Blog 
La otra cara de la Verdad.
RSS - Blog de Jonathan Guisado Garcia

El autor

Blog La otra cara de la Verdad. - Jonathan Guisado Garcia

Jonathan Guisado Garcia

Director-Gerente en FactoryMedia Producciones. Periodista Freelance.


Archivo

  • 29
    Noviembre
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Canarias Las Palmas Yeremi Vargas

    Otra Navidad sin Yeremi.

    JONATHAN GUISADO

    "Una vez más naufragamos en la triste Navidad".

    Jonathan Guisado Garcia. 29.11.2015

    Nuestros días están congelados. No consigo encontrar la manera de romper las multiples capas de hielo que nos rodean y tampoco sé si algun dia podré conseguirlo. Para muchos la vida no es más que flotar sobre un barco de textura suave que navega sobre un mar limpio que se desliza con el más puro cuidado para no dañar la estructura del mismo. Para nosotros es todo lo contrario ya que nos aferramos a un trozo de madera que bruscamente es movida por un mar enfurecido el cual no termina de decidir nuestro rumbo.

    Otra Navidad sin Yeremi.

     

    El dolor, la impotencia y la rabia han sido los motores que mueven los hilos de dos marionetas que ya pierden color y movilidad tras el paso del tiempo. A pesar de todo nuestro amor sigue intacto. Juguetes rotos con los que todo el mundo sigue jugando. Unas veces somos heroes y otras muchas somos villanos, pero nunca permanecemos guardado. Que facil parece expresar sentimientos buscando palabras que juntas formen una sinfonia, pero que pocas pueden explicar la fluidez de sentimientos que se atrincheran en el corazón. Vendí mi alma al diablo y hoy no disfruto de una privacidad, mientras que mi mujer fue sorprendida por él y le robó algo más que una vida privada. Como dos títeres sentados en un escenario oscuro frente a un público silencioso que miran atónitos y esperan a que alguien aparezca para dirigir la función. Pero el telón nunca se cierra y es que a pesar de desearlo no podemos hacer nada para que todo termine y podamos volver a nuestras cajas. Otra Navidad sin tí, otra Navidad sin sentido, otra Navidad que duele y sí... otra Navidad en la que volveremos a sentir los golpes de la lógica y nos convertirnos en dos grandes actores que tienen como papel disfrutar de ella para que nuestros otros hijos sientan la belleza del soñar y del creer. Quiero seguir llorando por que yo también lloro y quiero dejar que ella llore por que ha de llorar. Hemos vivido tanto juntos que ya ni siquiera sé si tu eres Yó o tal vez Yo sea Tú, pero lo que si tengo claro es que te amo por encima de todo y que por más hilo que aten a nuestras manos siempre sacamos fuerzas para llegar a romper y dejar pasar una carícia. Agradecido estoy con aquella persona que pasó por detras de este frio escenario y pudo encender uno de los focos que hoy iluminan nuestros pequeños cuerpos. Alguien que confió en mí para trabajar y poder dar barniz a lo que ya estaba deteriorado. Un trabajo en el que beneficias a quienes saben ser agradecidos y es que a veces esos niños consiguen que el color de una lagrima cambie y sea más cristalina. Es cierto que seguiremos esperando a que comiencen a sonar las cadenas que desplazan la tela del telón, pero al menos podemos buscar aliento en esos pequeños focos que hacen que todo este peso sea mas sostenible.

    Yeremi, todos te esperamos con los brazos abiertos y deseamos que de una vez por toda las puertas de este cruel y frío teatro cierren para siempre y nos libere de tdos los hilos que amarran y dirigen nuestras vidas.

    Firmado: Dos títeres del destino.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook