Blog 
La montaña rusa
RSS - Blog de Javier Durán

El autor

Blog La montaña rusa - Javier Durán

Javier Durán

Es redactor jefe de LA PROVINCIA/DLP. Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid y estudios de Ciencias Políticas por la UNED, además de tener un máster sobre comunicación por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC).

Sobre este blog de Gran Canaria

Solemne no es lo mismo que serio; ceremonioso es diferente a protocolario; aburrido es lo contrario de explosivo; triste tiene que ver con pesadumbre; precoz es ser un adelantado... ¿Podemos estar un día, a una hora, en semejantes cambios de tono de la agobiante realidad? Vamos a intentarlo.


Archivo

  • 16
    Agosto
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Soria se pone la boina

    Morcilla dulce, chorizo de Teror, botijo, escalibada, gofio, guarapo, pata negra... ¿Para qué salir de España? ¿Para qué sufrir tanto bufé con salsas adulteradas? ¿Para qué comerse un pad thai de tallarines hiperpicantes en Tailandia? Y finalmente, ¿para qué hacer gasto en cremas antimosquitos, o exponerse a un volador mutado que con una picada te puede estropear las vacaciones y que se tira en barrena animado por  los 40 grados de temperatura? El ministro de Turismo José Manuel Soria, como en una recreación del NO-DO, hace patria o marca España desde Playa Blanca, en Lanzarote, donde él está de vacaciones, y recomienda coger el coche y recorrer los pueblos como Labordeta o Cela (que lo hizo con negraza y rolls dorado) para saborear los encantos del paisaje (si lo incendios dejan algo), la gastronomía local, el burro endémico, la especie autóctona, la hierba medicinal... El viajero nacional flaquea, el español prefiere cruzar fronteras, ver los indicios de un trabajo en la ingrata Alemania, conocer sin en China hay posibilidades... Para después salir en el programa 'Españoles por el mundo' y contar a la familia lo bien que le va con una playa de cocoteros de fondo. Pero Soria no teme el catetismo, y por ello regenera aquel discurso de autosuficiencia nacional, una generación del 98 caliente con los extranjeros, versada y cebada con Juan de la Cruz, el Cid Campeador, San Teresa de Jesús o Maeztu, A este paso, cualquier día nos llaman a la Plaza de Oriente para gritar contra el invasor perfido, acusarlo de contubernio y regalarnos a la salida una boina y un tique de descuento para comprar una hogaza. 

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook