Blog 
Las Estaciones y Los Días
RSS - Blog de Israel Olivera

El autor

Blog Las Estaciones y Los Días - Israel Olivera

Israel Olivera

Periodista. Del norte al sur.

Sobre este blog de Nacional

De lo cultural, de lo político y de lo social


Archivo

  • 07
    Noviembre
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    ¡¡Viva el vino!!

    Con esta expresión eufórica y nada comedida se despachaba en 2007 Mariano Rajoy en la presentación de María Dolores de Cospedal como candidata a la Presidencia de Castilla La Mancha. Remató su discurso con un esplendoroso ¡Viva el vino! Y lo que se pretendía defensa de tan noble caldo se transformó en mofa recurrente para humoristas varios.

    Sus acólitos recogieron el testigo de forma muy seria y en la campaña electoral de 2008 ya mostraron una serie de botellas con la egregia  efigie del candidato popular.

    Para no desmerecer, quién sabe si para continuar con la tradición, o para aventar un tanto el aire en esta campaña con tan pocas sorpresas, los populares lo han vuelto a hacer. Fue el fin de semana pasado. Allí estaban en fila india, sumisas y elocuentes. Varias botellas con el rostro del líder popular y las leyendas de “Elecciones generales 2011”, “Presidente” y las consabidas gaviotas y símbolos del Partido Popular.  Don Mariano recogió el envite del vendedor de merchandising, asió la botella, la giró buscando origen y procedencia y sonrió. Nube de flashes.

    Si al PP le lucen las botellas de Rioja, el PSOE gusta de los abalorios.

    La exministra Carmen Alborch, recordada en sus avíos personales como rompedora y transgresora, siempre tuvo predilección por los pendientes vistosos y llamativos. Ayer, en Valencia, mientras los socialistas desempolvaban de nuevo a la vieja guardia amojamada, Carmen Alborch lucía pendientón con mensaje. Si el lema “Pelea por lo que quieres” no está suficientemente promocionado, la dirigente socialista lo trasladó hasta su propia persona. Dos discos rojos con el consabido lema pendían de sus orejas que ella no ocultaba, es más, lucía y se dejaba retratar orgullosa de su compromiso con la campaña.

    Además de los eslóganes oficiales, de la mercadotecnia, de los mensajes en redes sociales, de las pancartas y panfletos, de los vídeos promocionales y de los discursos medidos siempre hay otra campaña, la de la anécdota. Que el respetable espera, solo sea anécdota.

    Por cierto, esta noche, los candidatos a regir el destino de la política nacional los próximos cuatro años disfrutarán de unos agradables 21ºC en el plató preparado por la Academia de Televisión para el debate de esta noche. Anécdota.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook