Blog 
Loveando
RSS - Blog de Ana  Sharife

El autor

Blog Loveando - Ana  Sharife

Ana Sharife

Periodista especializada en Cultura, escribe para Prensa Ibérica y conduce un programa sobre sentimientos en Radio Marca. ...

Sobre este blog de Sociedad

El universo sentimental


Archivo

  • 21
    Mayo
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    ¿Tienes el punto fiesta?

    ¿Por qué hay personas que siendo bellas nos dejan indiferentes, y sin embargos otras sin serlo nos resultan absolutamente irresistible? ¿Por qué surge el romance o la pasión en unas ocasiones, y en otras no se produce por atractiva que sea la persona? ¿Por qué la presencia de una 'star' nos puede dejar fríos y la de una mujer común sacudirnos por dentro y remover instintos o sentimientos que creíamos dormidos? La clave está en el punto fiesta.

    El punto fiesta no se encuentra en un prototipo físico estandarizado. Es un concepto relativo y subjetivo, y en lo que cada persona encuentra seductor influyen desde la actitud a las emociones de cada uno. El punto fiesta puede cautivarnos en el momento menos inesperado. Una manera de contonear las caderas, de ladear la cabeza, de gestualizar, de hablar o  sonreír puede hacer que esa persona que no es bella, nos resulte la más hermosa de la existencia. 

    Estudios transculturales recientes demuestran que existen unos patrones de belleza universales. Personas de diferentes clases sociales, edades, culturas y razas comparten un mismo sentido estético y coinciden a la hora de discriminar qué es bello y qué no. No sucede lo mismo con el punto fiesta. El punto fiesta no es medible. Ni tan siquiera explicable. Y aunque resulta muy difícil llegar a conclusiones concluyentes, observo que existe un factor que parece interferir en el secreto y misterioso universo del punto fiesta: una actitud saludable. Esa que da brillo a la mirada, abre la sonrisa, y hace bombear la sangre y fluir la energía por todo el organismo conectándolo desde el otro hasta ti.

    Si nuestros circuitos neuronales son el resultado de un proceso evolutivo. Es decir, que han sido diseñados por la selección natural para resolver los problemas a los que nuestros ancestros se han enfrentado a lo largo de la Humanidad -entre ellos, buscar pareja-, en el mecanismo de  la atracción  la intuición juega un papel fundamental, o lo que algunos denominan la 'memoria experiencial'. Vamos acumulando conocimientos que dan lugar a asociaciones inconscientes, que si bien resolvieron problemas adaptativos en ambientes ancestrales en los que los humanos evolucionaron, nos ayudan en el presente a detectar si la persona con la que interaccionamos tiene una actitud sana en la vida: el punto fiesta. Ese punto que nos ayudará a vencer las vicisitudes que nos encontraremos a lo largo de la existencia con un ejército de dos.

    A finales del XIX Alonso Quesada escribió 'Los novios de noche', un texto triste y hermoso que refleja lo que yo identifico como punto fiesta. El periodista paseaba de noche junto a unos amigos cuando se tropezó con una boda pobre y silenciosa. 'La muchacha va con una seguridad de su vida, tan digna, tan recia y tan amorosa, que nos hemos sentido atraídos por ella', escribió. 'El mozo que la acompaña es un hombre vulgar que va a su lado sin emoción alguna'. '¿Ella será feliz?', se pregunta el escritor al final del relato. 'Los hijos, los hijos sí...'.

     

     
    Si quieres saber de mi: www.anasharife.com/
     
     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook