Blog 
En analógico y en digital
RSS - Blog de Rubén Sánchez Antuña

El autor

Blog En analógico y en digital - Rubén Sánchez Antuña

Rubén Sánchez Antuña

Ingeniero de telecomunicación, diplomado en economía y postgrado de especialista en economía de las telecomunicaciones. Como escritor tiene publicados cinco libros: "Dos estrelles nel firmamentu infinitu","El murmuriu d'un mieu ensin nome","Dos visiones asturianes de le...

Sobre este blog de Tecnología

Reflexiones sobre las TIC y la sociedad de la información


Archivo

  • 03
    Mayo
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    UNA BREVE REFLEXIÓN SOBRE APPLE

     

    Apple se acostumbró a que sus ganancias se disparasen año tras año, sin pensar que alguna vez alcanzaría su techo y empezaría a frustrar sus desorbitantes expectativas. Eso es lo que ha ocurrido tras presentar el balance del primer trimestre de este año. Entre enero y marzo, el beneficio neto de Apple disminuyó un 17,8% respecto al del mismo periodo del año pasado, aún así fue de 9.547 millones de dólares (sus ingresos sí crecieron un 11,2%, alcanzando la cifra de 43.603 millones de dólares).
    Ello hizo que se generara un alarmismo sobre si empieza a ser grave la situación de la compañía de la manzana. Mi opinión es que no, al menos por el momento, pues sigue ganando muuucho dinero, y aunque su margen ha disminuido, continúa siendo altísimo. Sí es verdad, que empieza a dar síntomas de dejar de ser el referente del mercado en su sector. La empresa de Cupertino depende en exceso del iPhone (se estima que dos tercios de su beneficio vienen de este producto). Gracias al iPhone y al iPad se convirtió en la empresa más valiosa en bolsa, pues fueron productos que revolucionaron un mercado, pero que ahora otros les han empezado a hacer sombra. Actualmente, su competencia ha lanzado al mercado dispositivos “mejores” y “más potentes” (por supuesto, todo es opinable). Quizás por eso las ventas del iPhone 5 están por debajo de lo esperado.
    ¿Puede Apple reinventar otro producto? Pues a bote pronto, Apple TV, la esperada televisión de la compañía, se está demorando mucho y hasta en el tema de los iWatch, parece que otros competidores podrían tener productos antes que ellos. Se  autoimpusieron tal presión que les ha llevado a canibalizarse a sí mismos, por ejemplo el iPad mini contra el iPad, el iPhone contra el iPod y contra el propio iPhone, pues la excesiva prisa en lanzar el iPhone5 ha hecho que el dispositivo llegase a no saciar las expectativas de los fanáticos de la marca.
    ¿Se puede culpar de ello a Tim Cook? Ni mucho menos. Pese a romper la  costumbre de Steve Jobs de no repartir dividendos entre sus inversores y ahora emitir deuda por primera vez en 17 años, una compañía de ese tamaño no depende exclusivamente de una persona. Ni antes Jobs era infalible, ni ahora se trata de defenestrar a Cook, que hiciera o lo que hiciera era predecible que iba a recibir críticas.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook