Blog 
Las Estaciones y Los Días
RSS - Blog de Israel Olivera

El autor

Blog Las Estaciones y Los Días - Israel Olivera

Israel Olivera

Periodista. Del norte al sur.

Sobre este blog de Nacional

De lo cultural, de lo político y de lo social


Archivo

  • 10
    Febrero
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    El “posado-robado” del PP

    Tantos micrófonos abiertos en tantas cumbres internacionales para subrayar la agresividad y la impopularidad de la próxima reforma laboral dejan de ser coincidencia y se transforman en método de comunicación.

    El PP maneja los tempos informativos con maestría, más allá de la sutilidad o no de las argucias empleadas.

    A tenor de lo filtrado por Luis de Guindos en Bruselas y por Rajoy en el Consejo Europeo, la próxima reforma laboral va a ser drástica, brutal, una incisión a la yugular del estado del bienestar, un paso atrás en los derechos laborales, agresiva y dolorosa. Los populares ya se han encargado de poner la venda antes de tener la herida. La sociedad, temblando de pavor, ante lo que parece le va a venir encima acatará las medidas que el nuevo gobierno disponga con una media sonrisa y un “No es para tanto”. El problema radica en que sí puede ser para tanto. Las filtraciones ayudan a crear un estado de temor generalizado en el que cualquier medida, por drástica o medularmente negativa  que sea,  va a parecer menor que la amenaza que se cernía sobre la ciudadanía.

    A estas declaraciones que el periodismo político llama filtraciones, la prensa del corazón las llama “posado robado”.

    Si se instala en la corriente poder político – medios – ciudadanía este tipo de informaciones como un ser habitual dentro del cuerpo de las noticias estaremos de manera permanente sometidos al zarandeo del rumor, de las medias verdades, de las falacias consentidas sobre asuntos que afectan al sistema troncal de la sociedad, como es el caso con la reforma laboral.

    La sociedad debe permanecer alerta y vigilante.

    Aún con todo, el PP nada ha inventado en este sentido. Decía Víctor Hugo en Nuestra Señora de París: “Se presentarán ante nuestra vista cosas tan viejas que nos parecerán nuevas”.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook