Blog 
MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA
RSS - Blog de Marc Llorente

El autor

Blog MICROMONÓLOGOS DE CADA DÍA  - Marc Llorente

Marc Llorente

Probablemente me conocerán a través de la crítica de espectáculos de INFORMACIÓN. Pero uno también le da al periodismo de opinión y a otros géneros.

Sobre este blog de Cultura

La actualidad social y política, la cultura y la creatividad literaria componen un "ménage à trois" perfecto. El realismo, el surrealismo, el absurdo lógico, la acidez o la ternura pueden darse la mano con unas rápidas pinceladas que expondremos para ustedes.


Archivo

  • 17
    Febrero
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Apoteósico recibimiento

    No tengo presente ni porvenir y me subo a una patera a cambio de un dinero. Navegamos con destino hacia la costa… El agua y la comida son escasas. El mar agita la nave y lo pasamos estupendamente. Una ola nos hace volcar y nadamos tan felices. Un chapuzón siempre viene bien. Algunos se ahogan en el intento de no hundirse y otros nos acercamos a la orilla.

    Ya me estoy imaginando en un mundo nuevo, cargado de oportunidades y con perspectivas. Un buen trabajo, una vivienda, atención sanitaria, protección social, tiempo dedicado al ocio… Como tiene que ser. Y a vivir tranquilamente.

    ¡Un momento! Unos guardias lanzan cartuchos de fogueo para darnos la bienvenida como inmigrantes indocumentados. ¡Menuda fiesta! Nos reciben también con divertidos botes de humo. Usan pelotas de goma y lo pasamos formidablemente jugando. Remato la pelota con la cabeza y meto gol en la portería de uno de los compañeros ahogados.

    La valla fronteriza es otra de las atracciones turísticas de este lugar. Una valla alta y con afiladas cuchillas… Los guardias siguen jugando con los supervivientes y nos detienen con amabilidad. Oigo que hace falta una política migratoria común que luche contra las mafias.

    Pero el juego no termina. Los cadáveres, mientras tanto, flotan victoriosos por haber huido de un nulo presente en busca de algún porvenir. Un alegre viaje y un recibimiento apoteósico que sólo me empuja a dar las gracias a todos…           

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook