Blog 
Fibromialgia pon una Sonrisa a tu Dolor
RSS - Blog de ELSA SUAREZ DEL PINO

El autor

Blog Fibromialgia pon una Sonrisa a tu Dolor - ELSA SUAREZ DEL PINO

ELSA SUAREZ DEL PINO

Soy una enferma de Fibromialgia y Fatiga Crónica, donde se me añaden también , sintomas de SSQM, cansada ya de años , vagando por centros hospitarios, urgencias,,etc, donde veo que mi enfermedad avanza y no soy ni reconocida como enferma, ni valorada adecuadamente con mis limitaciones por la enferme...

Sobre este blog de Sociedad

Este blog, está ideado, para reunir a todos los enfermos de Fibromialgia, Fatiga Crónica y Sintomas de Sensibilidad Quimica Múltiple, y enfermos no reconocidos del Mundo, para dar a conocer que somos unos enfermos, abandonados por la Sanidad, donde somos injustamente, tratados, y exijimos el reconoc...


Archivo

  • 13
    Septiembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    SOLA ANTE EL PELIGRO EN LA POLICLÍNICA

    Me gustaria que supieseis lo que está sucediendo en España:

    hace 9 horas · ..POR FAVOR ,LEED Y DIFUNDID ESTE HORROR.Joana Merino Belando
    Hace 16 horas
    SOLA ANTE EL PELIGRO EN LA POLICLÍNICA
     

    Es la 1:48 am del día 3 de Septiembre de 2012 en estos momentos, y ya han pasado casi 4 horas desde que me quedé sola, sin ningún facultativo médico presente, en la Policlínica Virgen de Gracia de Mahón trabajando en el servicio de URGENCIAS, si si, han leído bien…una enfermera se queda sola por las noches en un edificio de 4 plantas al cargo de un servicio de URGENCIAS en el que cualquier cosa puede pasar, pero como en este país nunca pasa nada…hasta que pasa… Son tantos los motivos que me llevan a este estado de indignación en el que me encuentro que no sé ni por cual empezar…pero lo haré por el siguiente: la falta de seguridad total y absoluta a la que estoy siendo sometida como profesional y como mujer. Verán, me encuentro absolutamente sola, sin ningún sistema de videovigilancia ni de alarma ni de protección de ningún tipo ante cualquier acto vandálico que pueda acontecer durante la noche: Robos, pacientes borrachos o agresivos por la situación de enfermedad que están viviendo… es la realidad señoras y señores…estoy expuesta, tras una cristalera con puertas automáticas (de la que oh! menos mal que al menos si tengo la potestad de abrir y cerrar según mi criterio al ver un posible paciente/cliente que llama al timbre para ser atendido), a cualquier circunstancia fortuita desagradable. Pero claro lo que prima es eso, la clientela y cuanto más exprimamos al profesional…pues más euros para las arcas de la empresa…pase lo que pase.
    Y es que, he aquí mi segundo motivo de indignación, tengo que ejercer en un mismo acto de servicio de al menos tres profesiones diferentes: Administrativa para introducir al cliente en el sistema, y comprobar su seguro y demás trámites administrativos como emitir una factura o tramitar una autorización de traslado al hospital, por ejemplo. Celadora, para trasladar al paciente al primer piso y llevarlo en silla de ruedas si así lo precisa. Técnico de laboratorio, si es que hay que realizar alguna prueba analítica…incluyendo aquellas que nos orientan, entre otras cosas hacia el padecimiento de un infarto…incluso eso puede pasar, si si, no solo una otitis o catarritos sin importancia. Y finalmente, una vez haya estabilizado al paciente (en caso de necesitarlo) y llamar al médico para que se persone en la clínica entre 10 y 20-30 min tras mi llamada ejerceré la profesión para la que he estudiado, y de la que me siento orgullosa de ser: ENFERMERA…y es que eso es sólo lo que soy, con todos mis respetos al resto de profesiones…Entiendo que haya que optimizar recursos humanos…pero esto ya es el colmo y una vergüenza. Porque es que ser enfermera no es esto, no es pasarte horas sentada en una silla de oficina en una recepción esperando que suene un timbre y rezando para que no venga ningún paciente grave a tu servicio de URGENCIAS, planeando como actuar ante una situación peligrosa o divagando como vas a poder efectuar la llamada de aviso al 061 si tienes a un paciente que sufra un paro cardíaco…donde por supuesto no llamaré al médico de la clínica que puede tardar hasta media hora en venir…según la ley. Al parecer, como no existe una normativa reguladora a nivel de centros hospitalarios sin internamiento, esta situación podría estar dentro de la total legalidad…y ser jurídicamente correcta, pero desde luego, no me parece que se trate de una situación aceptable moralmente.

    1- ¿Quién y qué protege al profesional de enfermería de cualquier tipo de agresión o acto vandálico?

    2- ¿Quién se preocupa porque el paciente reciba un servicio adecuado a la solicitud de situación de URGENCIA en la que se encuentre? Aquí va una definición de lo que, por ley, debería ser un servicio de urgencias: “Urgencias es la unidad 68 de la oferta asistencial incluida en esta normativa, que la define como una unidad asistencial que, bajo la responsabilidad de un médico, está destinada a la atención sanitaria de pacientes con problemas de etiología diversa y gravedad variable, que generan procesos agudos que necesitan de atención inmediata”.

    3- ¿Cómo puede un solo profesional sanitario, por muy preparado que esté proporcionar unos cuidados eficaces inmediatos al paciente (recuerdo al lector que hablamos de un servicio de URGENCIAS), y más cuando no es el médico sino una enfermera? No debemos olvidar que la mayoría de actos enfermeros, nos pese más o menos, están supeditados a actos médicos…ni poner una vía, ni administrar medicación…ni realizar un vendaje, por enumerar un par de técnicas del día a día, las podemos realizar sin que haya una orden médica escrita.

    4- ¿Qué opinión se llevará el paciente/cliente del servicio recibido? Me da la sensación de que no muy buena…y si fueran listos, esto les debería importar…a la empresa , la que solo ve euros…pues un cliente satisfecho volverá, uno insatisfecho, no sólo no volverá, sino que además hará propaganda negativa.
    Y ya para finalizar, una última reflexión: ¿saben lo que es la empatía? Es la capacidad de ponerse en el lugar del otro y sentir como él siente…y desde luego no es difícil la respuesta a la pregunta que planteo ¿Alguien querría trabajar o ser atendido como paciente en estas condiciones?... a mi, el haberme quejado sobre dichas condiciones a los responsables del centro hospitalario me ha costado el puesto de trabajo….así están las cosas en nuestro país

    María LC. Enfermera

    Esta es la carta al director que debería haberse publicado en el Diario de Menorca el pasado Viernes. Y digo debería porque parece ser que ni la libertad de expresión está garantizada en nuestro país. Suerte del Facebook y demás redes sociales. Gracias por dedicar un par de minutos de vuestro tiempo a leerla y difundirla.

    Buenos días, si este testimonio no te deja indifirente, copia y pega, gracias. Joana

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook