Blog 
Insiders
RSS - Blog de Insiders - Turismo

El autor

Blog Insiders - Insiders - Turismo

Insiders - Turismo

Muchos analizan y opinan acerca del sector turístico desde afuera, desde la grada de los observadores que viven directa o indirectamente de este sector industrial. ...

Sobre este blog de Economía

En este blog participarán profesionales y empresarios como: ...


Archivo

  • 26
    Octubre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    ¿Hemos adaptado de verdad las leyes a las nuevas demandas turísticas urbanas?

    Me he inspirado en un post de Ignacio Moll, en el que apuntaba la creciente demanda en todas las ciudades europeas de apartamentos o "pisos de uso turístico". “Como las ciudades canarias desean crecer en capacidad alojativa, esta podría ser una solución a corto plazo que podría generar grandes beneficios, además de una puesta en valor de muchas viviendas, cercanas a las playas de las ciudades o en los cascos históricos y barrios de interés”. 

    Estoy totalmente de acuerdo con el. La única duda que me surge es el marco legal, en el que pueden desarrollarse dichas iniciativas. La Ley 29/1994 de 24 de noviembre de arrendamientos urbanos (LAU) establece el régimen jurídico aplicable a los arrendamientos de fincas urbanas que se destinen a vivienda o a usos distintos del de vivienda, sin embargo no contempla la variada casuística relacionada con el alquiler de viviendas para uso turístico y/o vacacional. Pero además sí se produce con la concurrencia de un servicio turístico y su comercialización se realiza a través de los operadores y canales turísticos, esta actividad en teoría quedaría fuera del ámbito de la LAU. Por ley los pisos en “uso turístico” se consideran alojamientos turísticos extrahoteleros. 

    La Ley de Renovación y Cualificación Turística de Canarias del Decreto 142/2010, define dos modalidades de alojamientos turísticos: 

    a)Hotelera 

    b)Extrahotelera 

    Dentro de la modalidad “extrahotelera”, los tipos de inmuebles que contempla son los apartamentos, villas, casas rurales y casas emblemáticas. El motivo de esta nueva clasificación y reconversión de modalidades es justamente por “la diversificación de la demanda con nuevos patrones de consumo que enmarcan a los consumidores en grupos de referencia cada vez más dispares y reducidos”. 

    Hasta aquí bien. Quizás la modalidad que más se acerca al uso de “pisos o edificios de uso turístico” son las llamadas “casas emblemáticas”, un “establecimiento extrahotelero ubicado en inmueble situado en suelo urbano consolidado no turístico y cuya edificación constituye un bien inmueble integrante del patrimonio histórico de la Comunidad Autónoma de Canarias”. La única problemática es que los equipamientos mínimos comunes exigidos son, entre otras cosas, un baño por unidad de alojamiento, que en esta modalidad debe medir 35m2. 

    ¿A qué quiero llegar con este argumento? En mi opinión, han desaparecido categorías de tipos de alojamiento, sobre todo en el ámbito urbano, que no tienen cabida en las actuales modalidades. ¿Cómo se clasifican las pensiones, los hostales, los bed & breakfast, posadas o las casas de huésped, también conocidas internacionalmente como “guest houses”? 

    Un guest house es una propiedad privada convertida en un sitio de alojamiento donde ofrecen habitaciones con la particularidad que no hay personal a tiempo completo para atender a quienes se alojan. El concepto es el de una casa con múltiples habitaciones en donde nos dan una llave para entrar, y generalmente, otra para la habitación (con baño compartido en muchos casos). Las “guest houses” son muy comunes en países como Sudáfrica, por ejemplo, donde cuentan con un sistema de clasificación específico. 

    Pensamos muchas veces que tanto los guests houses como los hostales son de una categoría inferior por el hecho de ser frecuentados en muchos casos por gente joven y mochileros. Surge un nuevo segmento de oferta, los llamados “boutique hostales” que se encuentran en muchas ocasiones en ubicaciones o edificios emblemáticos con una decoración diferente. Hay viajeros que prefieren este tipo de establecimientos justamente por ser el lugar donde hacer relaciones, compartir experiencias y momentos. Se ofrece un ambiente social de un hostal, pero los buenos servicios de un hotel. Un buen ejemplo es el Hostal Casa Grácia de Barcelona. 

    En mi opinión y según lo que puede interpretar, tanto los hostales como los “guest houses”, tipos de alojamiento muy recurrentes en las grandes urbes, por sus estructuras y características no alcanzan los niveles exigidos para ser clasificados como “casas emblemáticas” de la nueva normativa. 

    ¿Puede ser que la intención de adaptarnos a las nuevas demandas turísticas urbanas ha fallado en esta normativa? Espero que alguien me pueda dar una aclaración.

     

     

    Tanja Brandt
    Consultoría de Marketing

    MoveMarketing

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook