Blog 
Inmaculada Pulido Alvarado / Con Pulso
RSS - Blog de Inmaculada Pulido Alvarado

El autor

Blog Inmaculada Pulido Alvarado / Con Pulso - Inmaculada Pulido Alvarado

Inmaculada Pulido Alvarado

Nombre: Inmaculada Pulido Alvarado ...

Sobre este blog de Sociedad

Mi pequeño rincón de artículos donde me puedo expresar como mejor se hacer, escribiendo.


Archivo

  • 22
    Mayo
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Mi visión del Santuario de Fátima

    Sois muchos , los que al regreso de mi viaje me preguntan mi impresión sobre el Santuario de Fátima en Portugal.

    Los que me conocen bien saben que no gozo del beneficio de la fe; razón por la cual pido perdón sí parezco irreverente al decirles que me pareció un parque temático sobre las apariciones de la Virgen a los tres pastorcillos.

    En todo el municipio de Fátima las tiendas tienen como principal volumen de ventaas los artículos religiosos. No hay cines, ni teatros, mucho menos discotecas, y los museos son sobre la vida de Cristo o la Virgen. No existen locales de animación ; y nisiquiera en los hoteles de mayor categoría ( en su mayoría nombrados con el santoral ) hay espectáculos.

    El nuestro se encontraba a unos 300 metros del Santuario, al llegar unos carteles te avisan de la prohibición , entre otras prácticas, de pedir limosna. Y son vigilantes vestidos de paisano con brazaletes con el distintivo de Fátima los encargados de hacer cumplir las normas del recinto. Un inmenso espacio , donde predominan los colores blanco, gris, y dorado. Al fondo se alza la iglesía , a la que se accede por un inmenso pasillo adornado con frescos sobre el Vía Crusis de Jesús. Ya dentro, el guía nos muestra las tumbas de Francisco, Jacinta , y Lucía; los dos primeros beatos y esta última pendiente de santificar. Alguien del grupo me pregunta cómo es posible que Francisco y su hermana muriesen tan jóvenes después de haber visto a la virgen, y le respondo que es obvio. Eran pobres, sin recursos, con una mala alimentación, obligados a trabajar desde niños soportando las inclemencías del tiempo. El guía continúa explicándonos que murieron entre mucho sufrimiento , que ofrecieron a las personas no creyentes. Y me invade un sentimiento de angustia al imaginarme a cualquier niño sufriendo por mí.

    Al salir de la iglesia, y cerca de un acristalado oratorio , donde se encuentra la replica de la Virgen, un cartel recomienda no traerle flores , y depositar ese dinero en las urnas para los pobres; miéntras otro te invita a comprar velas, y te asegura que una vez las derritas en el incinerario se cumplirá tu deseo.

    Las hay de todos los tamaños , incluso de personas a tamaño natural , o con formas de órganos ( cómo las que podemos encontrar en la Basílica de Teror ) . Y no enciendo ninguna ; porque tengo que ser consecuente con lo que siento.

    A mi me mueve el arte, en todas su expresiones. La humanidad de Teresa de Calcuta y su original catecismo. Me mueve la obra de la Fundación Vicente Ferrer. La humildad del doctor Cavadas , que al preguntarle cuál será su nuevo reto , respondió que en medicina no se debe usar esa palabra, que él y su equipo se limitan a intentar resolver problemas que sus pacientes le platean. En general, me mueve cualquier manifestación de solidaridad y protección hacia el más débil. 

    Sin embargo , he de admitir que cuando me acerqué al Santuario por la noche y vi a cientos de personas rezando los misterios , para despúes celebrar , bajo cánticos , la procesión de Las Antorchas , acompañando a la Virgen, se me sobrecogió el alma.

     

    Inmaculada Pulido Alvarado.

     

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook