medios.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook