Blog 
La otra cara de la Verdad.
RSS - Blog de Jonathan Guisado Garcia

El autor

Blog La otra cara de la Verdad. - Jonathan Guisado Garcia

Jonathan Guisado Garcia

Director-Gerente en FactoryMedia Producciones. Periodista Freelance.


Archivo

  • 26
    Agosto
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Puerto Hurraco hermanos Izquierdo

    La crueldad de los Izquierdo en la matanza de Puerto Hurraco.

     "Si no nos hubieran detenido, habriamos vuelto al pueblo a matarlos durante el entierro de los muertos".

    Jonathan Guisado García. 26.08.2015

    "Vamos a cazar tórtolas". Con esta frase se despedían los hermanos Izquierdo de sus hermanas hace 25 años. Emilio Izquierdo y su hermano Antonio salieron de casa cargados con dos escopetas y cartucheras repletas de munición, pero no eran tórtolas lo que iban a cazar aquel 26 de Agosto de 1990. La intención de ambos era acabar con la vida de todo aquel vecino de Puerto Hurraco que se le cruzara en su camino. Llenos de ira, recorrieron los dos kilómetros escasos que separan Monterrubio de la Serena, localidad natal de los Izquierdos, hasta llegar a Puerto Hurraco lugar donde habitaba la familia Cabanillas. Una vez llegaron al mencionado pueblo y sin pensarlo dos veces abrieron fuego, rompiendo el silencio que envolvia las calles y tiñendo sus adoquines con sangre de personas inocentes. En cuestión de minutos sembraron el terror arrancando la vida de todo aquel que encontraban a su paso, sin importarles lo más mínimo la identidad o la edad de los vecinos.

    La crueldad de los Izquierdo en la matanza de Puerto Hurraco.

    Sus primeras víctimas fueron dos menores de 13 y 14 años. Las dos jóvenes morían en el acto después de recibir varios disparos a bocajarro. Iniciada la matanza y sedientos de venganza, continuaron disparando hasta acabar con la vida de 9 personas y dejando 12 heridos de gravedad. Cansados y sabiendo que estaban siendo ya buscados por la Benemérita, los dos verdugos abandonaron las calles de Puerto Hurraco quedándose por las inmediaciones del pueblo para seguir más tarde con su cometida. A pocos minutos de salir los primeros rayos de sol, la Guardia Civil localizaba a los dos hermanos sentados bajo un árbol, pero estos no estaban dispuestos a rendirse. En ese momento, el agente Vicente Salguero sería el encargado de proceder a la detención de Emilio y de Antonio. "Matadme si quereis", dijo uno de los hermanos después de encañonar a los agentes allí presentes. Salguero efectuó dos disparos desplazados ligeramente a un lado de los asesinos con el fin de dar el alto reglamentario. Fue entonces cuando la libertad de quienes habían protagonizado una de las matanzas mas crueles de la historia habia terminado para siempre. "Si no nos hubieran detenido, habriamos vuelto al pueblo a matarlos durante el entierro de los muertos", manifestaba Antonio Izquierdo tras su detención. En el año 2010, este mismo terminaba con su vida ahorcándose en su celda de la carcel de Badajoz. Su hermano Emilio fallecia dos años antes tras sufrir un infarto en la misma prisión. Con la muerte de antonio se cerraba uno de los episodios más sangrientos y mas crueles de la memoria de España.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook