Blog 
Fibromialgia pon una Sonrisa a tu Dolor
RSS - Blog de ELSA SUAREZ DEL PINO

El autor

Blog Fibromialgia pon una Sonrisa a tu Dolor - ELSA SUAREZ DEL PINO

ELSA SUAREZ DEL PINO

Soy una enferma de Fibromialgia y Fatiga Crónica, donde se me añaden también , sintomas de SSQM, cansada ya de años , vagando por centros hospitarios, urgencias,,etc, donde veo que mi enfermedad avanza y no soy ni reconocida como enferma, ni valorada adecuadamente con mis limitaciones por la enferme...

Sobre este blog de Sociedad

Este blog, está ideado, para reunir a todos los enfermos de Fibromialgia, Fatiga Crónica y Sintomas de Sensibilidad Quimica Múltiple, y enfermos no reconocidos del Mundo, para dar a conocer que somos unos enfermos, abandonados por la Sanidad, donde somos injustamente, tratados, y exijimos el reconoc...


Archivo

  • 31
    Enero
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Hablemos de Fibromialgia de Mª Ángels Mestre

    Hoy quisiera hablaros de una persona y su libro. María Ángels Mestre y su libro titulado Hablemos de Fibromialgia

    Tras cinco años de lucha ha logrado a través de la medicina holística y de un cambio de actitud ante la vida, superar esta enfermedad catalogada como crónica. Mª Ángels dice “Me curó hacerme consciente de que mi vida necesitaba cambios para alcanzar salud”.

    El siguiente texto está extraído de su web, si deseáis más información hacer un clic aquí.

    1) ¿Cuál es la relación entre las emociones y la fibromialgia?

    La fibromialgia es la enfermedad de las emociones contenidas que se manifiestan en forma de síntomas en nuestro cuerpo físico. Si las emociones son canalizadas hacia la acción u opinión, nos liberamos de tensiones, frustraciones y toda clase de conflictos internos. Expresar las emociones es una garantía de salud ya que dejamos fluir la energía que contienen, alineando las tres fuerzas que sostienen la vida: pensar, sentir (emoción) y actuar.
    La energía que no se libera llega a la musculatura quedando en forma de tensión en las fibras musculares, generando dolor.

    2) ¿Por qué hay más mujeres que hombres con fibromialgia?

    La fibromialgia es la enfermedad de las emociones, y la mujer es más emocional que mental, es más práctica. El hombre en cambio es más mental que emocional y es más teórico. Por otro lado, el factor que posibilita la aparición de la enfermedad es la represión, y no hay duda que en nuestra sociedad, ya desde la infancia, la mujer está más sometida a represión que el hombre.

    3) Cuando queremos iniciar el proceso de superación, ¿por dónde tenemos que empezar?

    Muchas enfermedades, y también la fibromialgia, se gestan en los pensamientos, que están condicionados por la educación recibida en la infancia. Desde la cuna, se nos imprime, dentro de nuestra estructura psicológica, una forma de pensar que perdurará toda la vida. La curación empieza cuando somos capaces de aceptar nuestra enfermedad, reconocer la forma de pensar equivocada y actuar sobre nosotros mismos para modificarla.

    4) ¿Qué diferencia hay entre la medicina alopática y la holística?

    La medicina holística considera el hombre como un todo interrelacionado. El hombre tiene una parte física pero también otra psico-emocional y otra espiritual. Es pues materia, energía y conciencia.

    La enfermedad, según la medicina holística, es algo más que una serie de síntomas que se manifiestan en el cuerpo físico. El cuerpo físico es tan solo la punta del iceberg, ya que existen otros vehículos, como el mental, donde se procesan los pensamientos; el emocional, donde se gestan las emociones; y el vital, donde se encuentra la energía que sostiene la vida.

    La enfermedad, antes de llegar al cuerpo físico, pasa por estos otros vehículos. Los pensamientos y las emociones no se ven, pero todos experimentamos que son impulsos de energía e información. Tampoco podíamos hasta ahora comprender la energía vital, pero la física cuántica la está demostrando.

    5) ¿Qué cambios tenemos que hacer en nuestras vidas para superar la fibromialgia?

    El primer cambio es el de actitud, y consiste en dejar de ser paciente para convertirse en parte activa en el proceso de la curación. Ya no esperas que te curen, sino que eres tú quien se esfuerza con cambios en tu vida para conseguirlo.

    Los otros cambios son el cambio de estilo de vida, el de relación con el entorno y el cambio de hábitos no adecuados. Dentro de éste último, podemos incluir el cambio de alimentación.

    6) ¿En qué consiste el cambio de relación con el entorno?

    Tenemos que dar lo mejor de uno mismo, sin dejarse esclavizar, siendo consciente. Fijarse en los demás porque son el espejo donde nos podemos reconocer para saber qué nos sucede a nosotros mismos. Lo que me irrita del otro se encuentra en mi inconsciente, lo que critico es lo que a mí me sobra, lo que admiro es lo que me falta. El trabajo consiste en desarrollar lo que me falta y eliminar lo que me sobra. Todo esto en la medida de nuestras posibilidades. Los valores y los defectos son la misma cosa pero en sus extremos.

    Es bueno empezar a dirigir mi vida y no esperar la aprobación, el reconocimiento o el soporte del entorno. A valorarme por mí misma sin esperar la valoración de los demás. A dejar de hacer lo que esperan de mí sin tener en cuenta mi voluntad, ya que sino reprimo mis opiniones y mis acciones.

    A decir no sin sentirme culpable.

    La felicidad y la independencia interior se deben conseguir con esfuerzo, no tenemos que ser dirigidos, cada uno tiene que dirigir su vida. Es necesaria una revolución interna para decir ¡Basta! me quiero curar.

    7) ¿Qué terapias nos pueden ayudar?

    La reflexoterapia, la acupuntura y el shiatsu fueron las que más me ayudaron a bajar el nivel de dolor y a eliminar lentamente toda la sintomatología.

    8) ¿Qué ejercicio físico es para ti el mejor para superar la fibromialgia?

    En relación al ejercicio, el mejor para mí después de practicar otros fue caminar y respirar conscientemente; no obstante, cada persona tiene que encontrar el ejercicio que mejor se adecue a su fibromialgia.

    9) ¿Hay algún órgano afectado en esta enfermedad?

    Según la medicina holística, el hígado es el depositario de las emociones, y por tanto es el órgano más afectado en la fibromialgia. Las emociones son energía que a medida que se va acumulando, el hígado, que es su receptor, ya no la puede absorber y la revierte, en primer lugar, a la musculatura, tendones y ligamentos que él controla. Dado que el hígado se ocupa de la desintoxicación del organismo, fui dejando lentamente la medicación de síntesis que lo perjudicaba por la medicación natural como la homeopatía, flores de Bach, etc.

    También fui dejando los alimentos no adecuados para el hígado, como el azúcar, el chocolate, los productos lácteos, los fritos, el alcohol, los cítricos, el melón, la lechuga, las espinacas, las alcachofas, las judías verdes, la carne roja (sobretodo el cerdo), el marisco y los frutos secos.

    Después inicié una alimentación biológica, es decir, sin colorantes, espesantes, conservantes y potenciadores del sabor como el glutamato monosódico, muy tóxico para mí. Posteriormente inicié la alimentación macrobiótica.

    10) ¿En qué consiste la alimentación macrobiótica?

    La alimentación macrobiótica adecuada a la fibromialgia tiene un efecto desintoxicante que ayuda considerablemente al hígado. Esta dieta consiste en unos determinados alimentos biológicos, y teniendo en cuenta unas proporciones:

    1. 40% cereales integrales (arroz, avena, mijo, cebada…).
    2. 30% verduras frescas y de temporada.
    3. 15% proteínas vegetales (legumbres, miso, tofu, tempeh, seitán…) o bien pescado blanco.
    4. 10% algas (kombu, wakame, arame, hiziki).
    5. 3% fermentos o pickles.
    6. 2% semillas (sésamo, girasol, calabaza).

    Dentro de la macrobiótica encontramos alimentos que son también medicamentos, como la ciruela umeboshi (anti-oxidante y anti-séptica); la seta shiitake y el kuzu (dan energía); el té verde (anti-oxidante y fortalecedor del sistema inmunológico…); las algas (mineralizan, reducen la hipertensión, son anti-inflamatorias…).
    La alimentación macrobiótica me solucionó el problema del colon irritable en tan solo dos semanas.

    11) ¿Qué ha representado la enfermedad en tu vida?

    La fibromialgia no ha sido un enemigo que debía vencer, sino una maestra que me ha enseñado a quererme, no egoístamente, sino como una vía de liberación y respeto conmigo misma.

    Simplificar la vida prescindiendo de todo lo superficial, y dejar las prisas para no caer nuevamente en el estrés.

    Ser consecuente alineando el pensar, el sentir y el actuar. Si lo consigo, podré transformar la enfermedad en salud. Cuando se piensa algo, hay que llevarlo a la acción, sino mejor dejo de pensarlo, no doy continuidad al pensamiento.

    La enfermedad me ha hecho comprender que mi cuerpo se quejaba y yo no lo escuchaba, cubría su lenguaje con medicación en vez de hacer cambios en mi vida.

    Que no somos víctimas inevitables de la enfermedad, sino que seguimos unos patrones familiares, sociales y culturales que no admiten el cambio. Que la enfermedad es algo propio que forma parte de mí. No es un elemento externo, sino interno.

    12) ¿Cuál ha sido tu evolución?

    Gracias a la comprensión de la enfermedad y al trabajo de introspección a través del autoconocimiento he podido superar la fibromialgia y s.f.c. He evolucionado:

    En general, en nuestra sociedad nos han enseñado a mirar hacia fuera, pero no dentro de nosotros. El autoconocimiento empieza cuando somos capaces de realizar un trabajo de introspección para ver qué defectos psicológicos encontramos dentro de nosotros, pero también para descubrir los valores que poseemos. Estos valores me dieron la fuerza necesaria para empezar una nueva vida. Un nuevo proyecto. Lo mismo que hacemos muchos de nosotros, los arquitectos, cuando rompemos los planos de una casa que no nos gusta y empezamos a hacerla de nuevo.

    Hace más de dos años experimenté una gran mejoría y decidí escribir un libro para tratar de llevar la esperanza a las personas desesperadas por esta enfermedad. Cuando lo acabé, la medicina alopática reconoció que estaba asintomática (sin síntomas).

    También te puede interesar:

    Como superar la Fibromialgia
    Cómplices. Más allá de las relaciones de dependencia
    PIENSA MENOS, VIVE MÁS de PERE PORTERO
    JUGANDO CON FUEGO de WALTER RISO
    MADRES Y MALABARISTAS de Nora Rodríguez
    VOLVER A VIVIR de MERCÈ CASTRO
    Héroes Cotidianos, Un viaje a tu interior de Pilar Jericó
    Inocencia radical de Elsa Punset

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook