Blog 
La otra cara de la Verdad.
RSS - Blog de Jonathan Guisado Garcia

El autor

Blog La otra cara de la Verdad. - Jonathan Guisado Garcia

Jonathan Guisado Garcia

Director-Gerente en FactoryMedia Producciones. Periodista Freelance.


Archivo

  • 16
    Mayo
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Canarias Las Palmas

    "Esta es mi verdad".

    Una vez llegué a preguntarme que haría si tuviera un mando que pudiera manejar los tiempos de mi vida y así poder cambiar todo aquello que no me gustara.

    EN PRIMERA PERSONA.

    Jonathan Gusiado García 16.05.2016

    Siempre me he movido siendo fiel a mis principios y es uno de los valores que más aprecio de mi forma de ser. No he sido agua que corre por ríos artificiales creados para que otros decidan por donde has de correr. Nunca le he dado importancia a la gente que le ha molestado mi presencia en este mundo, ni a aquellos que han atentado contra mi imagen con el único fin de sembrar una cadena de odio hacia mi persona.

     

    Foto: Derecho a vivir. Tenerife.

    Una vez llegué a preguntarme que haría si tuviera un mando que pudiera manejar los tiempos de mi vida y así poder cambiar todo aquello que no me gustara. En ese momento pensé en todo el camino que había recorrido y lejos de mentirles, pude darme cuenta de la infinidad de errores que en el transcurso de mi vida había cometido. Hay muchos que son reparables viviendo en directo y sin necesidad de vover atrás, otros muchos lamentablemente siempre estarán ahí. Quiero serles sincero y en estos momentos considero que tengo que hacer esto. Ninguno de los que estan ahora mismo leyendo estas lineas se puede hacer una ligera idea del amor tan puro que siento por mi mujer y mis hijos. Como cualquiera de ustedes daría mi vida por ellos y sé que para los que entienden que es amar a alguien comparten el mismo sentimiento. Siempre he intentado tomar la decisión más correcta para defender el honor de mi familia y lejos de lo que muchos puedan pensar tras el desconocimiento de la situación, creo que pocas veces he actuado mal. Mí vida no es ni ha sido facil señores, como supongo que tampoco ha sido la de ustedes, pero hay una diferencia y es que yo no he estado en las vuestras para juzgarlas y sentenciarlas como han podido hacer con la mía. La hopocresía en la que la humanidad se mueve siempre ha sido un tanto repelente para mí y he actuado en base a mis propios criterios, sin tener la necesidad de competir ni destrozar la imagen de una persona por el simple hecho de que ésta misma no sea de mi gusto o como se suele decir "me caiga mal". Lo he dado todo por todos y como todo el que da todo lo terminé perdiendo. Terminé perdiendo la confianza en la gente, termine perdiendo a quienes siempre me tuvieron ahí incondicionalmente y todo por la simple competitividad que la gente lleva a cabo para ser "más que"... o "mejor que"...  Nunca he sido una persona competitiva ni tampoco he entrado en este tipo de juegos. Siempre he podido apreciar a quienes querían pasar por encima de mí y he sido de los que han agachado la cabeza y ha seguido por otro camino. Mucho podran opinar y pensar que pudiera tratarse de una falta de autoestima, pero estarian caminando por lo equivocado. He conseguido metas que me he propuesto y con la única persona que he competido ha sido conmigo mismo. No quiero ser más que nadie, pero si he querido superarme día a día. Cuando me inicié en el deporte allá por el año 2006 probé que era competir en una carrera en la que participaban cerca de 10.000 corredores, Mi experiencia como atleta era muy deficiente y aun así pude quedar en tercer lugar, algo que según la categoria de la misma prueba, era muy dificil para un joven de unos 18 ó 19 años. En ese momento muchas de mis amistades también aficionadas al mundo del atletismo se fueron distanciando de mí y me di cuenta que lo que es importantes para muchos, para otros se queda en algo inignificante e inmaduro. Por ello me dediqué a superarme día a día y solo competia con los kilómetros que yo mismo me marcaba. Me he considerado siempre una buena persona, pero si he de reconocer que como todos ustedes también he dañado involuntariamente a personas que quiero o he querido. Pero si se dan cuenta y analizan más en profundidad al final a aquellos que has dañado de forma involuntaria suele devolverte un golpe que supera con creces los negros fines de la más mísera crueldad. Quiero que sepan que por mucho que sigan intentando enterrar mi dignidad y mi verdadera identidad, yo seguiré gritando y apostando por mis valores y virtudes sin abandonar jamás mis principios. No necesito agradar a nadie o posicionarme en la manada mas fuerte, porque si hay algo que me honra es mi amor por lo que verdaderamente soy sin tener en cuenta el que dirán o que haran de mí. Siento un amor muy limpio por mi mujer y por mis hijos que es lo que me importa realmente ahora mismo y no digo esto para que otros puedan sentir envidia ni nada por el estilo, que opinamos siempre dejándonos llevar por el odio y la ira, ambos maquillados con los polvos de la amistad tensa o la unión por conveniencia. Siento que muchos no compartan mi forma de hacer o deshacer las cosas, pero esto es lo que hay y es lo que puedo ofrecer. Sin más añadir, esta es mi verdad.

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook