Blog 
La montaña rusa
RSS - Blog de Javier Durán

El autor

Blog La montaña rusa - Javier Durán

Javier Durán

Es redactor jefe de LA PROVINCIA/DLP. Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid y estudios de Ciencias Políticas por la UNED, además de tener un máster sobre comunicación por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC).

Sobre este blog de Gran Canaria

Solemne no es lo mismo que serio; ceremonioso es diferente a protocolario; aburrido es lo contrario de explosivo; triste tiene que ver con pesadumbre; precoz es ser un adelantado... ¿Podemos estar un día, a una hora, en semejantes cambios de tono de la agobiante realidad? Vamos a intentarlo.


Archivo

  • 03
    Febrero
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    ¿Quién adoctrina a quién?

    El ministro Wert ha recurrido a un término vinculado a los gobiernos autoritarios y al dominio de las élites para fulminar Educación para la Ciudadanía: un instrumento para el adoctrinamiento.
     

    Mussolini y Hitler adoctrinaban. Lenin y Marx también. El Papa, más de lo mismo. La Conferencia Episcopal Española, por descontado. Rubalcaba, Rajoy, Chacón, Aguirre... La diferencia, claro está, viene dada por el contexto: no es lo mismo adoctrinar sin libertad, en una dictadura, que hacerlo en una democracia constitucional. ¿Pero qué  ocurre en las aulas? ¿Dónde está el límite? La pregunta pone en un verdadero aprieto a la reforma educativa del PP:  la nueva Educación Cívica y Constitucional da respuesta a las exigencias de los grupos católicos y de la jerarquía de la Iglesia. Un aval, desde luego, poco eficaz para conseguir la pretendida desideologización de la asignatura, el no adoctrinamiento. Este periódico ha recabado cuatro opiniones sobre esta contradicción puesta en circulación por el Ministerio de Educación.


    José Alonso, sacerdote, director del Aula Manuel Alemán de la ULPGC y filósofo: "Si uno quiere, ¿no adoctrina desde la clase de filosofía, ética, lengua o inglés? El tema del adoctrinamiento no está en el currículum, sino en las convicciones del profesor. Desde cualquier asignatura adoctrinas si quieres adoctrinar. ¿Que hay otras razonas para cambiar la asignatura? Que las digan, pero la del adoctrinamiento no es razón. Lo que hay que plantearse realmente es una ética del profesorado y del enseñante".
     

    Juan Ezequiel Morales, filósofo: "El problema probablemente no esté en el nombre de la asignatura [Educación Cívica y Constitucional], siendo que son el mismo perro con distinto collar, una un  poco más educada que la otra, pero lo mismo. El problema nace de quién establece el eje axial de los contenidos. Que la nueva asignatura contendrá ideología, aunque no se lo propongan los actuales gobernantes, va a ser difícil, porque la naturaleza misma de esta asignatura es ideologizar en función del régimen y el gobierno".
     

    "Tampoco se distancian en absoluto de la antigua Formación del espíritu nacional, en el bien entendido de que se trataba de inculcar a los estudiantes valores acordes al régimen de gobierno por entonces existente. Antes se trataba de cultivar los valores nacionalistas de un régimen autoritario y ahora de cultivar los valores democráticos de un régimen tal. Si dentro del propio régimen democrático, a su vez, existe una alternancia bipartidista, es obvio que cuando esté un partido la educación será distinta de cuando esté el otro. El hecho mismo de que exista esa asignatura, de izquierdas o de derechas, no es sino el sello de poder de quien le toca gobernar, puesto que la propia asignatura, de siempre, se ha denominado maría, junto a religión y gimnasia, pues no se sustentan las tres en reforzar la sabiduría o el conocimiento, sino en hacer saber quién ordena y manda".
     

    Aniano Hernández, sociólogo: "Si al nuevo gobierno de España le preocupa modificar la asignatura de Educación para la Ciudadanía por una menos moral y sexual llamada ahora Educación Cívica y Constitucional, es realmente esquizofrénico, porque lo que demuestra este tipo de medidas a aplicar es que el gobierno tiene una percepción distorsionada de la realidad. Viene a demostrar que no hay un interés real por cambiar el sistema educativo para adaptarlo a los requerimientos de una sociedad más global, más dinámica y más necesitada de conocimientos".
     

     "El anuncio del gobierno sobre la nueva asignatura viene a indicar que no le importa seguir la tradición de cambio de partido político en el gobierno igual a cambio de la ley de educación, sin acuerdo de todas las partes. Y sin un modelo educativo de una vez por todas consensuado y adaptado a la realidad mundial y al futuro inmediato, no hay Educación Cívica ni Constitucional que nos salve de seguir bajando posiciones en el ranking de los sistemas de enseñanza-aprendizaje".   
     

    José Mota, profesor de Instituto de Ciencias Naturales y miembro del Opus Dei: "En teoría, con cualquier asignatura se puede manipular.  Siempre se da un punto de vista cuando se acerca a la vida humana, y por ello está la libertad de cátedra. Otra cosa es someter a todo un país  a una ideología. ¿Que puede pasar lo mismo con la nueva asignatura? Habrá que ver los textos que salgan ahora, y denunciar si se pretende ideologizar. Es un tema muy delicado, pero tiene que ser así si hay una imposición".

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook