Blog 
Juego de series
RSS - Blog de José Antonio Martínez Perallón

El autor

Blog Juego de series - José Antonio Martínez Perallón

José Antonio Martínez Perallón

Fan incondicional de todas (o casi todas) las expresiones de cultura popular y conocedor de numerosos datos que queda bien repetir, aunque puede que no valgan para nada.

Sobre este blog de TV

Una mirada a las series por las que debes dejarte atrapar y de las que debes evitar.


Archivo

  • 30
    Julio
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Otras series ambientadas en los 80 que no son Stranger Things

    Otras series ambientadas en los 80 que no son Stranger Things

    El estreno de Stranger Things en Netflix nos ha hecho revivir a muchos nuestras películas de juventud del cine de los años 80. Pero ésta no se la única serie enmarcada en aquella época. Hace ya más de un año que hicimos en este blog el post de series ambientadas en los 80, pero la semana pasada, con motivo de la reseña de Stranger Things, ya os comentaba que la lista se había quedado obsoleta. Son varias las series que han elegido esa década como marco en la que situar sus tramas y de paso hacer un repaso crítico de aquella época con la perspectiva que dan los años transcurridos. Lo abrumador es que la mayoría de ellas se han estrenado este mismo año.

    1) Stranger Things: Un homenaje al cine de Steven Spielberg en los 80. Stranger Things es E. T., Los Goonies y hasta Encuentros en la Tercera Fase. Todo ello aderezado con música de sintetizador tipo John Carpenter y también referencias a la literatura de Stephen King. No vamos a extendernos más porque la semana pasada ya dimos un amplio repaso a esta serie. La propuesta más spielbergiana de la pequeña pantalla sin que éste haya tenido que ver nada en ella, lo cual es una verdadera paradoja, ya que el célebre director parece que siempre pincha hueso cuando se pone a producir cosas para la tele.

    2) Narcos: Una de las series por excelencia de los años 80 fue Corrupción en Miami. Narcos nos cuenta el ascenso y caída de uno de los grandes narcotraficantes de la época y que desde Colombia abastecía a esta ciudad, Pablo Escobar. La serie está a la altura de grandes  títulos del género de gángsters que pueden ir del Uno de los Nuestros de Scorsese a Los Soprano e incluso llega a recordar a Los Intocables de Elliot Ness, ficción que también nació en la televisión. Pablo Escobar es un enemigo tan poderoso que hasta los policías que lo persiguen son conscientes de su insignificancia ante él. Al Capone es un pringado en comparación con el narco colombiano que acumula tal fortuna que no sabe qué hacer con ella. En su ascenso en el mundo del hampa, Escobar descubrirá hasta que es capaz de poner de rodillas a todo un Estado practicando aquello que se dio en conocer el narcoterrorismo, después de que éste le repudie y cercene su intento de entrar en la vida política. La segunda temporada se estrenará en Netflix el próximo 2 de septiembre y todo apunta a que, además de asistir la caída de Escobar, podríamos ver quién le sucedió al frente del Cartel de Medellín. El propio hermano de Pablo Escobar ha pedido que le dejen ver los episodios antes de su estreno para ver si está de acuerdo con los hechos que en ella se cuentan. En función de cómo avance la historia sabremos si nos contarán la historia de otros narcos célebres. ¿Alguien habló del Chapo Guzmán?

    3) American Wet Hot Summer: Homenaje a la comedia gamberra norteamericana de los años 80 y precuela de una película del año 2001 que bebía de títulos como Los Albóndigas en remojo, Despedida de soltero o La revancha de los novatos. La serie estrenada por Netflix este año narra las pericpecias de los trabajadores y campistas durante el primer día de un campamento de verano. Reparto lleno de estrellas y cachondeo de todos los topicazos del cine de la época. Para mi gusto, fue uno de los títulos encaminados a subir al podio de lo peor de Netflix. A lo mejor es que me perdí algo por no haber visto la película antes. Se especula con la posibilidad de una segunda temporada que transcurriría después de la película, pero todavía la serie no ha sido renovada oficialmente.

    4) Hap and Leonard: Un western sureño basado en las novelas de Joe R. Landsdale, personajes de los que ha escrito hasta nueve libros. Se trata de la historia de dos perdedores unidos desde la infancia por una tragedia y que se ganan la vida como pueden en el imaginario pueblo de Laborde, al este de Texas. Los dos son personas totalmente contrapuestas. Hap es blanco, hetero y en su juventud fue a la cárcel por negarse a ir a Vietnam; Leonard negro, homosexual y excombatiente en ese conflicto. La serie arranca cuando la ex de Hap vuelve a sus vidas para proponerles un trabajo: recuperar del fondo de un río el botín de un atraco frustrado durante los años 60. La serie se toma su tiempo para arrancar, pero a partir del tercer capítulo entra en harina y sabe combinar momentos de gran tension, con otros más humorísticos. En el reparto tenemos a James Purefoy (The Following), Michael K. Williams (el mítico Omar de The Wire) y la aparición estelar de Christina Hendricks tras el final de Mad Men

    5) Fargo (segunda temporada): Técnicamente la acción empieza a finales de los 70, pero son los años en los que Ronald Reagan se prepara para dar el salto a la Casa Blanca. De hecho, el fallecido presidente de los Estados Unidos aparece como personaje en esta temporada interpretado por Bruce Campbell. La segunda temporada de Fargo ya la tratamos más extensamente aquí, pero para lo que nos interesa en el post de esta semana hay un mensaje que subyace: El mundo ya no es un lugar para vaqueros. ¿Acaso se están refiriendo al pasado como actor de Reagan?

    6) Deutchland 83: Los ochenta fueron los años en los que se recrudeció la guerra fría. En esta serie germana de la RTL, nos cuentan la historia de un espía de la Alemania Oriental que se infiltra en el ejército de la Alemania Occidental. El bloque del Este está tan convencido de que el fanatismo de Ronald Reagan contra el comunismo le va a hacer lanzar sin ningún tipo de miramientos un ataque nuclear sobre toda la Europa del Este. El agente encubierto deberá buscar pruebas de ese inminente lanzamiento de misiles. La serie mira con humor y cierta nostalgia algunos avances de la época, como esos espías que no saben qué se necesita para poder leer un disquete o la "asombrosa" llegada del walkman. La banda sonora está aderezada de los grandes hits de la época, entre los que no puede faltar un éxito del pop alemán como 99 Red Ballons de Nena. De lo mejorcito que ha salido de la televisión germana estos años. 

    7) Dead of Summer: Los ochenta tuvieron sus subgéneros favoritos: las historias de narcos, comedias gamberras, la ciencia ficción y por supuesto el slasher, dentro del cine de terror. Esas pelis como Viernes 13, La Matanza de Texas, Halloween o Pesadilla en Elm Street. Esta serie trata de rendir tributo a este género con las andanzas de un grupo de virginales monitores en un campamento de verano, donde parece que hay suelto algún tipo de monstruo-fantasma-demonio. Todo ello aderezado con sectas satánicas y escenas de flashbacks en las que en cada capítulo te van contando el pasado de los protagonistas. La serie tiene un problema, parece muy hecha para todos los públicos y eso es lo peor que puede pasar en un terreno donde quedarse a medias es algo que no perdonará el aficionado. Muy blandita, falta gore y tenemos algún sustillo que otro, pero suelen ser bastante gratuitos. La primera temporada está acercándose a su ecuador, pero todavía no ha cruzado esa barrera del ridículo que hace que sus espectadores la abandonen en masa. Dos curiosidades del reparto: entre las protagonistas está la Elisabeth Mitchell de Lost, y Zelda Williams, hija del tristemente fallecido Robin. 

    8) Cuéntame cómo pasó: El culebrón más veterano de la Televisión Española ha ido repasando los momentos más destacados de la historia reciente de este país. Comenzamos la serie con los Alcántara en el 69, avanzando en los momentos finales de la dictadura franquista, pasando por los años de la Transición y las primeras elecciones democráticas y así hemos llegado a los ochenta. Los años de la movida madrileña, la caída de la hija de la familia en la droga, la llegada del divorcio... y hasta los GAL y el terrorismo de Estado. La serie acaba de ser renovada otro año más por TVE, tras varias semanas en la cuerda floja tras el escándalo por la implicación en el caso de los papeles de Panamá de sus protagonistas principales. Los Alcántara en realidad se preparaban para que, cuando llegara el momento en que la serie alcanzara el año 2000, saber de primera mano cómo era eso de tener cuentas en el extranjero y sociedades off-shore. Para Cuéntame he elegido un vídeo de un youtuber llamado Vicente Boluda que ha hecho un montaje de la 15ª temporada, según sus palabras, como si lo dirigiera Hideo Kojima, creador de Metal Gear Solid.

    9) Halt and Catch Fire: Este verano (23 de agosto) se estrena la tercera temporada de esta serie que nos cuenta las andanzas de pioneros de la informática en los años de la creación de los primeros ordenadores personales y los primitivos juegos en red. En los nuevos episodios, la acción se trasladará a Sillicon Valley y saltaremos en el tiempo al año 1986. Está visto que cada entrega nos mostrará una nueva historia relacionada con la gran revolución tecnológica de aquellos años. Aunque de acuerdo con los planes de los creadores de la serie, la intención no es quedarse en los 80, sino llegar a base de saltos temporales a la época actual, en la que sería la séptima y última temporada. No obstante, tampoco es que sea una serie de audiencias masivas, por lo que a lo mejor esta tercera etapa podría ser la última. Las audiencias y los ejecutivos de AMC lo decidirán, pero las buenas críticas la ayudan a sobrevivir.

    10) The Americans: Una de las mejores series de espionaje que se emiten en la actualidad y que nos cuenta la historia de la guerra fría durante los 80 desde el otro lado, la de dos espías rusos infiltrados en los Estados Unidos que finge ser una familia normal y corriente. The Americans ha cerrado este año su mejor temporada y tiene por delante otras dos para ir cerrando sus tramas, ya que sus creadores han dicho que la sexta será la última. El cerco sobre nuestros dos espías rusos favoritos se estrecha cada año un poco más.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook